12 de junio - Día Mundial contra el Trabajo Infantil

¿Porqué se celebra el 12 de junio el Día Mundial contra el Trabajo Infantil?  🛠️🚫👦🏻 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es la creadora del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, una iniciativa lanzada en 2002 para poner de manifiesto los numerosos abusos que sufren los niños en el trabajo. El objetivo del día, que se celebra el 12 de junio de cada año, es ayudar a construir y mantener el movimiento mundial contra el trabajo infantil. Según Save the Children International (CCI), hay 152 millones de niños trabajando en todo el mundo, la mitad de los cuales realizan trabajos peligrosos. En muchos casos, estos niños se ven obligados a trabajar porque su supervivencia y la de sus familias depende de ello. Aunque el trabajo infantil ha disminuido desde principios de la década de 2000, sigue estando muy presente en el mundo y es perjudicial para el desarrollo mental, físico y emocional de los niños que trabajan.

¿Qué es el trabajo infantil?

No todas las tareas que realizan los niños son necesariamente trabajo. Por ejemplo, ayudar a los padres en casa, en el negocio familiar o en la granja familiar bajo ciertas condiciones, ganar un poco de dinero de bolsillo fuera del horario escolar o durante las vacaciones escolares no se considera "trabajo infantil". Sin embargo, el concepto se extiende a todas las actividades que privan a los niños de su infancia, su potencial y su dignidad, y que van en detrimento de su escolarización, su salud y su desarrollo físico y mental.

A continuación se exponen algunos ejemplos de situaciones y tareas de alto riesgo que nunca deberían ser realizadas por niños y que, sin embargo, se les asignan habitualmente:

  • La preparación, manipulación y aplicación de plaguicidas tóxicos.
  • Utilizar herramientas peligrosas y afiladas.
  • Operar vehículos agrícolas potentes y maquinaria pesada.
  • Horarios de trabajo extensos, etc.

El grueso del trabajo infantil: la agricultura

A nivel mundial, la mayoría de los niños trabajan en el sector agrícola. Este sector emplea a más del 70% de los niños trabajadores del mundo. Estos niños ayudan a producir los alimentos y bebidas que todos consumimos: cereales, cacao, café, fruta, azúcar, aceite de palma, arroz, té, hortalizas, ganadería, etc.

Un soplo de esperanza

La OIT quiere eliminar todas las formas de trabajo infantil, centrándose en el trabajo peligroso para los niños. Las estrategias para conseguirlo se centran en la reducción de la pobreza, ya que los padres que tienen una opción real prefieren que sus hijos no trabajen para mantenerse y vivir su infancia al máximo. Por ello, la OIT promueve oportunidades de trabajo decente para los padres e intenta mejorar las instalaciones escolares para promover el acceso a la educación. Además, la OIT lucha para que se respeten las leyes ya vigentes para proteger a los niños del trabajo y la explotación, pero a veces se ignoran o no se aplican.

La Convención sobre los Derechos del Niño

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (1989) es un tratado internacional que compromete a los países a proteger los derechos de todos los niños. Establece, entre otras cosas, que todo niño tiene derecho a la educación, al juego y a la protección efectiva contra la explotación y el trabajo.

Educación para los niños - Contra el trabajo infantil ðŸ“šðŸ§‘🏽‍🎓🚫

La educación es un derecho fundamental de todos los niños y niñas, y juega un papel crucial en la lucha contra el trabajo infantil. El trabajo infantil priva a los niños de su infancia, su tiempo libre, su oportunidad de jugar, aprender y desarrollarse plenamente. Además, puede ser peligroso y perjudicial para su salud y bienestar.

La educación es una herramienta poderosa para romper el ciclo del trabajo infantil. Al proporcionar a los niños una educación de calidad, se les brinda la oportunidad de adquirir habilidades y conocimientos necesarios para un futuro mejor. La educación les ayuda a desarrollar su potencial, ampliar sus horizontes y tener mayores oportunidades de empleo digno en el futuro.

Para combatir eficazmente el trabajo infantil, es necesario abordar tanto las causas directas como las subyacentes. Entre las causas directas se encuentran la pobreza, la falta de acceso a servicios básicos, la discriminación y la falta de conciencia sobre los derechos de los niños. Las causas subyacentes pueden incluir la falta de oportunidades de empleo para adultos, la falta de protección social y la falta de políticas y leyes efectivas.

Es importante implementar medidas integrales que promuevan la educación y protejan a los niños contra el trabajo infantil. Estas medidas pueden incluir:

  1. Acceso universal a la educación: Garantizar que todos los niños tengan acceso a una educación gratuita y de calidad, incluyendo aquellos en situaciones vulnerables, como los niños en trabajo infantil.
  2. Programas de retención escolar: Implementar programas que aborden las barreras para la asistencia y retención escolar, como la falta de transporte, el costo de los materiales escolares y las normas culturales que favorecen el trabajo en lugar de la educación.
  3. Sensibilización y capacitación: Promover la conciencia pública sobre los efectos negativos del trabajo infantil y la importancia de la educación. Capacitar a los padres, maestros y comunidades para identificar y prevenir el trabajo infantil.
  4. Protección legal y aplicación de leyes: Establecer y hacer cumplir leyes y regulaciones que prohíban el trabajo infantil y protejan los derechos de los niños. Garantizar que haya mecanismos efectivos para hacer cumplir estas leyes.
  5. Apoyo a las familias: Proporcionar programas y servicios de apoyo a las familias, como acceso a empleo digno, asistencia social y servicios de cuidado infantil, para abordar las causas subyacentes del trabajo infantil.
  6. Cooperación internacional: Promover la cooperación entre los países para abordar el trabajo infantil de manera conjunta. Compartir buenas prácticas, intercambiar información y colaborar en iniciativas a nivel regional y global.

Acciones sugeridas para el Día Mundial contra el Trabajo Infantil 

  1. En clase, comparar el horario de un día típico de un trabajador infantil en un país del sur con el horario de un día típico de un joven estudiante de tu país en forma de breves sketches. Compartir las ideas en grupo.
  2. Averiguar de dónde proceden las prendas y productos que compras, así como las condiciones en las que se han producido. Para ello, no dudes en llamar directamente a las empresas y preguntarles por sus prácticas de trabajo infantil en sus fábricas. Entonces, abstente de comprar productos que hayan sido producidos por el trabajo infantil en todo el mundo.
  3. Participa en acciones dirigidas por asociaciones y ONGs que trabajan contra el trabajo infantil.

#DíaMundialcontralelTrabajoInfantil 

🔅 Banco de Recursos: