Algunas personas son adictas a la televisión aunque ni siquiera se den cuenta de ello. Es decir, pasan gran parte del tiempo centradas en la pasividad. Son espectadoras de programas que en muchas ocasiones, no ofrecen contenidos humanos y constructivos.

En este  sentido, me gustaría destacar que hay programas de televisión positivos como el que presenta María Teresa Campos en Telecinco, titulado Qué tiempo tan feliz. La propia periodista ejerce como Defensora del Espectador en Sálvame. La realidad es que merece la pena que aprendas a hacer un uso positivo de la televisión.

En muchas ocasiones, lo primero que debes hacer es apagarla para disfrutar de la vida. Para compartir buenos momentos con tus amigos. Te animo a hacer deporte, a participar en cursos, súmate a una tertulia literaria, lucha por tus metas y conquista tus sueños.

La adicción a la televisión muestra pasividad y poca iniciativa a la hora de poner en práctica tus objetivos. Pues bien, la Asociación Plaza del Castillo de Pamplona organiza cada año la campaña “Un día 10 sin ver la televisión” que se celebra en el mes de mayo. Sin embargo, yo te animo a que celebres este día en cualquier otro momento del calendario, en primer lugar, para apostar por la vida y por tu felicidad y en segundo lugar, para luchar por los derechos de los espectadores frente a los contenidos televisivos de baja calidad.

Por supuesto, la televisión también es un medio de entretenimiento muy positivo para aquellas personas que viven solas. Sin embargo, también existen otros medios como la radio que tienen una magia especial.    

La televisión te aporta también un medio de distracción para decir adiós a los problemas y a las preocupaciones. No lo dudes y disfruta de este verano en contacto con la magia del ahora.