cmv

Citomegalovirus (CMV)

El citomegalovirus (CMV) es un virus común que generalmente es inocuo. A veces causa problemas en los bebés si se contagia durante el embarazo (CMV congénito).

¿Qué es el CMV?

El CMV es similar al virus del herpes que causa el herpes labial y la varicela. Una vez que tienes el virus, permanece en tu cuerpo por el resto de tu vida.

El sistema inmunológico generalmente controla el virus y la mayoría de las personas no se dan cuenta de que lo tienen.

Cómo se contagia el CMV

El CMV se transmite principalmente a través del contacto cercano con alguien que ya tiene CMV. Se puede transmitir a través de fluidos corporales, como la saliva, la sangre y la orina.

CMV solo se puede transmitir cuando está "activo". Esto es cuando:

  • Se contagia el virus por primera vez; los niños pequeños a menudo reciben el CMV por primera vez en la guardería.
  • El virus se ha "reactivado" porque tienes un sistema inmunitario debilitado.
  • Has sido re-infectado - con un tipo diferente (cepa) de CMV.
  • Las mujeres embarazadas pueden transmitir una infección por CMV "activa" a su bebé por nacer. Esto se conoce como CMV congénito.

El CMV no siempre causa síntomas

Algunas personas tienen síntomas similares a los de la gripe la primera vez que contraen el CMV, que incluyen:

  • Una temperatura alta de 38ºC o más.
  • Dolor muscular.
  • Cansancio.
  • Nauseas.
  • Dolor de garganta.
  • Glándulas inflamadas.

Si tienes síntomas, normalmente mejoran por sí solos en aproximadamente 3 semanas.

Consulta a un médico de cabecera si tienes síntomas gripales y:

  • Estás embarazada.
  • Tienes un sistema inmunitario debilitado, por ejemplo, porque estás recibiendo quimioterapia.

Si el médico de cabecera está preocupado por tu salud o la de tu bebé, puede solicitar pruebas para averiguar qué está causando los síntomas.

Cómo se trata el CMV

El CMV que no causa síntomas no necesita ningún tratamiento.

Actualmente no hay tratamiento para el CMV durante el embarazo y, en la mayoría de los casos, el virus no causa ningún problema para el bebé.

El medicamento antiviral se puede usar para tratar:

  • Bebés diagnosticados con CMV congénito después de nacer.
  • Personas con un sistema inmune debilitado.

El tratamiento debería ayudar a debilitar el virus y reducir la posibilidad de problemas graves, pero no cura la infección por CMV.

Los bebés que nacen con CMV congénito deben permanecer en el hospital hasta que finalice el tratamiento antiviral.

Cómo reducir el riesgo de CMV en el embarazo

La mejor manera de reducir el riesgo de contraer CMV durante el embarazo es con algunas medidas simples de higiene:

  • Lávate las manos con jabón y agua caliente, especialmente después de cambiar pañales, alimentar a niños pequeños o limpiarte la nariz.
  • Lava regularmente los juguetes u otros artículos que contengan saliva u orina de niños pequeños.
  • Evita compartir alimentos, cubiertos, vasos y similares  con niños pequeños.

Actualmente no hay vacuna para el CMV.

Importante

Las mujeres embarazadas que trabajan estrechamente con niños o que ya tienen otros hijos tienen más riesgo de contraer CMV.

También te puede interesar leer: Citomegalovirus y Embarazo ¿Cómo le afecta al feto?

Comparte este artículo!