poema de las setas, setas, poemas otoño

Llegando el otoño 

nacen en el bosque

los hongos de especies

multiformes.

Sinfonía

de alegres colores,

bajo la sombría

capa de espesores:

blancas, amarillas,

naranjas, violetas,

sencillas y orondas,

crecen las setas.

...

Navaja, bastón

y cesta

son buenos compañeros

para cogerlas. 

Si encuentras algunas

estás de suerte

y otras pueden

llevarte a la muerte. 

Si no conoces

sus secretos,

puedes acabar un día 

en el cementerio. 

Así te ocurre

con la Amanita:

de los césares

exquisita 

y la faloides

maldita.

poemas de las setas, otoño, alimentación,

Dice el refrán:

"de lo que no cuesta

lleno

la cesta";

pero también recordar

es de justicia

que "el saco rompe

la avaricia".

Cortando el tronco

con cuidado,

respetas los micelios

asegurando

que otras nuevas

van a crecer

y si dejas

las esporas caer,

te regala

el suelo

nuevos días

de asueto.

...

Limpias y arregladas

son firme promesa

de un suculento plato

para la mesa.

A la plancha o revueltas,

son una caricia

que el paladar aprecia

como delicia.

Delicado manjar

de carne carnosa

un emparedado

de macrolepiota.

Guisadas con patatas

o gratinadas con puerros,

espero que te gusten.

¡ Y buen provecho!.

 

Para Tomás Urrialde,Maestro en Micología y en Cocina.

José GarcíaVelázquez

Segovia, 15 deenero de 2005

Comparte este artículo!