ansiedad insomnio

Ansiedad e insomnio

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es el término médico que indica la dificultad para dormir, que puede incluir:

  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Problemas para permanecer dormido.
  • Despertarse muy temprano.
  • Despertarse sintiéndose cansado.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es la respuesta natural de su cuerpo al estrés, donde siente aprehensión o miedo acerca de lo que sucederá. Es posible que tenga un trastorno de ansiedad si sus sentimientos de ansiedad:

  • Son extremos.
  • Duran 6 meses o más.
  • Están interfiriendo con su vida diaria y sus relaciones.

En muchos casos el estrés hace perder el sueño. Los malos hábitos de sueño se han relacionado con problemas como la depresión y la ansiedad.

Los problemas del sueño afectan a más del 50 por ciento de los adultos con trastorno de ansiedad generalizada.

¿La ansiedad causa insomnio o el insomnio causa ansiedad?

Esta pregunta normalmente depende de lo que vino primero.

La falta de sueño puede elevar el riesgo de trastornos de ansiedad. El insomnio también puede empeorar los síntomas de los trastornos de ansiedad.

La ansiedad también puede contribuir a la interrupción del sueño, a menudo en forma de insomnio o pesadillas.

La relación entre el sueño y la salud mental

La relación entre la salud mental y el sueño no se entiende completamente todavía. Pero según Harvard Health Publishing, los estudios de neuroquímica y neuroimágenes sugieren:

Una noche de sueño adecuada ayuda a nutrir la capacidad de recuperación tanto mental como emocional.

Las interrupciones crónicas del sueño pueden generar pensamientos negativos y sensibilidad emocional.

También implica que tratar el insomnio puede ayudar a aliviar los síntomas asociados con un trastorno de ansiedad y viceversa.

¿Tengo insomnio?

Si cree que puede tener insomnio, hable con su médico. Junto con un examen físico, su médico podría recomendarle que lleve un diario del sueño durante un par de semanas.

Si su médico cree que un trastorno del sueño como el insomnio es una probabilidad, le puede recomendar que consulte a un especialista del sueño.

Un especialista en sueño podría sugerir un polisomnograma (PSG), también denominado estudio del sueño. Durante el estudio del sueño, varias actividades físicas que realiza durante el sueño se controlan electrónicamente y luego se interpretan.

Tratamiento del insomnio

Aunque existen medicamentos para el sueño sin receta y medicamentos recetados para el insomnio, muchos médicos comenzarán a tratar el insomnio con terapia cognitiva conductual para el insomnio (TCC-I).

La Clínica Mayo ha determinado que la TCC-I es, por lo general, igual o más efectiva que la medicación.

Esta terapia se usa para ayudarlo a comprender, reconocer y cambiar sus actitudes que afectan su capacidad para dormir y permanecer dormido.

Sugerencias para mejorar el sueño

Existen varias estrategias para ayudarlo a evitar comportamientos que impiden el buen sueño. Puedes desarrollar buenos hábitos de sueño practicando algunos de los siguientes consejos:

  • Las técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración y la relajación muscular progresiva, pueden ayudar a reducir la ansiedad al acostarse. Otras técnicas de relajación incluyen tomar un baño caliente o meditar antes de irse a la cama.
  • Controlar estímulos como usar el dormitorio solo para dormir y no permitir que entren otros estímulos, como la electrónica.
  • Establecer una hora de acostarse y despertarse de manera consistente puede ayudarlo a entrenarse para un sueño constante.
  • Evitar las siestas y restricciones de sueño similares puede hacer que se sienta más cansado a la hora de acostarse, lo que puede ayudar a mejorar el insomnio de algunas personas.
  • Evitar los estimulantes como la cafeína y la nicotina cerca de la hora de acostarse puede ayudarlo a estar físicamente preparado para dormir. Su médico también puede recomendar evitar el alcohol cerca de la hora de acostarse.

Su médico puede sugerir otras estrategias adaptadas a su entorno de sueño y estilo de vida que lo ayudarán a aprender y desarrollar hábitos que promuevan un sueño saludable.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

 

Comparte este artículo!