Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los expertos han descubierto que la poesía "es más útil que los libros de autoayuda” ya que afecta al hemisferio derecho del cerebro, donde se almacenan los recuerdos autobiográficos, y ayuda a reflexionar sobre ellos y entenderlos desde otra perspectiva.

"La poesía no es sólo una cuestión de estilo. La descripción profunda de experiencias añade elementos emocionales y biográficos al conocimiento cognitivo que ya poseemos de nuestros recuerdos"

28-poesias

libros de poesías de la colección “28 poesías en colores”

Esos estímulos se mantienen durante un tiempo, potenciando la atención del individuo, ya que la actividad se "dispara" cuando el lector encuentra palabras inusuales o frases con una estructura semántica compleja, pero no reacciona cuando ese mismo contenido se expresa con fórmulas de uso diario.

Cuando hablamos de poesía muchos podrían pensar que es simplemente una manera bonita de decir las cosas, pero la poesía es algo más. Quizás sean los niños los que primero perciben ese algo más. Perciben que la poesía es también ritmo, movimiento, estética, creatividad...

Los educadores (tanto los padres como los que nos dedicamos profesionalmente a ello) sabemos que no basta un desarrollo cognitivo de los niños en la escuela, sino que debemos fomentar también un desarrollo afectivo que propicie un desarrollo integral de sus capacidades y logre un aprendizaje significativo de todas ellas. Y es aquí donde gracias a la poseía encontramos ese elemento clave para la educación de los niños. En sí misma es un recurso integral, en cuanto que unifica diferentes conocimientos, tanto cognitivos como afectivos que la llevan a ser una pieza fundamental de la educación, el recurso ideal para estas edades.

Ya desde los primeros años utilizamos la poesía como medio de expresión para facilitar a los niños el proceso comunicativo. Lo más sorprendente es que se ha hecho desde siempre; seguramente, de forma inconsciente, por ejemplo, cuando se le canta una nana a un recién nacido. Ya desde entonces partimos del ritmo, algo innato en nosotros pero que debemos enseñar a apreciarlo. La poesía lo aprovecha para desarrollar las habilidades comunicativas a través de la expresión verbal de sus rimas.

Las primeras necesidades de los niños que se deben educar son sus habilidades comunicativas - sin comunicación no puede haber aprendizaje, ya que el hombre es un ser social por naturaleza - con diferentes medios de expresión de lenguaje verbal, corporal, con la musicalidad que la poesía introduce, con su sentido estético, que proporciona una percepción del entorno necesaria para saber interactuar con él y comunicarse.

La poesía es el recurso educativo por excelencia en infantil, donde se fomentan multitud de valores estéticos necesarios para un desarrollo correcto e integral de los niños. A medida que van creciendo hay que utilizar igualmente la poesía, porque también hay que potenciar la memoria auditiva, visual, rítmica...

Los niños son capaces de utilizar cualquier tipo de vocabulario, muchas veces su manera tan infantil de hablar es porque nosotros les condicionamos para que hablen así.

Y es aquí donde podemos ayudarnos de la poesía para que su vocabulario sea muchísimo más rico y para que empiecen a utilizarlo. Por eso no puede quedarse en un mero recitar de poemas o una simple memorización, hay que animarles y ayudarles a que ese vocabulario lo hagan suyo y lo utilicen de manera habitual, por ejemplo, dramatizándolas, creándolas ellos mismos a partir de un tema o de una situación cotidiana.

Se utiliza la poesía como fuente motivadora, como animación a la lectura, porque los niños nacen con esa capacidad poética, con esa estética manera de expresarse. Nacen con ello y eso hace que les resulte más fácil apreciarla y desarrollarla. La poesía es un torrente de rebeldía, de apertura de nuevas ideas, imaginación poderosa que logrará esa educación que pretendemos: el aprender a aprender de las nuevas competencias.

"Lo más importante para cualquier artista es aprender a mirar. La poesía nace de una mirada porque los versos, las metáforas, los adjetivos precisos, las palabras mágicas, los juegos y los cambios de sentido son una forma especial de ver el mundo."

(Luis García Montero, de su libro: "Lecciones de poesía para niños inquietos".)

Enviado por: Cristina Alda - Responsable de Comunicación - Ediciones IDAMPA