Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Pincha en dictados y podrás acceder a todos lo textos para hacer dictados

Accede también al taller de lengua

Félix era hijo de un notario que gozaba de una desahogada posición social. Era el único varón, y sólo tenía una hermana. Su padre, don Samuel, consideraba que la escolarización debía ser tardía, que los niños deben ser tales el mayor tiempo posible, que hay una escuela mejor que la escuela. Y estaba pensando en ese ambiente familiar y natural que rodea a los pueblos y que prepara, más que ninguna lección en la pizarra, para las cosas verdaderamente importantes de la vida; como, por ejemplo, comprender el mundo que te rodea, sentirte en armonía con él, ser amigo de tus vecinos... Así que Félix no acudió a la escuela hasta que cumplió 10 años. Luego todo fue sencillo para él. Su prodigiosa capacidad de retener cuanto escuchaba le permitió ser siempre un alumno aventajado. En todos los centros escolares que frecuentó se recuerda como uno de los que alcanzaban las mejores notas. Sus paisanos todavía comentan que, cuando tenía 12 años, sacó la máxima calificación en todas las asignaturas.

Dictados para primaria