¿Por qué se celebra el Día Internacional de la Felicidad?

La felicidad a nivel personal puede mejorar cualquier día y añadir un gran valor a tu vida. ¿Pero qué pasaría si la felicidad se apreciara a escala internacional? ¿Cómo cambiaría eso el funcionamiento de la economía o de las sociedades?

El Día Internacional de la Felicidad pretende celebrar la felicidad en todo el mundo, inspirando a la gente a difundir la positividad, ya sea grande o pequeña, con los demás y animando a cada nación a dar prioridad a la felicidad de sus ciudadanos.

Al ser una de las principales búsquedas de la vida humana, si no la más importante, no es de extrañar que se haya filosofado y debatido sin cesar sobre el tema de la felicidad durante miles de años.

El filósofo griego Aristóteles, por ejemplo, sostenía que la felicidad es lo único que el ser humano busca en sí mismo: todos los demás deseos contribuyen en última instancia a nuestra felicidad, mientras que la felicidad en sí misma es el objetivo final. Y en los siglos XVIII y XIX, utilitaristas como Jeremy Bentham y John Stuart Mill desarrollaron una teoría ética que consideraba los actos virtuosos como aquellos que maximizan la felicidad y disminuyen el sufrimiento.

La felicidad puede aportar un enfoque más justo y equilibrado del crecimiento económico, en particular, de manera que se ponga en primer plano el desarrollo sostenible, se aborde la pobreza y se aumente el bienestar personal y social. Un gran ejemplo de ello es el país de Asia Oriental, Bután, que adoptó la idea de la Felicidad Nacional Bruta por encima del Producto Nacional Bruto en la década de 1990, dando prioridad a la felicidad de sus ciudadanos en todas las decisiones relacionadas con el crecimiento económico.

Historia del Día Internacional de la Felicidad

El Día Internacional de la Felicidad tiene una historia verdaderamente global en cuanto a su creación. En 2011, la idea fue presentada a las Naciones Unidas por el asesor Jayme Illien. Illien también fundó el proyecto del Nuevo Paradigma Económico de las Naciones Unidas y el "happytalismo", cuyo objetivo es cambiar la forma en que las naciones abordan el crecimiento económico centrándose en el "happytalismo" por encima del capitalismo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas estuvo de acuerdo con la propuesta y fundó oficialmente el Día Internacional de la Felicidad en julio de 2012, celebrándose por primera vez en 2013. La celebración reconoce lo importante y deseable que es la felicidad para las personas de todo el mundo y lo esencial que es que la felicidad se incorpore a las políticas públicas.

El Día Internacional de la Felicidad lo celebran y organizan varias organizaciones, como Action for Happiness, Happinessday.org y las Naciones Unidas. A través de estos sitios web y de las redes sociales, la gente puede compartir historias inspiradoras sobre lo que les hace felices, cómo su felicidad contribuye a los que les rodean y cómo puede allanar el camino hacia un futuro mejor.

¿Qué entendemos por felicidad?

La felicidad puede ser un concepto difícil de definir, pero a grandes rasgos abarca dos áreas clave: cómo nos sentimos en el momento presente y cuán satisfechos estamos con nuestra vida en general. Por lo tanto, la felicidad puede ir desde un repentino torrente de emociones intensas, como la alegría o la euforia, hasta una sensación de satisfacción mucho más tranquila y constante.

Existe un debate sobre la importancia relativa de estos dos aspectos para alcanzar la verdadera felicidad, y muchos sostienen que la calidad de vida a largo plazo es más esencial que los subidones emocionales a corto plazo. De hecho, los antiguos griegos creían en el concepto de eudaimonía ("felicidad" o "florecimiento"); en virtud de la eudaimonía, la felicidad se asociaba con la virtud y la excelencia, una actividad o proceso continuo mediante el cual los individuos cumplían su papel en la sociedad lo mejor posible.

Otras culturas también han considerado la felicidad como un logro colectivo, algo por lo que la comunidad debería trabajar conjuntamente. Más recientemente, y sobre todo en Occidente, la atención se ha centrado en nuestra psicología individual y nuestro bienestar como fuente de satisfacción.

Cómo celebrar el Día Internacional de la Felicidad

Celebra el Día Internacional de la Felicidad compartiendo lo que te hace feliz. Dedicar tiempo a notar y apreciar todo lo que tenemos que agradecer, incluso las pequeñas cosas, puede levantar nuestro estado de ánimo y ayudarnos a sentirnos más satisfechos con la vida. Y piensa en convertirlo en un hábito regular, por ejemplo, iniciando un diario de gratitud.

Las relaciones de calidad son fundamentales para nuestra felicidad, así que pasa tiempo con tus seres queridos e intenta reconstruir cualquier relación que esté pasando por una mala racha. Otro consejo sencillo para mejorar la calidad de vida es dormir más, así que ¿por qué no te das el gusto de acostarte temprano y despertarte rejuvenecido?

Hay Organizaciones que ofrecen un montón de recursos estupendos que pueden ponerte en camino hacia una mayor felicidad. Entre ellos se encuentran calendarios de acción mensuales y una aplicación, que te dan consejos diarios sobre cómo incorporar más positividad y atención a tu vida. También hay toda una serie de artículos y libros de autoayuda que detallan varias claves de la felicidad.

Aunque estas son formas estupendas de aumentar tu bienestar personal, la felicidad también proviene de nuestras contribuciones a los grupos y sociedades en los que vivimos, así que ¿por qué no compartes estas herramientas y recursos con tus amigos, familia, colegas y comunidad?

Prueba un programa paso a paso, reuniéndote regularmente con personas de ideas afines para apoyarse mutuamente a la hora de tomar medidas y lograr un estilo de vida más feliz. Y también podrías hacer un donativo o ser voluntario en una organización benéfica de tu elección que promueva las buenas acciones.

Otra forma de llegar a los demás es a través de las redes sociales. Es una herramienta especialmente poderosa para este día, ya que nos permite compartir y difundir nuestras actividades y la felicidad que aportan por todo el mundo en cuestión de segundos.

Consulta también el Informe Mundial sobre la Felicidad, que se publica cada año en el Día Internacional de la Felicidad, y que clasifica las ciudades y los países de todo el mundo según sus niveles de felicidad.

Sea cual sea la forma en que celebre el Día Internacional de la Felicidad, seguro que te arrancará una sonrisa. #DiaInternacionaldelaFelicidad.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!