Tener un blog propio merece la pena, en algunos casos por cuestiones profesionales y en otras, por temas personales.

La realidad es que creas un compromiso firme con los lectores que te siguen (da igual que sean muchos o pocos), por otra parte, tú también tendrás una ilusión que te motivará cada día para escribir algo nuevo, además, podrás incluso establecer contactos profesionales o nuevos amigos virtuales. Si tienes la suerte de que alguno de tus lectores vive en tu ciudad entonces, incluso, podéis dar el paso de quedar en algún momento y romper la barrera que a veces, marca Internet.

Antes de crear tu propio blog debes de pensar en qué es lo que de verdad te gusta. Existen opciones para todos los gustos: historia, cine, literatura, filosofía, moda… De hecho, existen excelentes blogs de moda y tendencias como es el caso, por ejemplo, de la web que tiene Paula Echevarría.

Además, no olvides que puedes firmar tu blog con tu nombre o apellidos o en forma de anónimo si quieres proteger tu intimidad. La decisión es tuya ya que las dos opciones son igualmente válidas.

Por otra parte, tienes que tener en cuenta que hoy día se consulta más información a través de la red que en un periódico en papel. Si quieres ganar nuevos lectores para tu blog, entonces anímate a dejar comentarios en otros blogs. Así, poco a poco, también irás creando lazos y podrás obtener nuevas ideas de otras personas que hacen lo mismo que tú.

A nivel profesional, un blog puede abrirte muchas puertas y puede ser tu mejor carta de presentación. Por supuesto, a la hora de escribir debes cuidar mucho tu estilo, tu nivel de redacción y evitar todas las faltas de ortografía. ¿Te animas a crear tu propio blog para compartir tu creatividad y tu talento con el resto del mundo?