Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

sindrome premenstrual

El síndrome premenstrual, o SPM, se refiere a los síntomas físicos y emocionales que muchas mujeres experimentan en el período previo a un período (menstruación).

Se cree que la mayoría de las mujeres que tienen períodos tienen síntomas premenstruales, que van desde leves (en el 75 por ciento de las mujeres) hasta graves (en el 20 al 30 por ciento de las mujeres). Para el 8 por ciento de las mujeres con síntomas graves, el síndrome premenstrual está relacionado con una calidad de vida reducida.

El síndrome premenstrual es una condición compleja que incluye síntomas físicos y emocionales. Las investigaciones muestran que:

Las mujeres con síndrome premenstrual son hipersensibles a sus propias hormonas cíclicas normales (progesterona y estrógeno) durante su ciclo menstrual

Los químicos cerebrales (específicamente los neurotransmisores serotonina y ácido gamma butírico) juegan un papel.

Los síntomas no ocurren durante el embarazo o después de la menopausia.

Aunque la causa del síndrome premenstrual no está clara, puedes manejarlo con medicamentos y otras estrategias.

Los síntomas del síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual difiere de una mujer a otra. Los síntomas del síndrome premenstrual pueden incluir síntomas físicos y anímicos.

Los síntomas físicos del síndrome premenstrual pueden incluir:

  • Distensión abdominal.
  • Acné.
  • Trastornos digestivos, como estreñimiento y diarrea.
  • Retención de líquidos.
  • Aumento de peso.
  • Sensibilidad o hinchazón de los senos.
  • Dolor articular o muscular.
  • Cansancio.
  • Falta de sueño o somnolencia.
  • Antojos de alimentos.
  • dolor de cabeza y migraña.
  • Sofocos o sudores.
  • Apetito incrementado.
  • Mayor sensibilidad a los sonidos, la luz y el tacto.

Los síntomas del estado de ánimo del síndrome premenstrual pueden incluir:

  • Ansiedad.
  • Confusión.
  • Depresión y mal humor.
  • Dificultades para concentrarse, lapsos de memoria.
  • Caída de la autoestima y la confianza, lo que lleva al aislamiento social.
  • Caída de la libido u (ocasionalmente) un aumento.
  • Sentimientos de soledad y paranoia.
  • Irritabilidad, incluidos arrebatos de ira.
  • Cambios de humor, llanto.

Factores que contribuyen al síndrome premenstrual

La causa del síndrome premenstrual es desconocida. Los factores que pueden contribuir a los síntomas del síndrome premenstrual incluyen:

  • Estrés.
  • Estado psicológico.
  • Mala salud física.
  • Sobrepeso y obesidad: las mujeres con un IMC superior a 30 tienen tres veces más probabilidades de tener síndrome premenstrual que aquellas con un peso normal.
  • Fumar: las fumadoras tienen el doble de probabilidades de tener síntomas graves de síndrome premenstrual en comparación con las no fumadoras.
  • Historia familiar y genética.
  • Entorno cultural y social.

Las teorías incorrectas sobre las causas del síndrome premenstrual han incluido el exceso de estrógenos, la deficiencia de progestágenos, la deficiencia de vitamina B6, el metabolismo anormal de la glucosa y los desequilibrios electrolíticos.

Trastorno disfórico premenstrual (TDPM)

Entre el 3 y el 8 por ciento de las mujeres que menstrúan sufren de síndrome premenstrual gravemente debilitante, que a veces se conoce como trastorno disfórico premenstrual (TDPM). Los síntomas pueden tener un grave impacto en la salud mental de una mujer y pueden ser tan graves que una mujer afectada no puede realizar sus actividades normales.

Diagnóstico de SPM

No hay pruebas de diagnóstico específicas para el síndrome premenstrual, ya que los niveles hormonales están dentro del rango normal. El diagnóstico se basa en un examen de su historial médico y una descripción de los síntomas.

En la mayoría de los casos, se recomienda llevar un diario de síntomas para ayudar a identificar si tienes síndrome premenstrual. Incluye los detalles de tu ciclo menstrual, por ejemplo, el primer y último día de período menstrual. Mantén este diario por al menos dos ciclos menstruales. Si los síntomas no se resuelven en la menstruación, se pueden sospechar otras causas y tendrían que investigarse.

Si no estás segura de si tienes SPM, o si necesitas ayuda para comprender tus síntomas, habla con tu médico.

Gestión de SPM

No hay cura para el síndrome premenstrual, pero los síntomas se pueden manejar con éxito con:

  • Cambios en el estilo de vida
  • Modificaciones dietéticas
  • Suplementos
  • Tratamientos hormonales
  • Otras terapias

Es posible que tengas que experimentar para encontrar el equilibrio de tratamientos que funcionen mejor para ti.

Es una buena idea continuar con tu diario y registrar cualquier síntoma mientras pruebas estas terapias y tratamientos. Consulta con tu médico o profesional de la salud durante este período de prueba.

  • Cambios de estilo de vida y síndrome premenstrual

Los cambios de estilo de vida recomendados incluyen:

  • Hacer ejercicio regularmente, al menos 3 veces por semana. Trata de hacer ejercicio diariamente, ya que el aumento de las endorfinas ayudará.
  • No fumes
  • Reduce el consumo de cafeína y alcohol en las dos semanas anteriores a tu período.
  • Duerme lo suficiente.
  • Controla el estrés de cualquier manera que funcione para ti, por ejemplo, asesoramiento, terapia cognitiva conductual (TCC), tai chi o meditación, atención plena, caminar o trabajar en el jardín.

Medicamentos y tratamientos hormonales para el síndrome premenstrual

Existen diferentes tipos de medicamentos y tratamientos hormonales disponibles para ayudar a controlar los síntomas.

Los tratamientos que han demostrado aliviar los síntomas incluyen:

  • ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina): estos medicamentos son estabilizadores del ánimo y antidepresivos. Pueden mejorar significativamente los síntomas del síndrome premenstrual al aumentar los químicos cerebrales (neurotransmisores). Se pueden recetar solo en la fase premenstrual o tomarse continuamente.
  • Preparaciones anticonceptivas orales combinadas.
  • Los agentes que suprimen la ovulación pueden mejorar los síntomas, pero no se ha demostrado que sea una ventaja constante, pero pueden ayudar si hay retención de líquidos.

Los tratamientos que no han sido probados para aliviar los síntomas incluyen:

  • Progesterona y progestágenos (como dispositivos intrauterinos o DIU).
  • Dispositivos intrauterinos (Implanon).
  • Depo-Provera (inyección).

Medicina complementaria y SPM

Muchas mujeres sienten que se benefician de otras terapias, como la terapia cognitiva conductual y las terapias complementarias.

Si deseas utilizar terapias complementarias, es importante buscar el asesoramiento de un profesional calificado. Informa a tu médico sobre cualquier terapia herbal o complementaria que estés utilizando. Las terapias complementarias deben considerarse como un medicamento y tratarse con el mismo respeto.

Las terapias complementarias que pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome premenstrual incluyen calcio, vitamina D y vitex agnus-castus. Se ha demostrado que el Gingko biloba, el aceite de onagra, el bálsamo de limón, la curcumina, la vitamina B6, las isoflavonas, la hierba de San Juan y el germen de trigo proporcionan algunos beneficios.

Muchas medicinas herbales o complementarias pueden tener efectos secundarios. Asegúrate de estar bien informada sobre ellas antes de tomarlas.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.