Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

feocromocitoma

¿Qué es un feocromocitoma?

Un feocromocitoma es un tumor raro de las glándulas suprarrenales, que se encuentra por encima de los riñones.

El tumor se encuentra principalmente en adultos, aunque los niños a veces pueden desarrollar uno.

Por lo general, no es canceroso (benigno), aunque alrededor de 1 de cada 10 es canceroso (maligno).

En principio, es posible extirpar con éxito un feocromocitoma mediante cirugía.

Cómo afecta el tumor a las glándulas suprarrenales

Las glándulas suprarrenales producen las hormonas de "lucha o huida", la adrenalina y la noradrenalina, que se liberan en el torrente sanguíneo cuando es necesario. Estas hormonas controlan la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el metabolismo (los procesos químicos que hacen que los órganos funcionen).

Un feocromocitoma puede hacer que las glándulas suprarrenales produzcan demasiada cantidad de estas hormonas, lo que a menudo ocasiona problemas como palpitaciones del corazón y presión arterial alta.

Síntomas de un feocromocitoma

Los síntomas de un feocromocitoma tienden a ser impredecibles, y ocurren a menudo en ataques repentinos que duran desde unos pocos minutos hasta una hora.

Los ataques pueden durar más tiempo y ser más frecuentes y graves a medida que el tumor crece.

Los síntomas y signos de un feocromocitoma pueden incluir:

  • Dolores de cabeza.
  • Sudoración intensa.
  • Un latido acelerado (taquicardia).
  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Cara pálida (su cara puede parecer gris).
  • Sentirse o estar enfermo.
  • Sentirse ansioso o con pánico.
  • Temblor

Algunas personas con un feocromocitoma no tienen síntomas y su afección nunca se diagnostica o solo se descubre durante las pruebas de otro problema. Otros tienen síntomas durante muchos años antes de que se diagnostique un feocromocitoma.

Causas de un feocromocitoma

Muchos feocromocitomas se producen sin ninguna razón obvia y no se presentan en la familia.

Sin embargo, hasta 1 de cada 3 ocurre como parte de un trastorno genético hereditario, como:

  • Neoplasia endocrina múltiple tipo 2 (MEN).
  • Síndrome de von Hippel-Lindau (VHL).
  • Neurofibromatosis tipo 1 (NF1).

Estos trastornos genéticos hacen que se desarrollen diferentes tumores o crecimientos alrededor del cuerpo.

Si se le diagnostica un feocromocitoma, su médico puede recomendarle que se realice una prueba genética para ver si tiene alguno de estos trastornos.

Diagnóstico de un feocromocitoma

El diagnóstico de un feocromocitoma puede ser difícil porque los síntomas son bastante generales y pueden ser causados ​​por muchas otras afecciones más comunes.

Un tumor de la glándula suprarrenal se descubre a veces durante una exploración por otra razón. En este caso, le harían más pruebas para averiguar más sobre el tumor, que puede incluir:

  • Exámenes de sangre y orina.
  • Una tomografía computarizada.
  • Una resonancia magnética.

Tratamiento de un feocromocitoma

La mayoría de las personas con un feocromocitoma necesitarán una cirugía para que se la extirpen.

Por lo general, se le administrarán medicamentos llamados bloqueadores alfa (y, en algunos casos, bloqueadores beta) durante varias semanas antes de la operación. Bloquean los efectos del exceso de hormonas en su cuerpo y estabilizan su ritmo cardíaco y presión arterial.

La operación se realiza bajo anestesia general (cuando usted está inconsciente). Se puede hacer como:

  • Cirugía de "ojo de cerradura" (laparoscópica): se realizan una serie de pequeños cortes (incisiones) y se pasan instrumentos finos a través de estos para extirpar el tumor; Este es el tipo de cirugía más común para los feocromocitomas.
  • Cirugía abierta: se realiza una sola incisión más grande en la piel para acceder y extirpar el tumor.

Las incisiones generalmente se realizarán en la barriga (abdomen).

Su médico discutirá el mejor tipo de operación para usted y le explicará el procedimiento en detalle, incluidos los riesgos. También contestarán cualquier pregunta que tengas.

Si su feocromocitoma es canceroso, es posible que necesite quimioterapia o radioterapia además de la cirugía.

Si no se puede extirpar su tumor, necesitará medicamentos para controlar su afección. Esto generalmente será una combinación de medicamentos para controlar los efectos de las hormonas excesivas.

Si no se trata, los feocromocitomas pueden causar problemas graves y afectar significativamente su calidad de vida.

Usted estará en riesgo de latidos cardíacos irregulares (arritmia), ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia orgánica.

Sin embargo, la mayoría de los tumores se pueden extirpar con éxito mediante cirugía y esto generalmente significa que la mayoría de los síntomas desaparecen.

En un pequeño número de personas, el tumor puede volver. Por lo tanto, necesitará chequeos regulares después de la cirugía para que, si regresa, pueda ser recogido y tratado tan pronto como sea posible. Comuníquese con su médico de cabecera inmediatamente si sus síntomas regresan.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.