Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Al decorar la habitación se debe tomar en cuenta elegir muebles funcionales y fantásticos temas, éstos hacen de la habitación de tu pequeño un lugar mágico.

A la hora de jugar, de dormir o en cualquier momento, la habitación del niño debe ser un espacio estimulante y disfrutable, una total aventura. Las piezas que escojas para esa habitación deben ser flexibles, que puedan cambiar de uso y adaptarse a los requerimientos variables del niño a través de todo su crecimiento.

A continuación te damos algunas pautas para que la habitación de tus niños se vea organizada y bonita y, al mismo tiempo, le permita tener espacio para sus juegos.

Hay que tener cuidado con los agarraderos de gavetas y puertas que puedan hacerle daño. Es preferible comprar gaveteros con agarraderos que posean algún tipo de seguridad. Si tiene un baúl de juegos, fíjese que tenga algún tipo de seguro, si no posee alguno, pegue varios círculos gordos de plástico, que puede encontrar en las ferreterías, con el fin de evitar que caiga sobre la mano del niño.

Opte por colchones que sean firmes; será más fácil para el niño entrar y salir de la cama y le dará soporte mientras crezca.

Es aconsejable comprar muebles en tonos neutrales y de líneas clásicas, para que se puedan utilizar por mucho tiempo. El color de la habitación se utilizará en paredes y accesorios.

Los elementos que rodearán al niño primer lugar, deben ser muebles de la máxima funcionalidad, ideados exclusivamente para ellos, acordes con los gustos y necesidades de quien va a habitar el dormitorio.

Si aplica un papel tapiz, coloque una línea diferente a nivel de la vista de los niños, esto les crea interés y coloca el espacio a su escala. El techo no hay que olvidarlo, los niños pequeños pasan mucho tiempo contemplándolo. Píntelo de algún color estimulante y con algo que les llame la atención: estrellas, nubes, etc.

Una buena solución para las sillas, es forrarlas con una tela especial para exteriores. Este tipo de material se lava fácil y se mantiene por años.
No invierta mucho en piezas temáticas, como animales. Es mejor decorar pensando en un color como tema, y en accesorios pequeños, utilizar el tema. De esta manera el papel tapiz y las sábanas se podrán usar durante mucho tiempo.
Si tiene espacio, compre las piezas en tamaño adulto. Así nunca tendrás que descartarlas.

Utilice colores clásicos, no hay nada que canse más que colores de moda. Si es posible, no coloque televisión en el cuarto del niño, es demasiada tentación.