En Navidad, sobre todo en los lugares que están en pleno invierno, se agradace un buen caldo o consomé. Aquí te muestro una forma tradicional de prepararlos.

consome

Para obetener un buen caldo tienes que poner la carne en agua fría y hacerla hervir a fuego lento, quitando la espuma con la espumadera. Esto es indispensable, para evitar que el caldo resulte demasiado turbio. En cuanto el caldo empiece a hervir y hayas quitado toda la espuma, puedes añadir 1 rama de apio, 2  zanahorias, 1 cebolla, 1 trozo de col, 1 puerro y sal. La cocción debe prolongarse al menos tres horas, a fuego medio, manteniendo una ebullición lenta pero constante. Una vez terminada la cocción se cuela el caldo. Los trozos de carne más adecuados para un clásico caldo de carne son: higadillos, pecho, falda, jarrete, morcillo y la punta de la babilla.

Para  preparar el consomé (litro y medio) utiliza dos litros de caldo de carne. Coloca en una olla 1 zanahoria, 1 puerro y 1 cebolla (cortados en rodajitas), 200 gramos de carne picada de buey y una clara de huevo. Bate estos ingredientes con una batidora unos minutos y vierte poco a poco el caldo frío (para evitar que la clara se solidifique). Bate bien hasta que se haya unido todo el caldo. Lleva a ebullición y cuece a fuego bajo una hora y media. Cuela una vez haya terminado la cocción. No recomiendo el uso de queso rayado a la hora de servir el consomé ya que altera su sabor.

Ya sabes que vas hacer de comer en las próximas fiestas, aquí te damos ideas. Recetas para Navidad

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños