Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Lenguaje primaria - Comprensión de textos escritos

Lee atentamente este texto.

Lenguaje primaria - Comprensión de textos escritos

Una herradura en el camino

Una campesina y su hijo volvían de segar unos campos. Era un día de mucho calor. De pronto, la mujer vio en el suelo una herradura y le dijo al niño:

- Pedro, coge esa herradura y guárdala.
A Pedro no le apetecía agacharse y contestó:
- Madre, ese pedazo de hierro no vale nada. Dejémoslo.
Y siguió andando.
La madre se agachó sin decir ni media palabra, recogió la herradura y se la guardó en el bolsillo.

Al cabo de un rato, los os caminantes se cruzaron en el camino con un herrero. Se detuvieron a hablar con él y la campesina le contó que había encontrado una herradura. El hombre propuso comprarla, la pagó y se alejó.

Poco después, la campesina y su hijo se encontraron con una vendedora de frutas. La mujer llevaba un gran cesto de cerezas que pensaba vender en el pueblo más próximo. La campesina sacó el dinero que le habían dado por la herradura y le compró una bolsa de cerezas.

La madre y el hijo siguieron caminando. El calor apretaba y en el camino no había ni una fuente ni un manantial donde poder calmar la sed. La campesina iba delante, saboreando las cerezas y refrescándose con su jugo. Pedro iba detrás muy serio.

Cada vez tenía más sed, pero n o se atrevía a pedir cerezas. Sabía que su madre las había comprado con el dinero de la herradura que él no quiso recoger.

“¡Pobre de mí!”, pensaba. “Me quedaré sin cerezas”
Mientras comía, la madre iba dejando caer disimuladamente algunas cerezas, de una en una. Y Pedro, de una en una, las recogía.

Pasado un rato, la madre se volvió y dijo:
-¿Qué haces, Pedro?
Y Pedro, con la cabeza baja, respondió:
- Voy recogiendo las cerezas que se te van cayendo. ¡Tengo mucha sed!
-¿Lo ves? No has querido agacharte una vez a recoger la herradura y ahora tienes que agacharte muchas veces para recoger cerezas.
- Llevas razón. Perdóname.

Y los dos siguieron el camino tan contentos saboreando las cerezas mano a mano.

Contesta a estas preguntas, rodeando la respuesta correcta y sin mirar el texto.

1.-  ¿Qué trabajo realiza la campesina del cuento?

  1. qSegar los campos
  2. qCuidar las vacas
  3. qCoser unos pantalones

2.- ¿Qué encontraron en el camino de vuelta?

  1. qUna bolsa de ropa.
  2. qUna herradura de hierro.
  3. qUnos zapatos.

3.- ¿Sabes para qué sirve una herradura?

  1. qPara abrir puertas.
  2. qPara nada
  3. qPara proteger los cascos de los caballos.

4.- Por el camino encuentran a un herrero y le cambian la herradura por:

  1. qUn caballo.
  2. qUn sombrero.
  3. qDinero.

5.- Más tarde se encuentran con una vendedora de frutas. ¿Qué lleva la vendedora en su cesta?

  1. qMelones y sandías
  2. qPeras y manzanas
  3. qCerezas.

6.- ¿Con qué compró la campesina una bolsa de cerezas a la vendedora de frutas?

  1. qCon un puñado de trigo
  2. qCon dinero
  3. qCon la herradura

7.- Dice el cuento que en el camino hacía mucho calor. ¿Qué nos pasa cuando hace mucho calor?

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

8.-  ¿Con qué calma su sed la campesina?

  1. qCon las cerezas y su jugo
  2. qCon agua.
  3. qCon nada.

9.- Pedro no se atrevía a pedir cerezas a su madre pues antes no le había obedecido. 

Sin embargo, la madre dejaba caer de vez en cuando algunas cerezas. ¿Por qué las dejaba caer?

  1. qLas tiraba porque no le gustaban.
  2. qPara que las recogiera su hijo y pudiera calmar la sed.
  3. qSe le caían sin querer.

10.- Pedro no había querido agacharse una vez  a recoger la herradura pero para recoger las cerezas…

  1. qSe agachó varias veces.
  2. qNos e agachó ninguna vez.
  3. qNo se daba cuenta de que lasa cerezas caían al camino.

11.- Tras comprender su error al no obedecer y pedir perdón a su madre..

  1. qLos dos se despidieron.
  2. qSaborearon las cerezas juntos, mano a mano.
  3. qNo ocurre nada.

 Enviado por Marta, Maestra