salsa de tomate, receta casera

¡Hola! En este artículo voy a hablar sobre una de las salsas más populares y versátiles de la cocina: La salsa de tomate. Además, compartiré contigo una receta sencilla para que puedas hacer tu propia salsa de tomate en casa.

Antes de empezar, es importante mencionar que la salsa de tomate es una salsa básica de la cocina italiana que se utiliza en numerosos platos como la pizza, la pasta y la lasaña. Su sabor intenso y ácido hace que sea una excelente opción para acompañar platos de carne, pollo, pescado e incluso verduras.

La salsa de tomate se prepara a partir de tomates frescos, pero también se pueden utilizar tomates en conserva o salsa de tomate en lata. La receta que compartiré contigo está hecha con tomates frescos, pero si quieres ahorrar tiempo, puedes utilizar tomates en conserva.

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar
  • Orégano seco
  • Albahaca fresca (opcional)

Instrucciones:

  1. Lava los tomates y córtalos en trozos pequeños.
  2. Pela y pica la cebolla y los dientes de ajo.
  3. Calienta una cucharada de aceite de oliva en una sartén grande y añade la cebolla y el ajo. Sofríe durante unos minutos hasta que estén dorados.
  4. Añade los tomates a la sartén y mezcla bien. Cocina a fuego medio durante unos 10 minutos, removiendo de vez en cuando.
  5. Añade una pizca de sal y una cucharadita de azúcar. El azúcar ayuda a equilibrar la acidez del tomate y le da un sabor más suave.
  6. Agrega una cucharadita de orégano seco y mezcla bien.
  7. Si quieres añadir albahaca fresca, pica unas hojas y añádelas a la salsa.
  8. Continúa cocinando la salsa durante otros 10-15 minutos, removiendo de vez en cuando.
  9. Cuando la salsa de tomate esté lista, puedes servirla tal cual o pasarla por la batidora para que quede más fina.

¡Y ya está! Ahora ya tienes tu propia salsa de tomate casera para disfrutar en tus platos favoritos.

Consejos y trucos:

  • Si los tomates están muy maduros, no es necesario añadir azúcar ya que los tomates estarán naturalmente dulces.
  • Si quieres que la salsa de tomate quede más espesa, puedes cocinarla durante más tiempo a fuego lento.
  • Puedes añadir otros ingredientes a la salsa de tomate como zanahoria, pimiento rojo o chile para darle más sabor.
  • Si no te gusta encontrar trozos de tomate en la salsa, puedes triturarla con una batidora de mano o de vaso o incluso pasarla por un colador chino.

Pizza casera con salsa de tomate: ðŸ•

Ingredientes:

  • Masa de pizza (puedes comprarla ya hecha o hacerla casera)
  • Salsa de tomate casera (ver receta arriba)
  • Queso mozzarella rallado
  • Ingredientes adicionales al gusto: pepperoni, champiñones, cebolla, pimiento, etc.

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 220°C.
  2. Extiende la masa de pizza sobre una bandeja de horno.
  3. Agrega una capa generosa de salsa de tomate sobre la masa, dejando un borde sin cubrir.
  4. Agrega el queso rallado sobre la salsa de tomate.
  5. Agrega los ingredientes adicionales al gusto.
  6. Hornea la pizza durante 10-15 minutos o hasta que la masa esté dorada y el queso derretido.
  7. Sirve caliente.

Pollo a la parmesana con salsa de tomate:

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 1 taza de pan rallado
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1 huevo batido
  • 1 taza de salsa de tomate casera (ver receta arriba)
  • 1 taza de queso mozzarella rallado

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 220°C.
  2. Mezcla el pan rallado con el queso parmesano rallado en un plato hondo.
  3. Pasa cada pechuga de pollo por el huevo batido y luego por la mezcla de pan rallado y queso parmesano.
  4. Coloca las pechugas de pollo en una bandeja de horno y hornea durante 15 minutos.
  5. Agrega una capa generosa de salsa de tomate sobre cada pechuga de pollo y cubre con queso mozzarella rallado.
  6. Hornea durante otros 10-15 minutos o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.
  7. Sirve caliente.

Ahora que ya sabes cómo hacer salsa de tomate casera, vamos a hablar un poco más sobre los beneficios y curiosidades de esta deliciosa salsa.

Beneficios de la salsa de tomate:

  • Los tomates son ricos en antioxidantes como el licopeno, que ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.
  • La salsa de tomate también contiene vitaminas A y C, que son esenciales para una buena salud.
  • Los tomates son bajos en calorías y ricos en fibra, lo que los convierte en una excelente opción para dietas saludables.

Curiosidades sobre la salsa de tomate:

  • La salsa de tomate fue creada por los antiguos romanos, quienes preparaban una salsa llamada "hecha de tomates, ajo y especias.
  • La salsa de tomate se popularizó en Italia en el siglo XVIII y se convirtió en un ingrediente básico de la cocina italiana.
  • En los Estados Unidos, la salsa de tomate es el segundo producto más consumido después del ketchup.
  • La marca italiana de salsa de tomate Mutti ha sido galardonada en numerosas ocasiones por la calidad de sus productos y ha sido elegida como la mejor salsa de tomate del mundo en varias ocasiones.

En conclusión, la salsa de tomate es una salsa básica y versátil que se puede utilizar en numerosos platos de la cocina italiana y más allá. Ahora que conoces la receta para hacer tu propia salsa de tomate casera, puedes disfrutar de su delicioso sabor y de sus beneficios para la salud. ¡Buen provecho!