Sin duda, muchas personas, especialmente, mujeres viven obsesionadas con su imagen física. De tal forma que se ponen a dieta constantemente. Pero conviene tener cuidado porque también existen personas que se vuelven dependientes de las dietas.

adicta dieta

¿Cómo saber que eres una dietoadicta?

  • En primer lugar, no tienes una imagen real de ti misma, es decir, distorsionas tu imagen física cuando te miras en el espejo. De este modo, los demás te perciben de una forma totalmente diferente a como te percibes tú.
  • El peso se convierte en una obsesión que te produce ansiedad y angustia. Puedes llegar a pesarte más de una vez al día. Para evitar la tentación, es mejor que elimines la báscula de tu casa durante una temporada.
  • Por otra parte, también caes en la tentación de las dietas milagro. Dietas que no son saludables y que resultan perjudiciales para tu bienestar.
  • Pesas los alimentos antes de elaborar un menú de una forma maniática y compulsiva. Es decir, no te relajas frente a la mesa y no disfrutas del placer de los alimentos.
  • Pasas a dieta gran parte del tiempo. En ese caso, debes analizar que tal vez no estés utilizando el método correcto, sencillamente, porque no produce los efectos deseados. Para ello, ten en cuenta que una dieta adecuada es aquella que siempre va acompañada de unos hábitos de vida saludables y que está respaldada por un profesional de la salud. Por tanto, consulta con tu médico.
Comparte este artículo!