alimentos digestion

El cuerpo humano debería ser capaz de digerir cualquier tipo de alimento que consumamos, sin embargo, el proceso natural de envejecimiento, dolencias crónicas y muchos otros factores limitan el funcionamiento de nuestro estómago y dolencias digestivas.

Cambios no saludables en la cocina, alimentos procesados, preparaciones de alimentos de forma antihigiénicas, contenido alto en grasa y productos fritos tienden a perjudicar nuestro estómago, junto con opciones de estilo de vida poco saludables que empeoran aún más las condiciones digestivas. Cuando se padece malestar estomacal, lo mejor es evitar carnes grasas y comidas picantes. La naturaleza nos proporciona una gran variedad de superalimentos que promueven la digestión fácil y rápida y alivian el malestar estomacal.

Aquí te hablamos de los mejores y peores alimentos para nuestra digestión:

1. Chili - Perjudica

Estas delicias picantes a menudo tienden a causar irritación severa en el esófago, junto con los síntomas dolorosos de la acidez estomacal. Las personas que sufren de síndrome de intestino irritable o que ya han sufrido de acidez estomacal crónica son particularmente sensibles al consumo de chiles y platos picantes.

2. Chocolate - Perjudica

Recientemente se reveló que el chocolate en realidad desencadena graves problemas entre los pacientes que sufren de estreñimiento crónico y el síndrome del intestino irritable. Sin embargo, es posible que el chocolate no sea el culpable por sí solo. Las personas que sufren de alergias a la leche tienden a sufrir problemas debido al contenido de leche utilizado para crear las distintas variedades de chocolate. Y el chocolate también contiene cafeína, que a menudo contribuye a los síntomas de diarrea, calambres e hinchazón.

3. Comida rica en grasas y fritos - Perjudica

Los alimentos con alto contenido de grasa y los platos fritos a menudo tienden a irritar el estómago y contribuyen a los síntomas de acidez estomacal y reflujo ácido. El cuerpo se siente saturado y le resulta difícil manejar la digestión de tanta comida, lo que agrava aún más la indigestión.

Por otra parte, los alimentos con alto contenido de grasa tienden a causar heces de color pálido, una dolencia médica conocida como esteatorrea, que básicamente es la presencia excesiva de grasa dentro de las heces. La mayoría de los pacientes que sufren del síndrome del intestino irritable deben mantenerse al margen de los alimentos y las recetas con alto contenido de grasa.

Los ingredientes como las cremas pesadas y la mantequilla a menudo tienden a agravar los problemas digestivos y alterar el estómago.

4. Lácteos - Perjudica

Los productos lácteos, como la leche, el queso y el yogur, son nuestras fuentes más ricas y fáciles de obtener calcio, un nutriente increíblemente esencial para promover huesos sanos. Sin embargo, si tiene intolerancia a la lactosa, los productos lácteos pueden promover síntomas de gases, hinchazón abdominal, diarrea y calambres.

La intolerancia a la lactosa es un problema muy prevalente y común y ocurre entre individuos que no pueden generar suficiente lactasa, una enzima esencial requerida para descomponer la lactosa, que es básicamente el azúcar que se encuentra en la leche.

Además, dolencias tales como la quimioterapia, la enfermedad celíaca y la enfermedad de Crohn pueden dañar gravemente los intestinos, lo que también contribuye a los factores de riesgo de intolerancia a la lactosa. Si eres intolerante a la lactosa, lo ideal es evitar los productos lácteos.

5. Alcohol - Perjudica

El alcohol promueve la relajación del cuerpo y la mente, sin embargo, dado que relaja demasiado el esfínter esofágico, termina desencadenando los síntomas de acidez estomacal y reflujo ácido. El consumo excesivo de alcohol se ha asociado directamente con la inflamación dentro del revestimiento del estómago, lo que impide la absorción de ciertos nutrientes y perjudica las actividades de algunas enzimas esenciales.

Beber en exceso puede provocar los síntomas de diarrea y calambres, pero si no padeces los síntomas de un trastorno gastrointestinal, el consumo de alcohol en cantidades moderadas puede no irritar el tracto digestivo o el estómago.

6. Bayas - Perjudica

Las bayas son increíblemente saludables para el cuerpo humano. Sin embargo, las bayas con semillas diminutas tienden a causar síntomas molestos entre los pacientes que sufren de diverticulitis, o bolsas que tienden a formarse dentro del intestino grueso y se produce infección o inflamación.

Si las semillas, como las semillas de calabaza o las semillas de girasol, irritan el intestino y el estómago, es mejor evitar su consumo.

7. Café, té y refrescos - Perjudica

El esfínter esofágico es responsable de asegurarse de que los ácidos del estómago permanezcan limitados al estómago, sin embargo, el consumo de bebidas carbonatadas, té y café hace que este órgano se relaje excesivamente, lo que da lugar a complicaciones en sus funciones. Además, estas bebidas también actúan como diuréticos naturales, que a menudo desencadenan los síntomas de cólicos y diarrea.

Las bebidas con cafeína son extremadamente peligrosas para los pacientes que sufren de la enfermedad de reflujo gastroesofágico.

8. Maíz - Perjudica

El maíz está repleto de fibra que mejora la digestión, junto con cantidades increíbles de celulosa, un tipo de fibra que el sistema digestivo humano no puede descomponer fácilmente ya que nuestro cuerpo carece de una enzima vital para descomponerlo.

Estudios han revelado que nuestros antepasados fueron capaces de descomponer la celulosa ya que tenían dientes más fuertes, más grandes y más afilados. Los expertos en salud creen que masticar más puede ayudar a promover una digestión fácil de esta fibra.

Sin embargo, si no masticas correctamente y pasa a través de tu sistema sin ser digerido adecuadamente, puede provocar dolores abdominales severos y gases.

9. Kimchi - Beneficia

Una exquisitez coreana extremadamente popular que se elabora con repollo fermentado, cebolla, rábano y una exquisita combinación de especias tradicionales. El repollo es el ingrediente estrella del kimchi, que también le proporciona innumerables nutrientes para estimular el crecimiento de bacterias saludables dentro del colon.

El repollo contiene un cierto tipo de fibra que no requiere digestión, por lo tanto, es capaz de favorecer evacuaciones naturales y regulares, y además ayuda a eliminar todas las toxinas y productos de desecho del cuerpo. El chucrut también es extremadamente beneficioso.

Kimchi es una delicia picante, pero si te gustan las especias, es probable que te guste su sabor sabroso. Sin embargo, si los alimentos picantes te causan síntomas severos de dolencias digestivas debes evitarlo.

10. Yogurt - Beneficia

El intestino contiene una cantidad incontable de bacterias que ayudan a digerir los alimentos, y el yogur contiene varios tipos de estas bacterias saludables requeridas por el intestino.

Las bacterias que se encuentran en el yogurt también fortalecen el crecimiento de la flora normal para promover la salud del tracto gastrointestinal. Sin embargo, no todas las variedades de yogur contienen estas bacterias saludables, asegúrate de seleccionar variedades que digan "bacterias vivas y activas" en la etiqueta.

11. Carne magra y pescado - Beneficia

Las variedades de carne roja tienden a estar repletas de grasas poco saludables, en particular grasas saturadas que activan los factores de riesgo de dolencias cardíacas. Lo ideal es consumir carne magra, como pescado, pollo, pavo y otros.

Al cuerpo le resulta mucho más fácil digerir carnes magras, pollo y pescado que un filete de costillas. Las carnes magras y el pescado son fuentes de proteínas muy ricas y, a diferencia de la carne roja, no aumentan los factores de riesgo del cáncer de colon.

12. Granos enteros - Beneficia

Los granos enteros, incluida la avena, el arroz integral y el pan de trigo integral, son una de las fuentes más ricas de fibra, que promueven la digestión y la saciedad.

La fibra ayuda al cuerpo a llenarse y sentirse satisfecho, además de reducir los niveles de colesterol y de aliviar los síntomas de la indigestión. Pero si aumentas su ingesta rápidamente, puede causar síntomas de gases e hinchazón.

Hay que ir aumentando su consumo lenta y gradualmente con el tiempo. Si padeces celiaquía o intolerancia al gluten, asegúrate de mantenerte alejado de los granos de trigo.

13. Plátanos - Beneficia

Los plátanos son altamente efectivos para calmar el sistema digestivo y promover evacuaciones intestinales normales. Comer un plátano o dos es la mejor manera de aliviar los síntomas de la diarrea, especialmente si se ha desencadenado por el consumo excesivo de alcohol.

Además, ayudan al cuerpo a restaurar el potasio y los electrolitos que se eliminan debido a la presencia de heces líquidas.

Los plátanos contienen dosis increíblemente altas de fibra, lo que ayuda a la digestión y promueve la sensación de saciedad.

14. Jengibre - Beneficia

Durante siglos, los profesionales de la medicina tradicional y los herbolarios han considerado el jengibre como el método más eficaz y seguro para aliviar los síntomas de cinetosis, náuseas, vómitos, náuseas, gases, hinchazón, cólicos y falta de apetito.

Sin embargo, los expertos en salud creen que consumir más de 4 gramos de jengibre al día puede provocar graves síntomas de acidez estomacal.

Comparte este artículo!