Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

poesía alimentos, alimentación

Ya de mar o de río,

prefiero verlos de lejos,

pues me dan miedo las pinzas

de los cangrejos.

 

De río o de mar,

siempre se esconden,

huyendo a toda prisa,

si ven al hombre.

 

¡Quién lo dijera!:

quien no sigue del sabio el consejo

camina para atrás

como el cangrejo.

 

Me gusta contemplarlos,

pero en pintura:

así no me dan miedo

estas criaturas.

 

Y aunque resulte prosaico

también les tengo agrado

en la cazuela:

de mar o de ribera

¡pero guisados!

 

Segovia 19 de febrero de 2005

José García Velázquez