Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Prevención de accidentes en niños de 0 a 2 años

Los accidentes constituyen una de las primeras causas de enfermedad y muerte infantil. La mayor parte de los casos se asocia a comportamientos y conductas imprudentes.

Los accidentes son inesperados, lo que no significa que sean inevitables y los niños y niñas, por curiosidad y desconocimiento, son los que con más frecuencia los sufren. A continuación figuran recomendaciones para prevenir los accidentes infantiles de origen doméstico y de tráfico:

De 0 a 9 meses

Aspiración:

Coger al niño o niña en brazos para darle de comer. No dejarle solo con el biberón apoyado. No forzar a comer cuando está llorando.

Asfixia:

No dejar las bolsas de plástico al alcance de los niños y niñas. Usar un colchón duro y no cubrir con plástico. No utilizar almohadas y situar la cuna lejos de otros muebles y de los radiadores. Los juguetes no deben tener piezas pequeñas ni pilas que se puedan llevar a la boca. No utilizar el chupete con cordón o cadena al cuello. Nunca dejar solo al niño o niña en el baño.

Caídas y golpes:

Colocar un protector almohadillado en la cuna para evitar golpes. Si la cuna es de barrotes, es muy importante que la distancia entre ellos no permita el paso de la cabeza. Subir siempre la barandilla de la cuna. No dejar nunca al bebé en superficies altas sin estar presente un adulto. Sujetar bien al bebé en su silla infantil.

Quemaduras:

Comprobar la temperatura del biberón, evitar el microondas. Vigilar la temperatura del baño, que debe estar entre 35 y 37 grados. Desenchufar los electrodomésticos cercanos mientras se baña al bebé. No fumar cerca de los bebés, ni cocinar con ellos en brazos. No dejarles solos en el coche aparcado. Comprobar el calor de la silla del coche antes de sentarle. Cuidado con las estufas y calefactores. Protegerle del sol con gorras o sombrillas.

Vehículos:

No llevar al bebé en brazos. Utilizar sillas homologadas adecuadas a su edad y peso.

De 9 a 24 meses

Asfxia:

Mantener cerradas las puertas de los electrodomésticos. Vallar las piscinas. Mantener cerradas las puertas del baño. Sujetar bien al niño o niña en la bañera. No dejar a su alcance bolsas de plástico.

Aspiración:

Al darle comida sólida, procurar que los pedazos sean pequeños. Evitar que juegue con legumbres secas y con juguetes rellenos de cuentas o con elementos pequeños desmontables. No forzarles a comer cuando estén llorando.

Golpes, caídas y heridas:

Colocar barandillas altas o cierres de seguridad en los lugares peligrosos como ventanas, escaleras o balcones. No dejar al niño o niña sin compañía en superficies elevadas. Evitar los andadores. Proteger las esquinas de las mesas, los salientes y los muebles bajos de cristal. Cuidado con las cremalleras al vestir o desnudar al niño o niña.

Intoxicaciones:

Administrar las medicinas como lo que son y no mentirles diciéndoles que son golosinas para que se las tomen mejor. Retirar los fármacos y tóxicos inmediatamente después de usarlos. Almacene los productos de limpieza, pinturas, etc. Donde no puedan alcanzarlos. No dejar a su alcance los envases aunque estén vacíos. Tenga siempre a mano y en sitio visible el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología: 91 562 04 20 (24horas).

Quemaduras:

Poner protectores a los radiadores, chimeneas y hornos, manteniéndolos alejados de otros materiales combustibles. Controlar la temperatura del agua del baño. Proteger los enchufes. Mantener los cables eléctricos fuera del alcance de los niños y niñas. Evitar que entren en la cocina. No dejar cigarrillos encendidos a su alcance. Vigilar la temperatura de la comida, especialmente la que se calienta al microondas.