Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

cosmetica inyectable

Los tratamientos cosméticos inyectables son elegidos por muchas personas como una solución para reducir las arrugas faciales y lograr una piel más suave.

Con el tiempo, todas las áreas de la piel del cuerpo envejecen, y el daño se debe principalmente a la exposición excesiva al sol. Esta exposición a la luz del sol puede provocar arrugas faciales, flacidez, sequedad y manchas. El tabaquismo y los factores heredados también pueden contribuir.

Cada vez más, las personas recurren a tratamientos cosméticos y/o médicos para combatir las señales del envejecimiento. Los tratamientos disponibles van desde procedimientos quirúrgicos hasta técnicas de rejuvenecimiento como peelings químicos, dermoabrasión y rejuvenecimiento con láser. Otras opciones populares incluyen el uso de inyecciones de Botox y rellenos dérmicos inyectables.

Inyecciones de Botox

Botulinum Toxin Type A es una neurotoxina producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum. Pequeñas dosis inyectadas de la toxina paralizan y relajan los músculos de la cara, lo que finalmente hace que las arrugas y las arrugas del entrecejo sean menos obvias.

Por lo general, no se requiere anestesia local. La piel se limpia y el tratamiento se inyecta en las áreas de la cara donde se necesita. Cada área generalmente requiere varias inyecciones y el proceso toma alrededor de diez minutos.

Los efectos no se ven inmediatamente. El tratamiento tarda unos días en tener impacto y se logran efectos completos después de unas dos semanas. Estos efectos generalmente duran de cuatro a seis meses, después de los cuales se requieren más inyecciones para mantenerlos.

Rellenos dérmicos

Hay cuatro tipos principales de rellenos dérmicos inyectables, que incluyen grasa, colágeno, ácido hialurónico y portadores que contienen microesferas de otro material como el polimetilmetacrilato (PMMA). A continuación te los describimos con más detalle.

  • Inyecciones de grasa: Aquí, la grasa se toma de una parte del cuerpo del paciente, como las nalgas o el abdomen, y se reinyecta en las partes de la cara que han comenzado a perder grasa. Esto puede suavizar las arrugas y mejorar la plenitud facial. La grasa injertada necesita desarrollar su propio suministro de sangre para "tomar", en cuyo caso el injerto "florece" y se convierte en una parte permanente del tejido facial. Esto es mucho más efectivo que el uso de rellenos sintéticos, que a menudo requieren tratamientos de mantenimiento de relleno al menos una vez al año.
  • Inyecciones de colágeno: La segunda capa de piel que se encuentra debajo de la capa externa (epidermis) se llama dermis. La dermis se compone principalmente de una proteína llamada colágeno, una red de fibras que proporciona soporte para el crecimiento de células y vasos sanguíneos. El colágeno se puede inyectar en la cara para reducir los signos del envejecimiento, dar volumen a la cara y rellenar las cicatrices. Los resultados pueden durar hasta cuatro meses.
  • Ácido hialurónico (AH): El AH es una sustancia natural en el cuerpo humano que sirve como una red para la transferencia de nutrientes de la sangre a las células de la piel. Una vez que se inyecta en la piel, se comporta como un cojín inflado, que sostiene tejidos y estructuras en la cara que pueden haber perdido elasticidad o pérdida de volumen. Los efectos duran entre seis y nueve meses, después de los cuales se pueden mantener con tratamientos complementarios. Por lo general, se administran aproximadamente dos veces al año.
  • Hidroxiapatita de calcio: Este relleno se usa para tratar arrugas moderadas a severas. También se usa para que las mejillas se vean más llenas y suavizar otros contornos de la cara. El relleno está formado por pequeñas partículas de calcio suspendidas en un gel suave. Se informa que este relleno estimula la producción natural de colágeno. La hidroxiapatita de calcio es más gruesa que el relleno de AH y los resultados pueden durar hasta 12 meses.
  • Ácido poli-L-láctico: Se trata de un material sintético biodegradable que es absorbido gradualmente por el cuerpo. Es uno de los rellenos más gruesos y se usa para tratar líneas profundas que se desarrollan como resultado de la pérdida de colágeno. A medida que se absorben las micropartículas, estimulan la producción de colágeno, que reconstruye los filamentos de colágeno y restaura la estructura y el volumen de la piel facial. En promedio, los pacientes asisten a tres sesiones en el transcurso de unos pocos meses y los efectos suelen durar alrededor de dos años.
  • Metacrilato PMMA: Es una sustancia sintética y biocompatible que, después de la inyección, se deposita debajo de la piel donde brinda soporte. Los rellenos también contienen colágeno, ofreciendo un mayor soporte a la piel. Estos rellenos se componen de alrededor del 20% de microesferas de PMMA suspendidas en aproximadamente el 80% de gel de colágeno purificado. Unos meses después de que a una persona se le inyectan estos rellenos, el colágeno se descompone. Esto estimula al cuerpo a producir su propio colágeno nuevo como reemplazo. Los rellenos de PMMA generalmente se usan para tratar arrugas y pliegues medianos a profundos.