Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Pincha en dictados y podrás acceder a todos lo textos para hacer dictados

Accede también al taller de lengua

textos-dictados

Habían puesto la mesa debajo de un árbol, delante de la casa, y la Liebre de Marzo y el Sombrerero estaban tomando el té. Sentado entre ellos había un Lirón, que dormía profundamente, y los otros dos lo hacían servir de almohada, apoyando los codos sobre él, y hablando por encima de su cabeza. «Muy incómodo para el Lirón», pensó Alicia. «Pero como está dormido, supongo que no le importa.»

La mesa era muy grande, pero los tres se apretujaban muy juntos en uno de los extremos.

–¡No hay sitio!– se pusieron a gritar, cuando vieron que se acercaba Alicia.
–¡Hay un montón de sitio!– protestó Alicia indignada, y se sentó en un gran sillón a un extremo de la mesa.

Fragmento del capítulo de “Alicia en el País de las Maravillas” llamado “una merienda de locos”