Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Controlar obesidad, bajar de peso

Averigüe qué dietas y tratamientos son efectivos y cuáles debe evitar

El manejo de la obesidad incluye una combinación de cambios en el estilo de vida, modificaciones en la dieta y una mayor actividad física con el tiempo. Junto con un compromiso con un estilo de vida más saludable, su médico puede sugerir medicamentos recetados o cirugía para ayudarlo a perder peso.

El primer paso para tratar la obesidad es manejar sus expectativas. La transición a un estilo de vida más saludable requiere tiempo, esfuerzo y compromiso. Es posible que no vea resultados de inmediato. También es probable que pase por períodos en los que no pierda peso a pesar de que está haciendo todo bien.

Perder peso se trata de estar saludable, no del número en la báscula. Evite presionarse a sí mismo para establecer e intentar alcanzar expectativas irracionales. Establezca sus objetivos en función de lo que le resulte más cómodo.

Es probable que experimente algunos contratiempos durante todo el proceso de pérdida de peso. Está bien. La clave es apegarse a su plan y continuar hasta el final. Los cambios en el estilo de vida no sucederán de la noche a la mañana. Toma tiempo.

Diferentes tipo de dietas

Hay toneladas de planes de dieta en Internet con grandes promesas de pérdida de peso rápida. De estos planes de dieta, los que funcionan mejor son los planes que reducen la cantidad de calorías que consume y son fáciles de cumplir con el tiempo.

El enfoque más simple de la dieta es aumentar la ingesta de verduras, frutas, granos integrales y proteínas magras, evitando los refrigerios azucarados y los alimentos procesados.

Los planes de dieta, como los que se detallan a continuación, también pueden ser efectivos si se hacen correctamente. Pero es posible que tenga que hacer pruebas antes de encontrar uno que funcione bien para usted. Pídale a su médico una derivación a un dietista para obtener ayuda.

Aquí hay algunos planes de dieta que han demostrado ser efectivos.

Conteo de calorías

Para perder peso, necesita comer menos calorías de las que quema. Entonces, el método más simple para perder peso es contar la cantidad de calorías que está comiendo.

Los programas de pérdida de peso que involucran el conteo de calorías a menudo resultan en una mayor pérdida de peso que aquellos que no lo hacen, según un estudio revisado por expertos de 2014.

El primer paso es averiguar cuántas calorías necesita comer cada día para perder peso. Hay calculadoras disponibles en internet para ayudarlo a resolver los cálculos. Ingrese su altura, peso, s e x o y nivel de actividad actuales para determinar sus necesidades calóricas.

El siguiente paso es realizar un seguimiento de la cantidad de calorías en los alimentos que consume cada día. Esto requiere un poco de esfuerzo, pero hay muchas aplicaciones y sitios web disponibles para simplificar el proceso.

Sólo tiene que Ingresar el tipo de alimento que está comiendo y la cantidad que va a consumir. La aplicación o el sitio web harán el resto. Para asegurarse de contar las calorías con precisión, es posible que desee invertir en una balanza de alimentos.

Dietas bajas en carbohidratos

Una dieta baja en carbohidratos, como la dieta Atkins, la dieta South Beach o la dieta cetogénica ("keto"), implica reducir la cantidad de carbohidratos que consume cada día y aumentar la cantidad de proteínas o de grasas.

Estas dietas a menudo restringen los carbohidratos a solo 20 a 50 gramos por día. Cuando come pocos carbohidratos, su cuerpo comienza a transformar la grasa en compuestos conocidos como cetonas. El cuerpo cambia a usar cetonas como su principal fuente de energía.

Dietas basadas en vegetales

Las dietas veganas o de origen vegetal hacen hincapié en el consumo de alimentos integrales, como frutas, verduras y granos integrales, evitando al mismo tiempo la carne, los productos lácteos y los alimentos procesados.

En un estudio, Trust Source, en el que participaron 75 participantes con sobrepeso u obesidad, los que comieron una dieta vegana vieron mejoras significativas en el peso corporal, la masa grasa y los marcadores de resistencia a la insulina.

Las dietas basadas en vegetales también pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y otros problemas de salud.

Ayuno intermitente

El ayuno intermitente es una forma de controlar la ingesta de calorías mediante un ciclo entre períodos de ayuno y alimentación. El ayuno hace que sus niveles de insulina bajen, mientras que los niveles de la hormona del crecimiento aumentan dramáticamente.

Esto te ayuda a perder grasa, mientras mantienes el músculo. Una revisión sistemática y un metanálisis de 2018 sugieren que este tipo de patrón de alimentación puede dar como resultado una pérdida de peso de 4 a 8% en promedio.

Existen varios métodos de ayuno intermitente, que incluyen:

  • Ayuno en días alternos (dieta 5: 2). Usted come normalmente durante cinco días a la semana y restringe su consumo de calorías a 500 a 600 calorías durante dos días a la semana.
  • Método 16/8. Con este método, restringe su período de alimentación a ocho horas. Por ejemplo, solo puedes comer entre las 12 p.m. y las 8 p.m. Luego ayuna durante 16 horas en el medio.
  • Comer, parar, comer. Este método incluye el ayuno durante 24 horas, una o dos veces por semana. Por ejemplo, no comes entre la cena un día hasta la cena del día siguiente.

Puede tomar algún tiempo encontrar un plan que le funcione mejor. Hable con su médico o dietista si no está seguro de cuál es el mejor para usted.

Cambios en el estilo de vida

Controlar la obesidad va mucho más allá de su dieta. También necesita ajustar su estilo de vida. Pero no hay necesidad de hacer todos estos cambios a la vez.

Aquí hay algunos cambios en el estilo de vida que puede agregar a su rutina diaria con el tiempo:

  • Mantenga su refrigerador lleno de frutas, verduras y refrigerios saludables.
  • Aumente el consumo de agua.
  • Use un plato más pequeño.
  • Coma despacio.
  • No coma sentado frente a un televisor.
  • Duerma lo suficiente.
  • Use las escaleras en lugar del ascensor.
  • Camine. 8000/10000 pasos diarios.
  • Evite restaurantes de comida rápida.
  • Tome alimentos ricos en fibra.
  • Reduzca sus niveles de estrés.
  • Elimine todas las bebidas azucaradas; si tiene dificultades para dejar el refresco, cambie a un refresco dietético o pruebe con agua con gas.
  • Comience el día con un desayuno saludable y rico en proteínas, como huevos en lugar de cereales o bagels.
  • Lea cuidadosamente las etiquetas de los alimentos.

Hacer solo algunos de estos cambios puede tener un efecto masivo en su peso y en su salud en general.

Programas de ejercicio

El ejercicio es una parte clave de una vida saludable. El ejercicio mejora su salud física y mental. También puede ayudarlo a perder peso. Debe hacer una combinación de ejercicio cardiovascular y entrenamiento de resistencia.

Para cardio, comience con solo 30 minutos por día al principio y luego suba. Algunas formas de hacer ejercicio cardiovascular incluyen:

  • Trotar.
  • Ciclismo.
  • Caminar rápido.
  • Senderismo.
  • Nadar.
  • Usar una elíptica.

La pérdida de masa muscular es común durante la dieta. Para combatir la pérdida muscular, intente levantar pesas o hacer ejercicios de peso corporal como flexiones y sentadillas al menos dos veces por semana.

Medicamentos recetados

Pregúntele a su médico si un medicamento recetado puede ayudarlo a perder peso. Tenga en cuenta que estos medicamentos no son adecuados para todos. Algunos de ellos tienen efectos secundarios severos. Además, deberá mantenerse al día con los cambios de dieta y ejercicio mencionados anteriormente.

Opciones quirúrgicas

La cirugía para bajar de peso, a menudo llamada cirugía bariátrica o derivación gástrica, consiste en reducir el tamaño del estómago.

Durante la cirugía, un cirujano cortará la parte superior de su estómago y la sellará del resto de su estómago para crear una pequeña bolsa. Esta bolsa puede contener solo 28 gramos de comida. Su intestino delgado está conectado directamente a la bolsa.

La cirugía bariátrica no es para todos y conlleva riesgos. También deberá cumplir con ciertos requisitos de elegibilidad, como:

  • Un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más.
  • Un IMC de 35 a 39.9 y un problema de salud grave relacionado con el peso.
  • Compromiso con una dieta especial antes y después de la cirugía.
  • Lo que no funcionará

Cualquier dieta que prometa una "solución rápida" en un corto período de tiempo probablemente no sea lo que necesita para controlar la obesidad. De hecho, este tipo de dietas puede empeorar las cosas.

Evite planes de dieta muy restrictivos como:

  • Dietas líquidas.
  • Dietas "desintoxicantes".
  • Dietas de moda que solo le permiten comer unos pocos tipos de alimentos cada día, como la dieta de la sopa de repollo o la dieta de la toronja.

***Consulte con su médico antes de empezar cualquier dieta.

Recuerde

La obesidad es una enfermedad compleja. La forma ideal de tratar la obesidad es con una combinación de dieta, actividad física y cambios en el estilo de vida. Su médico también puede recomendar medicamentos o cirugía.

Controlar la obesidad se trata de mejorar su salud general, no solo de perder peso.

La clave para la pérdida de peso efectiva es la constancia. La mejor dieta para usted es la que puede seguir a largo plazo.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.