Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

niños tímidos

Niños tímidos

Un niño tímido está ansioso o inhibido en situaciones desconocidas o cuando interactúa con otros. Es más probable que un niño tímido tenga una restricción nerviosa si siente que está "en exhibición", como cuando se encuentra con alguien nuevo o cuando tiene que hablar frente a otros. Un niño tímido se siente mucho más cómodo observando desde un lado en lugar de unirse.

La mayoría de los niños se sienten tímidos de vez en cuando, pero la vida de algunos está severamente restringida por su timidez. Los niños que sufren de timidez extrema pueden superarla a medida que maduran o pueden convertirse en adultos tímidos. Los padres pueden ayudar a sus hijos a superar la timidez leve. En casos severos, la ayuda profesional puede ser aconsejable.

Complicaciones de la timidez

La timidez constante y severa puede reducir la calidad de vida de un niño de muchas maneras, incluyendo:

  • Reducción de oportunidades para desarrollar o practicar habilidades sociales.
  • Menos amigos.
  • Participación reducida en actividades divertidas y gratificantes que requieren interacción con otros, como deportes, bailes, teatro o música.
  • Aumento de los sentimientos de soledad, falta de importancia y reducción de la autoestima.
  • Capacidad reducida para alcanzar todo su potencial debido a su miedo a ser juzgados.
  • Altos niveles de ansiedad.
  • Efectos físicos embarazosos como sonrojarse, tartamudear y temblor.

El comportamiento tímido con una serie de comportamientos que incluyen:

  • Buen estudiante.
  • Buen comportamiento y no meterse en problemas.
  • Escuchar atentamente a los demás.

Posibles causas de la timidez

Algunas de las posibles causas de la timidez, a menudo combinadas, pueden incluir:

  • Genética: los aspectos de la personalidad pueden decidirse, al menos en parte, por la estructura genética heredada del individuo.
  • Personalidad: los bebés emocionalmente sensibles y fácilmente intimidados son más propensos a convertirse en niños tímidos.
  • Comportamiento aprendido: los niños aprenden imitando sus modelos de conducta más influyentes: sus padres. Los padres tímidos pueden "enseñar" la timidez a sus hijos con el ejemplo.
  • Relaciones familiares: los niños que no se sienten apegados a sus padres o que han experimentado una atención inconsistente, pueden estar ansiosos y ser propensos a un comportamiento tímido. Los padres sobreprotectores pueden enseñar a sus hijos a ser inhibidos y temerosos, especialmente en situaciones nuevas.
  • Falta de interacción social: los niños que han estado aislados de los demás durante los primeros años de su vida pueden no tener las habilidades sociales que les permiten una fácil interacción con personas desconocidas.
  • Crítica severa: los niños que son molestados o acosados ​​por personas significativas en sus vidas (padres, hermanos y otros familiares o amigos cercanos) pueden tender a la timidez.
  • Miedo al fracaso: los niños que han sido empujados demasiadas veces más allá de sus capacidades (y que luego se sienten mal cuando no estaban "a la altura") pueden tener miedo al fracaso presentándose como timidez.

Las actitudes de los padres son cruciales

Los padres influyen mucho en la vida de sus hijos, probablemente mucho más de lo que creen los padres. Las sugerencias incluyen:

  • Tenga cuidado de no etiquetar a su hijo como "tímido". Los niños (y los adultos) tienden a estar a la altura de las etiquetas que otros les dan.
  • Tampoco deje que otras personas etiqueten a su hijo como tímido.
  • Nunca critique o se burle de su hijo cuando es tímido. Sea solidario, empático y comprensivo.
  • Anime a su hijo a hablar sobre las razones de su timidez. ¿A qué le tiene miedo?
  • Cuéntele a su hijo los momentos en su vida en los que ha sido tímido y cómo lo superó. Dado que los niños pequeños a menudo ven a sus padres como perfectos, admitir su propia timidez puede hacer que su hijo se sienta mejor y reducir su ansiedad general.
  • Es necesario que los padres y madres animen a su hijo a ser más sociable. Las estrategias dependen del niño y las circunstancias, pero pueden incluir:
  • Compartir las estrategias personales de afrontamiento que ha aprendido a lo largo de los años para superar la timidez. Practique estas estrategias con su hijo.
  • Dígale a su hijo las ventajas de no ser tímido. Ofrezca ejemplos de su propia vida.
  • Fomentar el comportamiento. Elogie a su hijo cuando maneje una situación desconocida o conozca a una nueva persona sin recurrir a la timidez.
  • Intente establecer metas con su hijo. Trate de dar pasos pequeños y felicítelo por su progreso. Por ejemplo, decir "hola" a otro niño puede ser un gran primer paso.
  • Deliberadamente exponga a su hijo a nuevas situaciones. Apunte primero a pequeños cambios en el comportamiento y aumente gradualmente. Por ejemplo, recompense a un niño si saluda a alguien que es nuevo para ellos. Esté de apoyo.
  • Asegúrese de que su hijo pueda sobresalir en lo que hace mejor. Elógielo por las habilidades que ha dominado.

**El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.