Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La Cabrita y el Zorro - Cuentos para Niños

Recursos educativos - Cuentos infantiles

La cabrita y el zorro

Una granjera tenía una cabrita muy retozona y traviesa. Cuando un día a la semana la niña tenía que dejarla sola para ir hasta el mercado, no se cansaba de advertirla:

-No andes curioseando por ahí pues hay muchos peligros que desconoces. Es mejor que estés quietecita en el corral hasta que yo regrese.

Pero apenas su ama salió, la curiosa cabrita empezó a corretear por el patio olfateando todo cuanto había en él. Llegó hasta el brocal del pozo y se asomó.

En el fondo había un zorro que se había caído al acercarse a beber agua. Extrañada de verle allí, la cabrita preguntó:

-¿Qué haces en un lugar tan oscuro y hondo?

-Estoy tomando un baño, el agua está muy fresca. ¿Por qué no bajas a bañarte conmigo? -respondió el zorro.

Sin acordarse de los consejos de su ama, la atolondrada cabrita se subió al cubo que estaba junto al brocal y descendió en un santiamén. Probó el agua con sus patas y exclamó contenta:

-¡Qué bien has hecho en decírmelo! Arriba hace mucho calor y verdaderamente aquí se está muy bien.

No hacía mucho que la cabrita estaba allí cuando el zorro dijo de nuevo:

-Bien pensado, creo que ya es hora de salir de aquí, pero como no hay nadie que pueda tirar de la cuerda, yo treparé sobre tu cabeza para llegar arriba y entonces te ayudaré. La ingenua cabrita consintió y se alzó sobre dos patas para que el zorro llegara más alto.

En vez de ayudarla cuando estuvo a salvo, el zorro empezó a mofarse de la cabra.

-No puedo perder tiempo contigo. Si no fueses tan atolondrada jamás te hubieras metido en el lugar sin saber cómo ibas a salir de él. -dijo. Y escapó a toda pisa.

Menos mal que al poco llegó la niña, oyó los lastimeros balidos de la cabrita y corrió a sacarla del pozo. Pero la pobrecilla había pillado tan largo resfriado que tuvo que estar en cama varios días. -Espero que ahora aprenderás a ser más juiciosa y a seguir mis buenos consejos - Le dijo su ama.

Y, desde luego así fue.

No dejes de visitar nuestro apartado de Láminas de dibujo para Colorear

También encontrarás Fichas y ejercicios para infantil, primaria y secundaria