Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tdc

 ¿Qué es el trastorno dismórfico corporal?

El TDC es una enfermedad mental. Las personas que tienen esta enfermedad se preocupan constantemente por su apariencia. Pueden creer que un atributo físico discreto o inexistente es un defecto grave. Responden a esto realizando actos repetitivos, como la revisión de espejo o comparando su apariencia con otros.

La severidad del trastorno varía. Por ejemplo, algunas personas saben que sus sentimientos no son racionales o justificados, mientras que otras son casi delirantes en su convicción.

El TDC causa graves trastornos emocionales. No es solo vanidad y no es algo que una persona pueda simplemente "olvidar" o "superar". La preocupación puede ser tan extrema que la persona afectada tenga problemas para funcionar en el trabajo, la escuela o en situaciones sociales. Cualquier parte del cuerpo puede ser objetivo.

Se piensa que entre el uno y el dos por ciento de la población puede tener TDC, con hombres y mujeres igualmente afectados. Generalmente comienza en la adolescencia, cuando la preocupación por la apariencia física es común. Las tasas de suicidio entre las personas con TDC son altas. Si sospecha que tiene TDC, consulte a su médico o a un profesional de la salud mental.

Síntomas de TDC

Los síntomas pueden variar según la parte del cuerpo (o partes) a las que se dirige, pero los síntomas generales incluyen:

  • Pensar en el defecto percibido durante horas todos los días.
  • Preocuparse por su incapacidad para igualar la "perfección física" de modelos y celebridades.
  • Angustia por su preocupación.
  • Pedir constantemente a los seres queridos de confianza que se sientan tranquilos con respecto a su apariencia, pero sin creer la respuesta.
  • Mirar constantemente su reflejo o esforzándose para evitar captar su reflejo (por ejemplo, tirar o cubrir espejos).
  • Dietas constantes y exceso de ejercicio.
  • Acicalar en exceso, por ejemplo, afeitarse el mismo parche de piel una y otra vez.
  • Evitar cualquier situación que sienta que llamará la atención sobre su defecto. En casos extremos, esto puede significar nunca salir de casa.
  • Haciendo grandes esfuerzos para ocultar o camuflar el "defecto".
  • Intentar camuflar manchas en la piel durante horas y horas
  • Obsesión por tratamientos dermatológicos o cirugía estética, incluso cuando los profesionales creen que el tratamiento es innecesario.
  • Repetir los procedimientos de cirugía estética, especialmente si la misma parte del cuerpo se está "mejorando" con cada procedimiento.
  • Depresión y ansiedad, incluyendo pensamientos suicidas.

Áreas de preocupación con el TDC

Las áreas comunes de preocupación para las personas con TDC incluyen:

  • Piel facial.
  • Cara, incluyendo el tamaño o la forma de los ojos, nariz, orejas y labios.
  • Tamaño o forma de prácticamente cualquier parte del cuerpo, incluyendo glúteos, muslos, abdomen, piernas, senos y genitales.
  • Tamaño y forma general del cuerpo.
  • Simetría del cuerpo o partes particulares del cuerpo.

Tratamiento para TDC

El TDC no siempre es fácil de tratar, pero los tratamientos que parecen ayudar más incluyen una combinación de:

  • Terapia cognitivo conductual (TCC): entrenamiento sobre cómo cambiar las actitudes subyacentes para pensar y sentir de diferentes maneras. Esto incluye aprender a tolerar la angustia de "exponer" su defecto percibido a otros y no realizar rituales relacionados con preocupaciones de apariencia.
  • Adquirir herramientas y habilidades: capacitación sobre cómo enfrentar los síntomas de ansiedad. Por ejemplo, la persona puede aprender técnicas de relajación y cómo combatir la hiperventilación.
  • Medicamentos, incluidos los antidepresivos, en particular los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Estos medicamentos ayudan a reducir muchos síntomas del TDC, incluidos los pensamientos compulsivos, la depresión y la ansiedad. Generalmente, los medicamentos se usan en combinación con la psicoterapia.
  • Algunas personas con trastorno dismórfico corporal buscan la cirugía estética para "corregir" un defecto físico real o percibido. Los expertos médicos están divididos sobre la ética de realizar una cirugía estética en estas circunstancias (a veces llamada "mutilación no terapéutica" o modificación extrema del cuerpo).
  • Cualquier procedimiento médico o quirúrgico conlleva riesgos para la salud. Los intentos innecesarios de cambiar la apariencia a través de la cirugía pueden llevar a una insatisfacción con los resultados y podrían empeorar el TDC de una persona.

¿Qué causa el TDC?

La causa es desconocida. Las teorías incluyen:

  • Una persona con TDC tiene una tendencia genética a desarrollar este tipo de enfermedad mental. El desencadenante puede ser el estrés de la adolescencia.
  • Las drogas particulares, como el éxtasis, pueden desencadenar la aparición en personas susceptibles.
  • El TDC podría ser causado por desequilibrios químicos en el cerebro.
  • Una persona con baja autoestima que tiene estándares imposibles de perfección juzga a una parte de su cuerpo como fea. Con el tiempo, este comportamiento se vuelve cada vez más compulsivo.
  • Los estrechos estándares de belleza de la sociedad occidental pueden desencadenar el TDC en personas vulnerables.

Diagnóstico del TDC

El diagnóstico es difícil por muchas razones, incluyendo:

  • Las personas con TDC son más propensas a buscar ayuda de dermatólogos y cirujanos estéticos que psicólogos y psiquiatras.
  • Las personas con TDC están avergonzadas y no quieren buscar ayuda de profesionales de la salud mental.
  • Este tipo de enfermedad mental no recibe mucha publicidad, por lo que es posible que algunos profesionales de la salud ni siquiera sepan que existe.

El TDC es similar a muchas otras afecciones y es posible un diagnóstico erróneo.