Un antiguo proverbio chino dice que reír más de 300 veces al día nos mantiene sanos. Además investigaciones científicas han demostrado que reirse es muy beneficioso para la salud.

risoterapia

Unas buenas carcajadas nos ayudan a producir endorfinas, las hormonas de la felicidad, esto nos ayuda a combatir el estrés, el insomnio, la depresión, enfermedades y los pensamientos y emociones negativas.

Cada vez que nos reímos movemos 400 músculos,  además nos aporta efectos muy positivos al corazón y al sistema inmune.

La risoterapia utiliza técnicas, como la expresión corporal, ejercicios, juegos, etc, que nos ayudan a liberar las tensiones acumuladas en el cuerpo, provocando la risa de forma natural.

El objetivo de la risoterapia es activar los mecanismos que nos predisponen a estar de buen humor. Y de esta forma conseguir eliminar bloqueos físicos y mentales. Liberándonos de la energía negativa, para así vencer nuestros miedos y abrir nuestra mente con ilusión, sentido del humor y positividad.

Comparte este artículo!