Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Tengo todo el tiempo del universo por Herta Laura

Siempre tenemos algún deseo y queremos que se haga realidad.

Pero no sabemos esperar a que todo llegue en el momento justo,
ni antes ni después.

Nos invade la ansiedad, el apuro,
y cuando aquello que deseamos no llega o se demora,
pensamos que algo no deja que se haga realidad,
o sentimos que la vida quiere castigarnos
negándonos aquello que anhelamos,
o que una fuerza poderosa y negativa
aleja de nosotros el bien y obstaculiza nuestra vida.

Tenemos el camino,
en el horizonte brilla aquello que deseamos
y nosotros corremos para tratar de alcanzarlo,
pero mientras lo hacemos
ponemos en el sendero todo lo que es negativo.

Entonces, en ese apuro,
tropezamos y tropezamos y cuando al fin
nuestro deseo se hace realidad nos decimos que:

"todo nos cuesta tanto"...
"llegar a la meta fue tan sacrificado"...

Y claro, no es para menos,
si en vez de ir caminando, aceleramos el paso,
si dejamos la paciencia olvidada en un costado del camino
y encima,
envueltos en nuestra propia angustia,
en lugar de darle luz a nuestro deseo
solo lo llenamos de miedo e incertidumbre.

Paciencia ... Es necesario tener paciencia.

Dejar que todo se cumpla
y se realice en el momento adecuado.

Tener fe y esperanza por sobre todo,
hace que nuestros deseos se llenen de energía positiva
y nos anima a creer en que todo es posible
y que así será.

Vida es una copa plena de felicidad,
pero nunca se te da llena.

Autora: Herta Laura