Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Neuralgia

¿Qué es una neuralgia?

La neuralgia es dolor en una vía nerviosa. En general, la neuralgia no es una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de lesión o un trastorno particular. En muchos casos, se desconoce la causa del dolor. Las personas mayores son más susceptibles, pero las personas de cualquier edad pueden verse afectadas.

Casi todos experimentarán una neuralgia leve en algún momento, pero estos episodios suelen ser temporales y tienden a desaparecer por sí mismos en unos pocos días. Algunos tipos de neuralgia son más duraderos, debilitantes y tan agonizantes que la calidad de vida de una persona se ve severamente reducida.

Se dice que la neuralgia del trigémino, una afección que generalmente afecta solo a un lado de la cara, es una de las afecciones médicas más dolorosas. La neuralgia se puede manejar con medicamentos y fisioterapia. La cirugía es una opción en algunos casos resistentes.

Síntomas de neuralgia

Los síntomas de la neuralgia pueden incluir:

  • Dolor localizado.
  • El área puede ser extremadamente sensible al tacto, y cualquier presión se siente como dolor.
  • El dolor puede ser agudo o ardor, dependiendo del nervio afectado.
  • El área afectada aún funciona.
  • Los músculos pueden tener espasmos.

Neuralgia causada por inflamación nerviosa

La inflamación nerviosa (neuritis) puede desencadenar la neuralgia. Las causas de neuritis incluyen:

  • El herpes zóster: inflamación de un nervio, causada por una infección con el virus del herpes. Este tipo común de neuralgia se conoce como neuralgia posherpética. El dolor puede permanecer mucho tiempo después de que la erupción de la culebrilla haya desaparecido, particularmente en las áreas de la cara.
  • Infección: el nervio puede irritarse por una infección cercana, como un absceso dental.
  • Presión o lesión: los huesos rotos, los discos vertebrales deslizados (ciática) o ciertos tumores pueden presionar e irritar un nervio.
  • Sífilis: en sus etapas avanzadas, esta enfermedad de transmisión (ETS) afecta el funcionamiento del sistema nervioso.

Neuralgia trigeminal

Este es el tipo más común de neuralgia, también conocido como tic douloureux. El nervio trigémino irriga varias áreas de la cara, incluidas las mejillas y la mandíbula. La neuralgia del trigémino se caracteriza por sacudidas repentinas de dolor punzante que generalmente afectan solo un lado de la cara. A veces, una persona experimenta dolor en ambos lados de la cara, aunque en momentos alternos. El dolor puede ser lo suficientemente severo como para causar espasmos de los músculos faciales (tic).

La neuralgia del trigémino convierte las actividades cotidianas, como cepillarse los dientes o afeitarse, en eventos agonizantes. Incluso una suave brisa que sopla en la cara puede provocar dolor. Las causas conocidas incluyen esclerosis múltiple o tumores que presionan contra el nervio. Las mujeres mayores de 50 años son las más afectadas.

Neuralgia occipital

La irritación del nervio principal que se extiende desde la parte posterior del cráneo puede causar neuralgia occipital. Este tipo de dolor de cabeza o dolor es sordo, punzante y localizado en la parte posterior de la cabeza. El dolor a veces puede incluir la frente. Se sospecha que los músculos o ligamentos tensos pueden presionar contra el nervio, causando irritación, inflamación y dolor posterior. Otras causas pueden incluir infección viral, trauma en el cuello o mala postura.

Diagnóstico de neuralgia

No hay pruebas específicas para la neuralgia. El diagnóstico se basa más en descartar otras posibles causas del dolor. Las pruebas pueden incluir:

  • Examen neurológico: para determinar áreas específicas de dolor.
  • Examen dental: para detectar abscesos que puedan irritar los nervios cercanos.
  • Exámenes de sangre: para verificar si hay infección.
  • Radiografías: para ver si los nervios afectados están comprimidos.

Tratamiento para neuralgia

Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Tratamiento para la causa subyacente, como tratamiento dental y antibióticos para un absceso dental, o cirugía para eliminar la presión ósea contra el nervio.
  • Medicamentos para aliviar el dolor.
  • Medicamentos anticonvulsivos: para tratar el dolor y los espasmos musculares asociados con la neuralgia del trigémino.
  • Antidepresivos: para ayudar a aliviar el dolor en algunos casos.
  • Cirugía: para desensibilizar el nervio y bloquear los mensajes de dolor.
  • Terapia física, como fisioterapia y osteopatía.
  • Terapias alternativas, como la acupuntura, la hipnosis y la meditación.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.