Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 El Gallo que se rompió el pico - Obras de Teatro Infatiles

 

Recursos Educativos - Teatros y Actividades dramáticas

El Gallo que se Rompió el Pico

En el escenario un fondo de un paisaje y sobre ese fondo se realiza toda la obra.

NARRADOR 1: Érase una vez un gallo que, mientras estaba escarbando en un basurero en busca de comida, se rompió el pico y se quejaba lloroso.

GALLO: ¿Y qué hago yo ahora?. Con el pico roto no puedo comer y me moriré de hambre.

NARRADOR 2: Entonces pensó que el zapatero podría arreglárselo y hacía él se dirigió.

(Entra el zapatero y se coloca en una esquina)

GALLO: Zapatero, ¿Quieres arreglarme el pico que se me ha roto?

ZAPATERO: Bueno, pero con una condición.

GALLO: ¿Qué condición?

ZAPATERO: Que tú me des a mí, sebo para mis zapatos.

GALLO: Pero yo no tengo sebo.

ZAPATERO: Pues lo buscas, si quieres que te arregle el pico.

(Sale el zapatero y el gallo se queda dando vueltas).

NARRADOR 1: Entonces el gallo pensó que la vaca le podría dar sebo y se fue al campo a buscarla.
(Entra la vaca)

GALLO: Vaca, ¿me das sebo?

VACA: ¿Qué cara más dura, me pides sebo y no me traes nada a cambio.

GALLO: ¿Y qué quieres que te dé yo por el sebo?

VACA: Yo quiero que me traigas un montón de hierba y así yo te daré un poco de mi sebo.

(Sale la vaca y el gallo se queda dando vueltas)

NARRADOR 2: El gallo preocupado se dirigió al prado

(El prado era un niño que ya estaba en el escenario)

GALLO: ¿Me puedes dar un montón de hierba?

PRADO: Si te doy mi fresca hierba, como quedará mi suave césped.

GALLO: Pero es que me he roto el pico y me hace falta hierba para que lo arreglen.

PRADO: Bueno, si tú me das agua para que mi hierba vuelva a crecer, yo te daré un montón de verde hierba.

NARRADOR 1: El pobre gallo estaba ya desesperado y como el pico le dolía cada vez más decidió llamar a las nubes .

(Las nubes ya estaban en el escenario en una esquina)

GALLO: Nubes, ¿me oís?.

NUBE: No soy sorda, te oigo sin que tengas que chillar

GALLO: Nube, ¿me podrías dar agua?

NUBE: ¿Para que quieres tú agua?

GALLO: Para dársela al prado y que este me de hierba.

NUBE: Vale, pero si tú me das a mi viento

NARRADOR 2: El gallo, que para colmo de males no podía comer y tenía mucha hambre, marchó a buscar al águila.

(Entra el águila, mientras el gallo estaba dando vueltas)

ÁGUILA: ¡Hola, gallo! ¿qué haces tú por aquí?

GALLO: He venido a buscarte, para ver si me podías dar viento.

AGUILA: ¡Viento! ¿Y para que puede un gallo querer viento?

GALLO: Pues para dárselo a la nube y que esta me de agua.

AGUILA: ¡Qué capricho más tonto tienes gallo! Te daré viento si tú me das a mí un cordero.

NARRADOR 1: El pobre gallo, muerto de cansancio, siguió andando hasta que se encontró con el pastor.

(Gallo da vueltas y entra el pastor)

GALLO: Pastor ¿me puedes dar uno de tus corderos?

PASTOR: ¿Por qué te tengo que dar uno de mis corderos?

GALLO: Porque me hace falta para dárselo al águila

PASTOR: Pero tú entonces me tienes que traer un perro, para que me ayude a cuidar a mis ovejas.

GALLO: Pero, ¿Dónde puedo encontrar un perro?

PASTOR : Pues pídeselo a la perra.

NARRADOR 2: Seguidamente y muerto también de hambre, se puso a buscar a la perra.

(El gallo dando vueltas, sale y se cambia por el otro gallo y entra la perra)

GALLO 2: ¡Hola perra!

PERRA: Hola Gallo.

GALLO 2:¿Me das un perrito?

PERRA: Si me das pan

GALLO 2: ¿Para qué quieres pan?

PERRA: Para dar de comer a los otros perritos?

NARRADOR 1: El gallo pensó que el panadero si le daría pan y fue a verle.

(El gallo dando vueltas y entra el panadero con un cesto lleno de panes)

PANADERO: ¡Hola gallo!

GALLO 2: ¡Hola panadero! Tenía que pedirte un favor

PANADERO: ¿Qué favor?

GALLO 2: ¿Me podrías dar un poco de pan?

PANADERO: Si tú me das a mí un saco de leña.

NARRADOR 2: Cansado de tanto ir y venir, el pobre gallo se fue al monte.

(El gallo dando vueltas se dirige al monte que ya estaba en escena)

GALLO 2: Monte, me podrías dejar coger una carguilla de leña.

MONTE: Ahora no es época de coger leña, pues los árboles están brotando.

GALLO 2: Pero es que me hace falta la leña ahora, para poder dársela al panadero.

MONTE: Te daré leña si tú me das un hacha.

NARRADOR 1: Desesperado el gallo se dirigió a la herrería.

(El gallo dando vueltas y entra el herrero)

GALLO 2: Hola señor herrero.

HERRERO: Hola gallo, ¿cómo tú por aquí?

GALLO 2: He venido para ver si me das un hacha.

HERRERO: Yo te daré un hacha si tu me das a mí carbón, para el fuego.

NARRADOR 2: El gallo se dirigió a la carbonería y le preguntó al carbonero.

(El gallo dando vueltas y entra el carbonero)

GALLO 2: Carbonero ¿me das carbón?

CARBONERO: No quiero darte carbón.

GALLO 2: Por favor carbonero, me hace falta carbón para poder arreglar mi pico, que lo tengo roto.

CARBONERO: te daré carbón, si tú me das a mí plata.

NARRADOR 2: Por fin y cuando el gallo pensaba que su pico ya no tenía arreglo y gallo llegó hasta el platero.

(El gallo dando vueltas y entra el platero)

GALLO: Platero, por favor ¿me das plata?

PLATERO: Y para que quieres tú plata.

GALLO: Para poder arreglar mi pico

(El platero abre su caja y le da una bolsita llena de plata)

PLATERO: Toma esta bolsa de plata y que te arreglen bien ese pico.

GALLO: (Muy contento) Muchas gracias platero. Ahora si que podré arreglar por fin mi pico.

(Salen todos y se colocan para cantar juntos la canción del gallo)

NARRADOR 1: Y así fue como el gallo pudo ver arreglado su pico, que ahora parecía nuevo y el gallo fue muy feliz con su reluciente pico.

GALLO 2: Kikiriki...

**FIN**

Teatros para Navidad

Otros Teatros infantiles