Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Alergia al polen

El polen es una sustancia granulada en polvo que se encuentra en las flores, pastos y malezas que conduce a la fertilización de las plantas. El polen puede propagarse por insectos o dispersarse a través del viento. Algunas personas desarrollan síntomas alérgicos al polen, también conocido como fiebre del heno y asma.

Síntomas de alergias al polen

El sistema inmunitario es diferente en cada individuo y las alergias al polen pueden causar síntomas diferentes. Por eso a veces resulta difícil diagnosticar una alergia. Si crees que puedes tener una alergia, lleva un diario de tus síntomas eso ayudará a tu médico a descubrir la causa.

En el diario debes describir los síntomas y cuándo y dónde ocurren:

  • Dentro de casa, afuera o ambos.
  • Duración.
  • De noche, durante el día o cuando te levantas.
  • En una época particular del año.
  • En precencia de animales.
  • Después de haber sido picado o mordido por un insecto.
  • Después de haber tomado una comida o bebida concreta.
  • Después de haber tomado un medicamento ya sea químico o natural en particular.

Asma por alergias al polen

El polen puede causar asma directamente en algunas personas. Esto puede no estar relacionado con los síntomas de la fiebre del heno. Los síntomas del asma incluyen:

  • Opresión o dolor en el pecho.
  • Falta de aliento.
  • Respiración dificultosa.
  • Sibilancias - silbidos al respirar.
  • Tos.

Síntomas de la fiebre del heno por alergias al polen

La fiebre del heno también se conoce como rinitis alérgica estacional, porque los síntomas aparecen solo cuando es la temporada de polen.

Las alergias al polen comúnmente causan síntomas de fiebre del heno, que incluyen:

  • Estornudos.
  • Picor y secreción nasal.
  • Ojos rojos, con picor y llorosos.
  • Picazón en el cielo de la boca o garganta.
  • Tos.
  • Congestión de la nariz.
  • Cansancio extremo.

Las personas con fiebre del heno son más propensas a desarrollar infecciones sinusales y pueden tener un sueño interrumpido que provoca cansancio extremo. Los síntomas graves de la fiebre del heno pueden afectar el aprendizaje en los niños y la productividad en los adultos. La fiebre del heno también puede dificultar el control del asma en aquellos que tienen más probabilidades de contraerlo.

Causas de alergias al polen

Para todas las alergias, el sistema inmunitario reacciona a moléculas desencadenantes específicas de alergia (alérgenos). El sistema inmunitario produce anticuerpos que detectan el alérgeno y causan reacciones inflamatorias y la liberación de una sustancia química llamada histamina. La histamina es la causante de los síntomas.

Las alergias al polen son estacionales

La temporada de alergias al polen puede durar varios meses y ocurre cuando las plantas están floreciendo. Esto variará según la ubicación y el tipo de planta.

Hierbas medicinales y alergias

Una familia de plantas con flores, llamada Asteraceae, incluye muchas especies comunes, y algunas se usan en hierbas medicinales. El polen de las plantas de esta familia es una causa común de fiebre del heno, asma y dermatitis.

Algunas de estas plantas son: crisantemos, dalias, girasoles, margaritas, achicoria, alcachofa, artemisa, equinácea, diente de león, manzanilla, cardo mariano, etc.

La equinácea puede causar reacciones alérgicas graves (anafilaxia), ataques de asma, urticaria severa e hinchazón en algunas personas, y esto puede ocurrir cuando se toma la primera dosis de equinácea.

El polen de plantas de la familia Asteraceae también puede causar una reacción alérgica en la piel al contacto. El polen se puede encontrar en hierbas medicinales, champús, cosméticos y aceites de masaje.

La sensibilización al polen de plantas de la familia Asteraceae también se ha relacionado con reacciones alérgicas a otras sustancias que son similares. Esto se conoce como reactividad cruzada y ha causado reacciones alérgicas.

Diagnóstico de alergias al polen

Si tienes síntomas alérgicos que suelen aparecer en ciertas épocas del año, debes visitar a su médico de cabecera, para que estudie tu caso y pueda hacerte un diagnóstico y si es necesario derivarte a un médico alergólogo o inmunólogo clínico.

Los alergólogos pueden evaluar las alergias utilizando varios métodos, según el tipo de alergia potencial. Para detectar una alergia al polen, el alergólogo puede usar una prueba de punción cutánea o un análisis de sangre para detectar alergias.

Tratamiento para alergias al polen

Una forma directa de controlar las alergias al polen es reducir su exposición éste. Los recuentos de polen se publican en los medios y pueden ayudar a evitar la exposición.

Si no puedes evitar el polen, el médico puede recetarte medicamentos para reducir los síntomas de la fiebre del heno, que incluyen: antihistamínicos, descongestionantes, aerosoles nasales.

Tratamiento para el asma por alergias al polen

Si tienes asma causada por el polen, el médico te recetará el medicamento correcto y te ayudará a desarrollar un plan para controlar el asma.

Inmunoterapia para alergias al polen

En algunos casos, el alergólogo puede sugerir un tratamiento de inmunoterapia conocido como desensibilización, que implica una serie de inyecciones de dosis muy pequeñas del alérgeno durante un tiempo prolongado. Esto puede ayudar a mejorar la tolerancia de los pólenes que desencadenan la alergia y reducir los síntomas.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.