La alimentación es uno de los factores que más influyen en la salud de las personas. La dieta está involucrada en las 10 principales causas de enfermedad. Bastaría consumir 5 piezas de fruta al día para conseguir reducir la tasa de cáncer en más de un 20 %. Debemos basar nuestra alimentación en alimentos vegetales, como cereales, frutas, legumbres, verduras y frutos secos. Recordar que los cereales que vienen en cajas para el desayuno, en muchos casos, contienen mucha azúcar, la cual debemos evitar en lo posible. A la vez que debemos limitar el consumo de azucaresrefinados, antes mencionados, también es importante reducir el consumo de grasas y sales, las cuales retienen líquidos y a largo plazo, producen muchas enfermedades, como tensión alta, arteriosclerosis y demás.

Sobra de más, decir lo perjudicial que es el tabaco para la salud, ya que su principal elemento, la nicotina, es capaz de matar a un ser humano con solo tomar 2 o 3 gotas. Reducir o evitar el consumo de alcohol y beber entre 2 y 3 litros de agua al día, la cual ayuda a hidratar y oxigenar las células y consigo lograr una vida más saludable y una piel mucha más limpia y tersa.

Especial atención en Verano para la fruta y las verduras, las cuales contienen agua y sales naturales, que retrasan la deshidratación. Buscar sobre todo alimentos frescos y de temporada y así evitar los alimentos en conserva. Labar todos los alimentos antes de ingerirlos y con las manos bien limpias.

Comparte este artículo!