Empezar a hacer la lista de regalos de boda no es tan difícil si elegimos adecuadamente. En primer lugar hay que asegurarse de pedir cosas que realmente sean necesarias. Luego sí elegir elementos más secundarios como portarretratos o ceniceros.

También hay que tener en cuenta que los regalos del casamiento deben durar para siempre.

Piensen en los accesorios que necesitan al recibir invitados: paneras, bandejas, vasos, fuentes.

Las cosas que están de moda, pasan de moda. Es mejor optar por las cosas clásicas que se usan siempre: vajilla blanca, vasos y copas de vidrios transparentes, bandejas de plata, cubiertos buenos.

Asegúrense de elegir calidad y no cantidad. Las cosas buenas siempre duran más.

La vajilla blanca es ideal para combinarla con manteles, individuales, y cubiertos "de moda". Si por otro lado, les encanta un juego de vajilla con dibujos, los accesorios deben ser lisos y más sobrios.

Distintos juegos de vajilla pueden combinarse entre sí para producir distintas variaciones. Por lo que es bueno elegir un juego de vajilla liso y otro estampado, siempre en una misma gama para poder combinarlos entre sí.

Antes se utilizaban distintas clases de vajilla según la ocasión, como la porcelana. Ese hábito cambió. Ahora, eso no es necesario. Lo más importante es que tengan en cuenta su estilo de vida a la hora de elegir la vajilla, dado que ustedes son quienes más la van a usar.

No pongan en su lista una cantidad de vajilla tal que después no les entre en la cocina. Conviene medir el espacio que van a tener para guardar cosas y pedir de acuerdo a eso.

Es ideal tener al menos dos manteles para alternar según la ocasión.

Comparte este artículo!