Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Pincha en dictados y podrás acceder a todos lo textos para hacer dictados

Accede también al taller de lengua

La atmósfera es la envoltura gaseosa de la Tierra y la protege de determinadas radiaciones solares, que serían letales para los seres vivos, al mismo tiempo que actúa, como regulador térmico evitando excesivos calentamientos o enfriamientos de la superficie terrestre. La atmósfera es una mezcla de gases. Dentro de ella se sigue cumpliendo la distribución por densidades y los gases más ligeros ocupan las partes superiores.

Las masas de gases próximas a la superficie de la Tierra se calientan. Al calentarse aumentan de volumen, pierden densidad y ascienden. El lugar que ocupaban es rellenado por gases más fríos; este desplazamiento de gases origina los vientos. Al ascender, los gases se enfrían y aumentan su densidad.

La hidrosfera es el conjunto de aguas que forma una capa discontinua sobre la corteza terrestre. Se dividen en continentales y marinas.

La hidrosfera está en continuo movimiento. Por la acción de los rayos solares se calienta la superficie, y descienden hacia el fondo las masas más frías; esto origina movimientos verticales en el seno de las aguas.

Por otro lado, el viento produce las olas en la superficie, y la atracción gravitatoria del Sol y de la Luna, las mareas.

El agua actúa como regulador de la temperatura, pues se enfría y se calienta mucho más lentamente que los materiales rocosos, y como agente geológico importante dado que erosiona, transporta y sedimenta.