terapia cognitivo conductual

¿Qué es la terapia conductual y para qué se utiliza?

La terapia conductual es un campo de estudio en desarrollo que integra conceptos y prácticas conductuales, psicosociales y biomédicas para prevenir, diagnosticar y tratar a pacientes con trastornos psicosomáticos. La práctica de esta terapia se enfoca en la relación entre cómo el pensamiento y el comportamiento pueden afectar la salud mental y física.

¿En qué consiste?

Es una terapia basada en la respuesta que ayuda a un individuo a adquirir nuevos comportamientos positivos que disminuyen la gravedad o erradican enfermedades mentales como la adicción, la ansiedad, las fobias y el trastorno obsesivo compulsivo. Tiene dos técnicas básicas.

Condicionamiento clásico: este principio de la terapia conductual se conoce normalmente como análisis conductual aplicado, que emplea varios métodos para lograr un cambio en el comportamiento:

  • Inundación: Las inundaciones se conocen comúnmente como tratamiento de exposición prolongada, y se ha encontrado eficaz para las fobias y la ansiedad. Por ejemplo, si un individuo tiene miedo de los perros, estará expuesto a los perros durante largos períodos para reducir la intensidad del miedo.
  • Desensibilización: a los individuos se les pide que enumeren las situaciones particulares o cosas que los hacen extremadamente sensibles. Con base en esta lista, el terapeuta enseña técnicas de relajación que, cuando se practican regularmente, ayudan a superar la hipersensibilidad.
  • Terapia de aversión: este método hace uso de sustancias o técnicas que producen un efecto antagónico a comportamientos no deseados de muchas maneras. Por ejemplo, algunos medicamentos producen efectos secundarios como náuseas, vómitos y fuertes dolores de cabeza cuando se ingieren junto con el alcohol. En ocasiones, estos medicamentos se recetan a los adictos al alcohol como un medio para ayudarlos a abandonar el comportamiento indeseable de alcoholismo como resultado de las reacciones adversas causadas por la unión del alcohol con las drogas.

Condicionamiento operante: esta teoría ha dado lugar a los siguientes esquemas para la gestión del comportamiento:

  • Concepto de refuerzo: el terapeuta recompensa a un individuo como resultado de un cambio de comportamiento deseado o impone una penalización por no alterar el comportamiento indeseable.
  • Moldeamiento: un buen modelo de comportamiento se fija como el objetivo al que debe apuntar un individuo para deshacerse de un comportamiento no deseado. El modelo podría ser un terapeuta o cualquier otra persona cercana al paciente.
  • Extinción: esta teoría sugiere que la reducción en la ansiedad resulta de encuentros repetidos con situaciones de ansiedad sin resultados desagradables.

Terapia cognitivo conductual (TCC)

La TCC es un tipo de psicoterapia que se conoce comúnmente como tratamiento de conversación. Combina las disciplinas de la psicoterapia y la terapia conductual. Esta terapia tiene como objetivo cambiar el motivo de los pensamientos que afecta el comportamiento y los sentimientos de una persona. La TCC es beneficiosa para las personas con trastornos mentales como la depresión, el trastorno de estrés postraumático, el trastorno alimentario, la adicción y el insomnio.

En una sesión típica de TCC, pueden ocurrir las siguientes cosas:

  • El paciente y el terapeuta interactúan sobre problemas mentales como la ira experimentada por el paciente.
  • El terapeuta enseña nuevas habilidades que incluyen técnicas de biorretroalimentación y relajación para el manejo de los síntomas mentales que enfrenta la persona.
  • El paciente debe practicar las habilidades aprendidas y aplicarlas en la vida cotidiana.

Terapia dialéctica conductual TDC

Como se trata de un tipo de TCC, sigue el mismo procedimiento que ayuda a transformar los patrones de pensamiento negativo en pensamientos positivos que conducen a comportamientos deseables. La TDC también crea un ambiente psicosocial para los individuos, de modo que puedan practicar el manejo de sus emociones y cambiar su comportamiento. Se encontró eficaz para las personas con trastornos de la alimentación, dependencia de sustancias y depresión.

Terapia de biorretroalimentación - Biofeedback

Durante este tipo de terapia, el terapeuta conecta los electrodos a la piel del paciente para detectar el rango de actividades mentales que se asocia con las funciones corporales irregulares. La terapia permite a la persona practicar el control de las funciones corporales involuntarias, como la frecuencia cardíaca y la tensión muscular, a través de técnicas de relajación. Es efectivo en el manejo de muchos problemas de salud crónicos y enfermedades relacionadas con el estrés.

Terapias Integrativas

El término terapia integrativa se refiere a la combinación de terapias de apoyo con otras terapias como TCC y terapia conductual con el fin de proporcionar una rehabilitación efectiva para pacientes con trastornos psicosomáticos.

  • Entrenamiento de relajación: Este entrenamiento ayuda a calmar a una persona para lograr un estado de estrés, dolor y ansiedad reducidos. Incluye relajación muscular progresiva, respiración profunda, visualización creativa o escuchar música.
  • Terapia de atención plena: Esta terapia se enfoca en el poder de la meditación para enfocarse en la reducción de la recurrencia de síntomas en aquellos que son vulnerables a episodios repetidos. La terapia ayuda a abordar situaciones difíciles mediante la creación de una mayor conciencia de los entornos y el medio interior de uno, lo que ayuda al individuo a actuar con menos emoción.
  • Ofrecer  a los pacientes herramientas para tolerar el dolor durante situaciones difíciles a través de técnicas de distracción.
  • Entrenamiento de flujo sanguíneo cerebral: Este entrenamiento aumenta el rendimiento y el funcionamiento del cerebro al permitir un mejor flujo de sangre a regiones específicas del cerebro.
Comparte este artículo!