Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 Articulaciones: Artritis Reumatoide e Inflamación

Es importante diagnosticar correctamente y lo antes posible las enfermedades reumáticas.

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria articular, es la más frecuente y cursa con inflamación mantenida que acaba destruyendo las articulaciones. El dolor articular en los pies, en las muñecas y en los nudillos es lo primero que te tiene que alertar, se suele acompañar de hinchazón, más o menos evidente y de limitación de la movilidad. El objetivo principal del tratamiento es evitar la deformidad. Para esto hay que controlar la inflamación.

Hoy en día se dispone de gran variedad de fármacos que permiten conseguir una mejora considerable, gracias a esto y a un diagnostico precoz, hay pacientes que consiguen mantener la enfermedad a raya, pudiendo en muchos casos hacer una vida normal. También son muy importantes la rehabilitación, terapia ocupacional, ejercicios, etc.

Partes de la articulación

  • Cartílago del hueso
  • Cápsula articular
  • Líquido sinovial

La articulación es un órgano que consta de dos superficies óseas que se engranan entre si y entre ellas está el cartílago.

El cartílago es el que hace que la unión y el movimiento de dos superficies óseas y rígidas sea flexible y esté lubricado. Esto está recubierto por la cápsula articular. La parte que tapiza por dentro la cápsula articular es la membrana sinovial que es la que produce el líquido sinovial.

La artritis lo que inflama es la membrana, que crece y produce sustancias inflamatorias que aumentan la producción del líquido y por eso la articulación se hincha. El problema, es que ese tejido se va comiendo poco a poco el cartílago, el hueso, los ligamentos y al final se producen deformidades ya que la articulación se queda inestable. Por lo que quedan incapacitadas para muchos movimientos, como abrochar un botón, cortar un filete, agarrar un tenedor, etc. Condicionando así, la vida del paciente.

Alimentos antiinflamatorios

Como complemento del tratamiento que te ha prescrito tu médico hay alimentos que te pueden ayudar como:

El pescado azul: atún, bonito, caballa, salmón y pez espada. Sardinas y anchoas (de las que puedes disponer todo el año enlatadas). Contienen DHA, que si que se ha demostrado que favorecen la formación de una sustancia que se llaman resolvinas que ayudan a "resolver" la inflamación como su nombre indica.

También el besugo, la lubina, la dorada y los salmonetes. Estos pescados dependiendo de la época del año contienen más o menos grasas (semigrasos). Son saludables, pero al tener más grasa son más calóricos, por tanto, la ración recomendada serían 150 gramos y dos o tres veces a la semana como mucho. Por supuesto se deben tomar hechos al horno o la plancha.

Gimnasia de los dedos que puedes hacer a diario

Movimientos sencillos para eliminar la tensión de las manos alivian el dolor. Extender y flexionar las muñecas, Tocar con el pulgar la punta de los dedos, Cerrar las manos intentando esconder las uñas. No luches contra el dolor ya que puedes hacerte daño. Cuando se producen los brotes y hay mucha inflamación, no conviene aplicar calor y el ejercicio debe ser de baja intensidad.

Alcohol de Romero para calmar el dolor y la inflamación

El alcohol de romero calma el dolor y suaviza la inflamación. Aplica haciendo friegas. Puedes comprarlo o hacerlo en casa poniendo 50 gramos de romero en 250 ml de alcohol. Tienes que  dejarlo 15 días en reposo y transcurrido ese tiempo lo filtras y ya está listo para usar.

Otros datos de interés

  • Las manos y los pies son los más afectados en la artritis reumatoide.
  • La artrosis y la artritis es más habitual en mujeres que en hombres.
  • El tabaco es el principal factor externo que produce la artritis reumatoide.
  • No hay estudios que demuestren que el cartílago de tiburón sea bueno para las articulaciones. Otra cosa es el Condroitín sulfato que sí que hay estudios que demuestran que funcionan y alivian el dolor y la inflamación.