Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La historia de Madelen

¡Acá les presento mis tres grandes amores que ahora les tengo una gran envidia porque se encuentran el mejor lugar que existe, en el cielo con mi padre celestial!

¡Quiero compartir mi historia con ustedes y dedicar estas palabras a mis 3 bebés que me enseñaron y me dejaron hermosos recuerdos ya que aprendí a luchar con el corazón, gracias a ell@s aprendí a tener fortaleza en el peor momento y no derrumbarme, aprendí aceptar la gran voluntad de Dios por más dura que sea, me ayudaron a tomar la decisión de acercarme tener más anhelo de estar cerquita de Dios, aprendí a reconocer que sin él NO SOMOS NADA, aunque fueron momentos duros de angustia y de dolor, aprendí a verle el lado positivo a las situaciones, que aunque Dios no me permitió sentir sus pataditas, ver mis panzitas de 9 meses, ni traerlos al mundo, ell@s me marcaron mi vida dejándome grandes enseñanzas por el simple hecho que despertaron en mi ese bello instinto de madre, que muchas, desgraciadamente no tienen y aún así teniendo sus hijos en brazos!

¡Tal vez suena grosero pero mis tres perdidas, yo prefiero llamarlas BENDICIONES, repito, aunque mis tres embarazos no pasaron de tres meses, se que Dios todo lo permitió con un gran propósito en nuestras vidas y que día a día hemos ido viendo su mano poderosa moviéndose en nosotros y es ahí donde vemos los planes que él tenía para nosotros, el permitió que viviéramos esto, para que mi matrimonio caminara junto a él tomados de su mano y en vez de alejarnos al uno del otro, NOS FORTALECIÓ COMO FAMILIA Y NOS UNIÓ AÚN MÁS COMO MATRIMONIO!

¡Ahora puedo decir, que conozco esa hermosa sensación de saber que dentro de ti crece y se forma una pequeñita pero a la vez gran bendición, supe que es luchar con alma y cuerpo por un hijo, tanto así, que estar postrada en una cama más en un mes, sin derecho al delicioso baño de siempre y tener que hacer todo ahí mismo, pero no me importaba, porque aunque no se pudo, hoy tengo mi conciencia tranquila porque di lo mejor de mí y todo eso me ayudó a crecer como persona y mujer y madurar, repito, SÓLO UNA PERSONA QUE HA PASADO POR ESTO ENTIENDE DE LO QUE HABLO!

¡Sólo Dios me dio y me ha dado las fuerzas necesarias, la paz que sobre pasa todo entendimiento y hoy estoy SUMAMENTE AGRADECIDA CON DIOS porque nunca me abandono en esos momentos, nunca me soltó y pude sentir más que nunca su compañía, amor, misericordia, fuerzas y apoyo, y hoy se que tengo 3 hermos@s bebés allá con él y que día a día mi amor aumenta cada vez más aún sin conocerles, a eso le llamó amor PURO Y SINCERO el amor de una madre por sus hijos!

¡Hoy GRACIAS A MI DIOS mi Útero y Ovarios están SANOS, yo sabía que NO DEBÍA NUNCA PERDER MI FE Y CONFIANZA, ya que él me ha demostrado que SIEMPRE ha estado conmigo en todo momento y HOY mi familia, esposo y yo estamos esperando con ansias el momento INDICADO de mi Dios, solo daremos un corto tiempo para alimentarme y cuidarme sanamente como debo hacerlo!

¡L@s Amo mis amores gracias por esos días tan bellos que junto y muy adentro de mi aprendí a vivir junto a ustedes!

Muchas gracias Madelen por compartir esta hermosa historia con nosotros.

**A fecha de hoy tenemos la gran alegría de que Madelen ha conseguido ser mamá y ella misma nos cuenta nuevamente su historia.

Les escribo nuevamente ya que ustedes me habían dicho que cuando fuese mamá les informará y hoy para la gloria y honra de Dios ya lo soy, tengo un hijo ya de dos añitos de edad y quiero compartir mi nueva historia con ustedes porque quizás muchas vivieron o viven lo mismo que yo...

A continuación mi historia:

Después de mi último aborto (QUE FUERON TRES PERDIDAS) en el hospital Dr Escalante Pradilla de mi país Costa Rica, me iniciaron una serie de estudios. Después de un largo tiempo de exámenes tras exámenes descubrieron que padezco del Síndrome de Antifosfolípidos que es una enfermedad autoinmune en la cual los anticuerpos antifosfolípidos (anticuerpos anticardiolipinas y anticoagulantes lúpico) reaccionan contra las proteínas que se unen a los fosfolípidos aniónicos de las membranas celulares, para una idea más clara también se le llama (SAF).

Y a la hora de quedarme embarazada se formaban coágulos de sangre al rededor del embrión por lo cual no permitía que se aferraran a la pared de mi útero ni les llegara el oxígeno suficiente por lo cual se ahogaban y se desprendían.

Inmediatamente me iniciaron un tratamiento que fue tomar una pastilla (aspirina) para evitarme un infarto, un derrame y una trombosis etc, porque mi vida corría peligro. 

Después de un tiempo lograron descubrir que ésta enfermedad (SAF) se me reactiva en tiempo de gestación, por lo cual los Doctores y Doctoras que estudiaron y llevaban mi caso me recomendaron tomarme SIN FALTA ALGUNA una Aspirina por día durante mis 9 meses de embarazo (EMBARAZO DE ALTO RIESGO) y así lo hice durante los 8 meses ya que mi pequeño nació a mis 8 meses de gestación por lo grandote que ya estaba. Empezando mi embarazo siempre en cada cita de control me informaban que mi milagrito de vida estaba midiendo y pesando más de lo que debería para los pocos meses que tenía, su desarrollo y crecimiento iba mejor de lo que esperaban, esas fueron siempre muy buenas noticias tanto para nosotros como su familia como para cada uno de los y las Doctoras que llevaban mi caso, ya que por mi enfermedad se sabe que un bebé de una madre portadora del (SAF) nacen con problemas de estatura, me explicó mejor supuestamente debió haber medido como un bebé prematuro pero para gloria y honra de Dios mi milagrito de vida midió 53cm, es un niño sumamente sano, alegre, creativo y muy inteligente. Después de su nacimiento (Cesárea) me pasaron a control con una especialista en el caso, la cual en muchas ocasiones dudó que yo fuese portadora del (SAF) por el hecho de haber tenido a mi hijo con una simple aspirina por día, según para la ciencia es imposible que hoy yo pueda contar mi historia como madre ya que yo debí haber llevado un tratamiento mucho más fuerte y un control más riguroso llamado (HEPARINA EN EL EMBARAZO).

Este tratamiento es muy fuerte y doloroso ya que es inyectado directamente en el vientre de la madre, pero Dios ya tenía un plan y un propósito para nuestras vidas, el sostuvo con su mano a mi bebé en mi vientre en todo momento, siempre estuve plenamente confiada y segura en mi Dios en que él tenía el control de absolutamente todo ya que después de mi último aborto caí en una gran depresión de la cual pensé que nunca iba a salir, días después fui invitada por mi madre (Damaris Quiros) a un culto de oración al cual sinceramente fui sin gana alguna, yo no quería salir de mi casa para no escuchar aquellas típicas palabras (Ay como Lo Siento Mucho) yo no me levantaba de mi cama, pasaba 24 horas del día llorando y viendo las fotos de mis ultrsonidos, fue tanta la depresión que mi esposo tomó la decisión de esconderme todo aquello que me recordara a mis tres angelitos que hoy están en el cielo, yo no toleraba ni siquiera hablar del tema, pero ya Dios lo tenía todo escrito y esa noche en el culto mi bello pastor (William Ramírez) sintió muy fuerte en su corazón ir hasta donde estaba yo sentada llorando para orar por mí, después de unos minutos de estar orando con sus manos puestas sobre mi cabeza cayó en un silencio rotundo, después de unos segundos de silencio claramente me dijo: (DICE EL SEÑOR, NO TENGAS TEMOR PORQUE EL ESTÁ CONTIGO, NO TE SIENTAS SOLA PORQUE EL NUNCA TE A ABANDONADO Y NO PIERDAD LA FE PORQUE DENTRO DE DOS AÑOS VOLVERÁ A VER VIDA EN TU VIENTRE) desde esa noche tome la decisión de levantarme de esa cama y decir (NO MÁS) porque inmediatamente entendí que no era nuestro tiempo sino el tiempo PERFECTO DE DIOS y así sucedió dos años después exactos se cumplió su palabra y hoy mi milagrito tiene ya dos añitos de vida gracias a él que lo que para la ciencia es imposible para él lo es POSIBLE y cuento esta historia para que muchas mujeres que están experimentando lo mismo pongan siempre su confianza en Dios que es el ÚNICO que da la vida y como siempre digo: (NO HAY MEJOR MÉDICO POR EXCELENCIA QUE ÉL)

madelen 001

madelen 002