Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

huelga lactancia

¿Qué es una huelga de lactancia? ¿Qué hacer cuándo el bebé deja de mamar?

A veces los bebés rechazan el pecho y puede ser debido a muchas causas. Para solucionar el problemas debemos averiguar que genera el rechazo.

Desde el mismo momento en que nacen los bebés son capaces de encontrar el pecho de su madre y empezar a mamar de forma espontánea en las dos primeras horas después del parto. Puede pasar que después de esta primera vez, se queden adormilados hasta 8 y 10 horas y apenas coman; es completamente normal. Durante ese tiempo, aunque se ponga al niño al pecho, posiblemente no lo cogerá. Esto es un "falso rechazo". ¿Qué puedes hacer ante esta situación? Despierta al bebé con suavidad, acariciándolo y besándolo y ponlo en contacto piel con piel, para que cuando despierte tenga el pecho a su alcance.

También es un "falso rechazo" cuando el bebé sólo quiere mamar de un pecho en cada toma y el segundo lo quiere unas veces si y otras no. En este caso, el bebé se queda saciado con el primero y por eso no quiere comer más.

Cuando el bebé siempre elige el mismo pecho para comer y se niega a mamar del otro, puede deberse a:

  • Una postura inadecuada y dificultad para el agarre.
  • Pezón plano o tan grande que no le cabe en la boca a el niño.
  • Una mastitis en el pecho rechazado (sabor de la leche más salado).
  • Molestias o dolor en el bebé por el lado donde se apoyaría para mamar del pecho rechazado (oído, cabeza...).

¿Qué puedes hacer? Prueba con otras posiciones cuando le des ese pecho, práctica el contacto piel con piel con mucha frecuencia y extrae la leche del pecho rechazado para que no sé congestione y no deje de producir leche.

Qué puede pasar cuando rechaza ambos pechos:

Que tuviera una experiencia poco agradable (aspiración, sondajes...) que le produzca rechazo oral.

Cambios en sus rutinas: Vuelta del mamá al trabajo, comienzo en la guardería, viajes...

Un nuevo embarazo o días con la menstruación, ambas cosas pueden variar el sabor de la leche.

Un cambio de olor en mamá, (desodorante, jabón, perfume...).

Para superar el rechazo debes intentar averiguar la causa del rechazo, tener mucho contacto físico piel con piel y llenarte de paciencia, mantén siempre la calma.

Recuerda que la matrona, el médico, personal de enfermería y los grupos de apoyo a la lactancia están para ayudarte si lo necesitas. No dudes en consultar cualquier duda con ellos.