Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

mucha-produccion-leche

Mientras que algunas mujeres pueden tener la sensación de que no producen suficiente leche, otras tienen la sensación de que están produciendo demasiada. El cuerpo de algunas madres produce más leche de la que necesitan sus bebés. Otras se estimulan excesivamente los senos extrayéndose leche entre tomas, sea manualmente o con la ayuda de un extractor. Si tienes que extraerte leche para evitar la congestión mamaria, límita la duración de las sesiones de extracción a 20-30 segundos o incluso menos.

A veces el hecho de ofrecer solamente un pecho en cada toma ayuda a reducir la producción de leche. Con el tiempo, deberías notar que tanto la producción de leche como la “bajada de la leche” (el denominado reflejo de eyección) resultan más fáciles de manejar.

En algunas mujeres, la bajada de leche es muy abundante, lo que determina que la leche entre a borbotones en la boca del bebé, pudiendo provocar atragantamientos. Puedes evitar esto interrumpiendo con delicadeza la succión cuando empiece a bajarle la leche, dejando que se derrame sobre una toalla, y volviéndose a colocar al bebé en el pecho cuando el flujo haya descendido. Amamantar al bebé en una postura más erguida (con la cabeza del pequeño por encima del nivel de tu pecho) también puede reducir la intensidad de la bajada de la leche.