Técnicas de inhalación en el tratamiento del asma: Aerosoles presurizados, Cámaras de inhalación, Inhaladores de polvo seco (Turbuhaler).

tecnicas-inhaladores-asma

Aerosoles presurizados

Estos dispositivos disponen de una carcasa, una boquilla y una válvula dosificadora o pulsador que permite la administración uniforme y dosificada del medicamento.

Inconvenientes de los Aerosoles presurizados

La técnica de uso es compleja, no es adecuada para niños, ni en situaciones de broncoespasmo intenso. Por ello se aconseja utilizarlos con cámara espaciadora.

Recomendaciones

  • No usar el inhalador si está por debajo de la temperatura ambiente, la presión interna del inhalador es sensible a la temperatura.
  • La postura correcta del inhalador es en forma de “L”, para evitar la salida del propelente sin medicamento.
  • La postura correcta del paciente debe ser erguido o sentado para permitir la máxima expansión torácica.
  • La cabeza ligeramente inclinada hacia atrás, para formar un canal lo más recto posible para el inhalador.
  • La lengua relajada en el suelo de la boca, así produce menos obstrucción al flujo aéreo.
  • La respiración profunda y lenta, la inhalación lenta reduce el depósito de partículas en las vías respiratorias superiores.

Técnica de los Aerosoles presurizados

  • Retirar la tapa del inhalador.
  • Agitar el inhalador para conseguir una adecuada dispersión del propelente y del medicamento.
  • Vaciar completamente el pecho de aire.
  • Colocar la boquilla del cartucho en la boca, sujetándola con los dientes y cerrando los labios alrededor.
  • Iniciada la inspiración, pulsar el inhalador una sola vez, y continuar la inhalación lenta y profundamente hasta llenar los pulmones.
  • Retirar el inhalador de la boca y retener el aire inspirado (pausa inspiratoria) durante 10 segundos (facilita el máximo depósito de las partículas del medicamento y reduce la cantidad de dosis inhalada que se exhala)
  • Espirar como en una respiración normal, lentamente y por la nariz (minimiza la cantidad de medicamento depositado en la boca y que luego es tragado)
  • Enjuagar bien la boca para evitar que los restos que se han depositado en la cavidad bucal pasen a la sangre.

Errores más frecuentes con los inhaladores tipo MDI

No agitar antes el inhalador, no vaciar el aire, pulsar directamente en la boca y después inspirar, dejar de inspirar una vez pulsado el inhalador y hacer 2 pulsaciones seguidas.

Cámaras de inhalación

Las cámaras espaciadoras son dispositivos que aumentan la distancia entre el cartucho presurizado y la boca del paciente. Produce una ralentización en la velocidad de salida del aerosol. Están diseñadas para facilitar la coordinación del disparo del cartucho y la inspiración del paciente. Un aspecto que debe considerarse es el número de pulsaciones seguidas en una cámara. En diversos estudios se demuestra que múltiples pulsaciones no consiguen más concentración de fármaco en los pulmones.

Ventajas de las Cámaras de inhalación

  • No es necesaria la inspiración coordinada, adecuada para niños.
  • Las más recomendables son las denominadas de alto volumen, que en el caso de los adultos son de unos 750 ml y en niños hasta 6 años de 150-350 ml. Hasta los 4 años se recomienda el uso de cámara con mascarilla.

Técnica de uso del inhalador con cámara

Técnica para el uso de la cámara sin mascarilla en adultos y en niños mayores de 4 años:

  • Posición de pie o sentado.
  • Destapar el inhalador.
  • Colocar en posición correcta (en forma de L).
  • Agitar el inhalador unos segundos.
  • Acoplar el inhalador en el orificio de la cámara en posición vertical.
  • Realizar una espiración lenta y profunda.
  • Colocar la boquilla de la cámara en la boca, sujetándola con los dientes y ajustando los labios a la cámara.
  • Efectuar una pulsación del inhalador e inspirar lenta y profundamente.
  • Retirar la cámara de la boca, mantener la inspiración 10 segundos y expulsar lentamente el aire por la nariz.
  • En caso de necesitar una 2ª dosis, esperar un minuto para que la válvula recupere la presión…

Errores más frecuentes de las Cámaras de inhalación

Introducir más de una dosis en la cámara antes de inhalar y realizar inspiraciones rápidas y superficiales.

Inhaladores de polvo seco (Turbuhaler®)

Es un dispositivo que contiene 100-200 dosis de fármaco micronizado en un depósito. Está provisto de un disco giratorio dosificador que al girar deposita la dosis del fármaco para la inhalación. Dispone de un indicador que avisa al paciente cuando quedan 20 dosis y, en algunas de sus presentaciones, contador de dosis. No contiene aditivos, inhalándose el fármaco puro por lo que el paciente no percibe la inhalación del mismo.
Al estar el fármaco en un depósito es más sensible a la humedad, pudiendo apelmazarse la medicación.

Técnica de los Inhaladores de polvo seco

Ponerse de pie o sentado, desenroscar y retirar la capucha que cubre el inhalador, girar la base, primero hacia la dcha. y a continuación hacia la izqda. Tras dicho movimiento, se oirá un “clic”, espirar profundamente manteniendo el inhalador alejado de la boca, la cabeza debe estar ligeramente inclinada hacia atrás, colocar la boquilla entre los dientes y cerrar los labios sobre la misma, inspirar profunda y sostenidamente, mantener la inspiración durante 10 segundos, espirar lentamente por la nariz, esperar un mínimo de 30 segundos si se debe repetir una segunda dosis del mismo u otro medicamento.

Mantenimiento de los Inhaladores de polvo seco

Guardar en lugar seco y limpiar la boquilla con frecuencia.

Errores de los Inhaladores de polvo seco

Girar la base sólo hacia la dcha, usar una vez agotadas las dosis, guardar en lugar húmedo, no expulsar el aire previo a la inhalación, espirar sobre el dispositivo, postura incorrecta e inspiración lenta.

Fuente: LaRiojaSalud

También te interesa: El asma infantil

Comparte este artículo!