Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 Recursos educativos - Poesias otoño

Cadencias Mendocinas (Jose Hierro 1947)

Poesias Cadencias Mendocinas

Un Domingo de otoño
una siesta tranquila
un recuerdo enterrado en la quinta marchita,
y los fieles custodios de los álamos tristes
con sus troncos hiriendo la tierra que grita:
¿En que vientos te fuiste mujer labriega mujer amiga?

Con un aire del Ande hendido, en sarmientos lagrimiantes y vencidos
se mecen las parras yertas
y al mecerse componen la sinfonía de esta tarde muerta.

De tus manos crujientes,
hacedoras del vino,
aliciente humilde y noble del hombre mendocino
he visto el adiós, la embriaguez,
y la agonía de mi amor en las acequias de estas viñas.

¿Serán siempre estas cadencias,
el rumor de la tierra en el otoño?
¿Serán los Andes, los álamos y el vino
un puñado de plegarias al Divino?

¿O serán estas cadencias tristezas de mi alma
sueños idos y errantes, fantasías,
y la mente sin calma?

Tu volverás madurando
en cada nueva vendimia
con el sabor de lar uvas, con el color de las viñas,
iras trayendo toneles, cubas añejas y vida,

y yo me iré deshaciendo en estas tardes de otoño,
y yo me iré sepultando bajo la tierra que grita:
¿Porqué el que en mi seno duerme, tiene el cuerpo tan temprano
y el alma ya tan marchita?