Graduación, fin de curso, despedidas

Recopilación de recursos educativos y materiales para preparar el fin de curso y la graduación.

Es casi el final del año escolar. Sólo te quedan unas semanas de colegio. Es entonces cuando comenzarán realmente todas las actividades emocionantes para los niños, lo que aligerará sus últimas jornadas. Quizás te preguntes cómo hacer que estos momentos de aprendizaje sean más eficaces y agradables para todos. Aquí tienes algunas actividades estupendas que puedes utilizar.

1. Divertirse

El final del curso escolar es también un momento para divertirse y disfrutar de las últimas semanas que pasas con tus alumnos. Para ello, puedes utilizar juegos, concursos, canciones y diversas actividades. He aquí seis sugerencias:

  • Retrato del profesor

Cada estudiante escribirá un retrato de su personalidad y actitudes, gustos y disgustos, y cómo explica las lecciones.

  • Cuestionario para profesores

Prepara un test (una serie de preguntas sencillas) sobre lo que has hecho en clase. Divide a los alumnos en grupos de cuatro y hazles estas preguntas. Califica a los alumnos y premia al mejor grupo. Esta actividad puede ayudar a los alumnos a preparar los exámenes.

  • Cuestionario para estudiantes

En lugar de preparar el cuestionario, puedes pedir a los alumnos que lo hagan. En grupos, los alumnos se turnarán para responder a sus preguntas y recoger las respuestas. Si un grupo no ha respondido correctamente, el grupo que ha desarrollado la pregunta la responderá explicando y ampliando la respuesta. En este caso, otorgarás la nota a ese grupo (el que preguntó y respondió).

  • Mi mejor amigo de este año

Este mejor amigo puede ser un libro, un dispositivo, un sitio web, una estrategia de aprendizaje, una rutina diaria o una idea que haya ayudado al estudiante a aprender y a sentirse mejor consigo mismo.

En esta actividad, cada alumno escribe el nombre de su mejor amigo y mete el papelito en una caja. Los alumnos tendrán que adivinar quiénes son los mejores amigos de cada uno de sus compañeros. Recompensa al alumno que adivine correctamente y también permite que cada alumno explique su elección. Al compartir sus éxitos, los estudiantes pueden aprender mucho unos de otros.

  • Mi futuro plan de verano

Pide a tus alumnos que piensen en su futuro plan de verano o en cómo les gustaría pasar sus vacaciones de verano en el futuro. Deben dar detalles como a qué país les gustaría ir y por qué, qué quieren hacer allí, etc.

Para proporcionarle esta información, se espera que cada alumno realice una investigación. Cuando presenten su futuro plan de verano, los alumnos pueden traer fotos u objetos relacionados con los destinos elegidos, hacerse preguntas y discutir sus elecciones.

  • Regalos para los alumnos

Esta actividad puede ayudar a tus alumnos a establecer buenas relaciones entre ellos. Los alumnos intercambian pequeños regalos (material escolar) y se animan mutuamente pegando notas de ánimo en sus regalos.

2. Memorias de la escritura

Puede ser muy interesante pedir a los alumnos que escriban sobre acontecimientos o momentos memorables que hayan vivido en clase. Esto provoca ciertos sentimientos (ya sean buenos o malos). También verás al "profesor" a través de los ojos de tus alumnos.

Para hacer esta actividad más interesante:

  1. Haz que cada alumno escriba sus recuerdos en forma de historia que va a contar. Cada alumno pondrá un título a su historia y la presentará a la clase (actuará) con música de fondo (el título de la historia y el tipo de música elegido dependerán de la experiencia del alumno).
  2. Los alumnos a los que les gusta escribir poemas pueden contar sus recuerdos en forma de poemas. Mientras que a los que les gusta dibujar pueden hacer dibujos para describir sus recuerdos y luego exponerlos en el aula. Los alumnos adivinarán lo que representa cada imagen. Después de escuchar a sus compañeros, el alumno que ha hecho el dibujo lo explicará.
  3. Otra opción sería que los alumnos escribieran cartas a sus amigos contándoles sus recuerdos y cómo han pasado el curso escolar.

3. El consejo más importante que hay que dar a los furturos alumnos.

  • Esta actividad puede hacer que los alumnos sean más responsables. Sentirán que la experiencia que han tenido este año es digna de aprendizaje para los futuros estudiantes y, por tanto, su apoyo será inestimable. Como parte de esta actividad, puedes:

Pide a los alumnos que se agrupen y redacten un folleto para presentar el contenido didáctico de la asignatura, así como los recursos y las pautas para asimilarlo y aprobarlo. Publica el mejor folleto y premia al grupo que lo haya elaborado.

Si estás enseñando a alumnos de primaria, pídeles que escriban un retrato de, por ejemplo, el "MEJOR ALUMNO DE MATEMÁTICAS DEL 3º GRADO". Un buen retrato describirá lo que debe hacer un estudiante de cuarto grado para tener éxito en matemáticas.

  • Pide consejo a tus alumnos para los siguientes.

Escribe esta pregunta en la pizarra: ¿Cuál es el consejo más importante que darías a los futuros estudiantes? Cada alumno escribirá en una tarjeta el consejo que considere más relevante. Después de leerlas, pídeles que las peguen en el póster de la pared de tu clase para que las vean los futuros alumnos.

4. Evaluar las lecciones de este año

A lo largo del curso escolar, fomentar la reflexión de los alumnos sobre su proceso de aprendizaje debería ser el objetivo principal y una práctica habitual de todo profesor. Sin embargo, cuando se busca la reflexión de los alumnos al final del año, el objetivo es obtener una visión general de cómo han progresado sus alumnos en su aprendizaje y recoger comentarios sobre lo que ha funcionado y lo que no ha funcionado con ellos (actividades, materiales, etc.).

Por lo tanto, este tipo de reflexión de fin de año escolar te ayudará a replantearte tus decisiones anteriores durante las vacaciones y a dar un paso adelante para evaluar y mejorar lo que ya ha hecho. Para ayudar a los alumnos a realizar este proceso de reflexión, debes proporcionarles hojas de trabajo.

Si enseñas a alumnos de primaria, es difícil pedir a los alumnos que reflexionen sobre su aprendizaje.

Tu ayuda es necesaria para guiarles en el proceso. Para ello, haz que los alumnos completen estas hojas de reflexión en clase y ayúdales.

¿Cómo lo utilizo? Para empezar, escribe todos los títulos de tus lecciones en orden cronológico. Si es posible, utiliza imágenes o símbolos para referirte al contenido de cada lección. Esto ayudará a tus alumnos a recordar el contenido. A continuación, pide a los alumnos que indiquen qué lecciones les han gustado y cuáles les han gustado menos, justificando sus respuestas.

Para averiguar por qué los alumnos han disfrutado de una determinada lección, pregúntales si se sintieron identificados o aburridos, por ejemplo (esto puede referirse a las actividades de enseñanza, materiales, actitudes, compañeros, etc.).

🔅 Banco de Recursos para fin de curso, graduación

Comparte este artículo!