Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

mamografias, prevencion cancer de mama

El día 19 de Octubre fue el día contra el Cáncer de Mama, un tumor que sufren más de 63.000 personas al año, la gran mayoría mujeres.

El viernes pasado no me explayé como suelo hacer, solo puse una frase: "Hay caras que te lo dicen todo..." y la razón tiene que ver con este día que tanta relevancia tiene hoy en día.

Ese día, el viernes, estaba justamente en la sala de mamografías del Hospital de la Candelaria y al poco de llegar salía una mujer, supongo que de una ecografía de mamas y a la cual solo le faltaba ponerse a llorar, llorar de la felicidad de no tener nada, de poder decir, un año más... y de ahí que me ha dado por escribir estas líneas, sobre todo para esa gente que trabaja en los hospitales y que parece que nunca les pasa nada, que fueran robots y no tuvieran sentimientos, sensibilidad y que jamás les haya pasado un problema físico o una simple preocupación.

No es que entienda mucho sobre el tema, pero dos días teniendo que ir a la zona de mamografías y unos tantos mensajes por grupos de whatsapp, me han bastado para sacar algunas conclusiones.

Te dan hora para las 8, 8:30 de la mañana, cuando no empiezan hasta las 9:15 mínimo y de ahí en adelante pues a esperar lo que sea necesario. Cuando te toca, después de desplazarte quien sabe cuántos kilómetros para llegar al hospital y estar a saber cuánto esperando para que te atiendan, te vas. Te vas sin saber nada, bueno sí, te vas sabiendo que ahora estarás  tranquilamente dos meses esperando para saber si ha ido bien o no, tan solo con un "si no le llamamos es que  no hace falta nada más." ¡Con lo hipocondriacas que nos podemos poner con algo como esto y más si alguien tiene molestias! Pero con un "el cáncer de mamas no duele", se soluciona todo y así toca esperar los meses que hagan falta. En el caso de que los nervios no te dejen ni vivir, puedes pedir hora en tu médico y ver si por suerte ya tiene en el ordenador los datos para decirte que todo va bien.

¿Qué es lo que pasa? ¿Qué es lo más me sorprende de estos días y por lo que luego una persona es capaz de entender la cara y las ganas de llorar de esa persona que no conoce de nada y ve saliendo de la mamografía?

Por lo que me he enterado estos días, es muy, pero que muy común, que incluso hasta por un mechón de pelo cerca del pecho, que por el hecho de que muchas mujeres tienen las mamas densas, por muy pechos colgados que se tenga, hay zonas densas que la mamografía no es capaz de capturar y como se ve, que él que hace las mamografías es una absurda ignorante del tema, pues en vez de decirte que hay que repetirla porque no se ve bien, o que mejor espere fuera y ahorita le llaman para hacerle una ecografía de mamas, pues te mandan a casa sin más y a los días te llaman a tu casa para informarte que tienes que ir para hacer una ecografía...

No hace falta que les explique lo que se puede pasar por la cabeza de cualquiera en ese preciso momento y en el resto de minutos que le quedan para el día que le toca ir a volver para realizar la prueba. Nadie te dice por qué, nadie te dice que en principio todo está bien y simplemente hay que realizar una ecografía porque una zona no ha sido captada por la mamografía y hay que comprobar que esa zona también está bien... nada, ven y listo.

Vuelves otra vez a la sala de mamografías, nuevamente a esperar lo que sea, depende la suerte que tengas, porque si te dan hora a las 10:15, dan las 11 sin atenderte y luego de pronto... no sale nadie de ahí. Ni entra ni sale paciente. Media hora mínimo en lo que supongo, será el recreo de los empleados de la planta. Da igual que haya 20 personas que entran y salen de ahí, da igual que lleves esperando una hora desde tu cita, da igual incluso que te hagan ir de nuevo y los minutos de espera parezcan horas. Es el recreo y TODOS están en su descanso. Nada de mitad trabajando y mitad desayunando ni nada, se para el mundo y listo.

¿Cómo no va a salir esa mujer casi llorando después de que le dijeran que todo está bien? Después de llevar mínimo un día pensando que tiene algo malo porque le han vuelto a llamar para repetirle la prueba... la prueba de eso que nadie quiere nombrar y que arranca de la vida de miles de mujeres al año, una de esas partes de su cuerpo que vinculan a su preciada feminidad... ¿Cómo no va a salir esa mujer vaciando por completo sus pulmones con un suspiro infinito, sacándose de golpe toda la angustia que llevaba a saber cuánto ahí dentro por tan solo no saber hacer las cosas bien de golpe.

Las mamografías fallan, fallan muchísimo. Si tus senos son densos no llega a donde tiene que llegar, como ya dije, no depende del volumen del pecho, da igual que sea un perfecto busto o una teta pellejo, incluso por un simple mechón de pelo se puede generar confusiones.

Para esa mucha gente que con una mamografía no les basta, le hacen otra mamografía pero esta vez más intensa, apretando más tanto por los lados como de arriba hacia abajo y luego una ecografía y la pregunta es, ¿Si la ecografía es mucho más precisa, por qué no hacen a todo el mundo ecografía y se evitan problemas?

Supongo que porque una mamografía tardas más en desnudarte que en hacértela. En tres minutos estás fuera, mientras que la ecografía de mamas tarda más, y no hablemos de lo que facturarán por hacer cada una de las pruebas, como si los aparatos que tienen nuestros hospitales, fueran de alquiler...

En absolutamente todos los cánceres, la prevención es lo principal, es la prevención la que determinará la facilidad de cura, el tamaño y sobre todo, las probabilidades de sobrevivir. Hoy tenemos la suerte de que el cáncer de mama se cura en un 90% de los casos, pero hay cánceres como el de páncreas, donde tan solo el 2% sobrevive... y junto al de ovarios o el cáncer de pulmón, las pocas probabilidades de sobrevivir son principalmente porque no se detectan a tiempo.

Si el cáncer de pecho se previene con una simple ecografía, algo que tienen hasta los veterinarios, algo que tiene cualquier médico privado que tiene que pagarse la máquina de su propio bolsillo... ¿por qué razón no tiene como mínimo un ecógrafo cada centro? Un aparato que cuesta entre 3.000 y 5.000 € los portátiles. Es caro, ni comparación con otras máquinas, pero si resulta que comprarte unas gotas refrescantes para los ojos son 5€, unas pastillas para la garganta 6€ y cualquier cosa por muy mínima e irrisoria que parezca, cuesta incluso 30 € para arriba... ¿por qué en vez de hacer el negocio con los medicamentos, no lo hacen con las máquinas que venden a los centros de salud y que pagarán nuestros impuestos, teniendo consigo un mejor trato al paciente, evitando colas de meses, agilizando trámites no solo para los pechos, sino para muchos otros problemas directamente desde el centro de salud más cercano?

Se gastan miles de millones en crear hospitales y aeropuertos que nadie usa, que ni siquiera los acaban, pero luego no tienen ni un triste aparato que tan útil les vendría para multitud de consultas...

Claro que no hacen ecografía a todo el mundo aunque luego les toque volver para realizársela, si en vez de tardar 3 minutos se tarda 10... y por esa simple diferencia, se juega no solo con la vida de los ciudadanos, sino con el tema moral de las personas que cada día son llamadas para volver a esa sala, que mientras más lejos, mejor...

Solo como un dato más. ¿Por qué el 80% de los pacientes detectados de cáncer de páncreas es cuando el cáncer ya se ha extendido? ¿Por qué es pillado cuando solo te queda un 2% de probabilidades para vivir?

Eso tiene fácil respuesta. El sistema que se utilizaba hasta hace poco, era un sistema cuyo sentir era muy malo, las probabilidades de acierto era muy bajo y sobre todo que cada prueba cuesta 800€. Una prueba general de cáncer de páncreas cuesta 800€, así que ya podemos hacernos una idea de por qué cuando informan lo que pasa, ya es tarde, porque no interesa la vida en la medicina, sino el negocio.

Jack Thomas Andraka, un joven de 15 años, ganador del primer premio de la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología de 2012, elaborado por la empresa de los procesadores, Intel, ha sido capaz de crear un sensor que detecta el cáncer de páncreas, entre otros, en una etapa temprana, un 90% más preciso que los actuales, con un costo de tan solo 0,03€ el coste de la prueba, frente a esos 800€ que cobra sanidad y 168 veces más rápido. En tan solo 5 minutos es capaz de informar el estado del paciente, gracias a su vez, a ser 400 veces más sensible que los test actuales.

Tras escuchar a ese joven, cuando tan solo tenía 16 años, asombra que su queja principal sea que el problema que tuvo él, así como otros miles de "mentes brillantes" que hay por el mundo, es que por mucho internet que haya, acceder a la información, acceder al saber, a los artículos de ciencia, cueste infinitamente más para ver tan solo 11 hojas en folio, que lo que cuesta su test contra el cáncer de páncreas.

Y así nos va...

Te invitamos a que nos comentes las anécdotas que has tenido en hospitales y centros de salud sobre el tema o similar aquí debajo.

Feliz día!