Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Durante el mes de julio y agosto muchas familias disfrutan de unas merecidas vacaciones de descanso en la playa o en la montaña. En este sentido, cada persona tiene sus preferencias y la verdad es que a veces, es difícil sobrellevar el calor del tiempo estival.

Pues bien, los robos también son un fenómeno posible durante los meses de calor, y es que, precisamente cuando las casas se quedan vacías es cuando los amigos de lo ajeno aprovechan para robar. Por esta razón, debes tener ciertas precauciones. En primer lugar, conviene evitar que cuando te vayas de viaje se lo digas a todos los vecinos, es decir, intenta ser discreto. Por otra parte, merece la pena que dejes la llave de tu casa a una persona de tu total confianza para que pueda entrar a regar las plantas o también, simplemente, para comprobar que todo se encuentra en perfecto estado. Aprovechado este punto, puede levantar las persianas para producir un efecto de normalidad. Del mismo modo, también se recomienda que alguien pueda recoger todas las cartas de tu buzón porque un correo que acumula mucha correspondencia es señal de casa cerrada.

Cada vez son más las personas que optan por colocar una alarma de seguridad en casa para poder hacer frente a cualquier imprevisto. La verdad es que se trata de una excelente idea aunque también es verdad que necesitas contar con ciertos recursos económicos para poder llevarlo a cabo. Por otra parte, también merece la pena que apuestes por la calidad de la puerta de entrada y porque las cerrajas sean de total seguridad. Así será más difícil que los ladrones de lo ajeno puedan entrar en tu casa mientras tú estás disfrutando en la playa.

Disfruta de unas felices vacaciones, pero por supuesto, cuida también de tu hogar y de la seguridad en tu casa.