¿Cómo evitar las Pérdida de conocimiento - Convulsiones?

Pérdida de conocimiento

El calor, las emociones, el ayuno y muchas otras circunstancias pueden producir desmayos; si nota sensación de mareo deberá tumbarse boca arriba y con las piernas elevadas. Si no
es posible, hay que sentarse y agachar la cabeza entre las piernas. La respiración debe ser profunda y tranquila.

Pérdida de conocimiento - Convulsiones

Convulsiones

Cuando en niños menores de 5 años aparece fiebre y sube más de 38° C, se pueden producir convulsiones; para evitarlas, trate de bajarle la temperatura administrándole la medicación antitérmica
según las recomendaciones del pediatra. Si no cede, báñele en agua tibia (37° C) durante 10 minutos.
Si su hijo ha tenido convulsiones febriles o ataques epilépticos, aunque en la actualidad no los presente, notifíquelo en el colegio y siempre que vaya a pasar temporadas fuera de casa.
Si precisa tomar alguna medicación, indique al responsable de su hijo cómo debe administrarla y proporciónesela en cantidad suficiente.
Procure tener un sistema para no olvidarse de administrarle la medicación.

¿Qué hacer en caso de Pérdida de conocimiento - Convulsiones?

Pérdida de conocimiento

Túmbelo boca arriba, con las piernas elevadas. Si a los pocos minutos no recobra la conciencia o se encuentra mal, llévelo a un centro de urgencias.
Al despertar, si dice que lleva muchas horas sin comer, déle un vaso de agua con azúcar o un refresco azucarado.
Indíquele que se levante poco a poco, si lo hace deprisa puede desmayarse de nuevo.

Convulsiones febriles

Deje al niño en ropa interior.
Póngale paños de agua tibia.
Llévelo inmediatamente a un servicio de urgencias, aunque aún tenga la convulsión.

Ataques epilépticos

Déjelo moverse, si intenta sujetarlo podría producirle fracturas.
Retire todos los objetos que están a su alrededor para evitar que pueda golpearse con ellos.
Póngale una prenda de vestir o un cojín debajo de la cabeza.
Si puede, métale entre los dientes un cinturón, una venda o un bolígrafo en sentido horizontal para evitar que se muerda la lengua. Si tiene fuertemente cerrada la boca, no intente abrírsela, podría romperle la mandíbula.
Una vez terminado el ataque, colóquelo en posición de seguridad. Es normal que mientras se recupera esté un poco desorientado. Trasládelo al hospital.

Comparte este artículo!