Guía completa sobre el Embarazo y el Parto

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuidados consejos tips embarazo

En este artículo queremos darte recomendaciones alimentarias, hablarte sobre la importancia del ácido fólico y el yodo para el feto, también sobre los medicamentos, con los que hay que tener mucho cuidado, incluso con los que son de herboristerías. Y también se tocan otras temas cómo las vacunas, la Prevención de defectos congénitos en el feto, la Prevención de enfermedades infecciosas y otros puntos de interés en el embarazo.

Sigue todas estas recomendaciones para cuidarte y llevar un embarazo sano. 

Alimentación sana y equilibrada (Menos cantidad, más calidad): No necesitas hacer una dieta especial, pero no olvides que tu alimentación influye en el desarrollo y crecimiento del bebé.

Sigue una alimentación variada, que incluya todos los nutrientes, aquí te damos algunos consejos:

  • Frutas, hortalizas y verduras.
  • Alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (pan, pasta, arroces y patatas).
  • Alimentos ricos en fibras (pan integral, frutas y verduras y legumbres).
  • Proteínas (carnes, pescados, huevos, legumbres como alubias, garbanzos y lentejas).
  • Pescado (evitan consumir pescados de gran tamaño como pez espada, o emperador, atún rojo, cazón... por su alto contenido en mercurio)
  • Es recomendable que te guíes por la pirámide nutricional para elaborar tus menús diarios.
  • Limita los dulces, las chucherías, las conservas, los embutidos, el café, el té y las bebidas de cola.
  • Consume la leche pasteurizada o UHT y derivados (leche desnatada, yogurt y queso).
  • Evita el queso blando madurado tipo Camembert, Brie y el queso azul.
  • Prepara las comidas a la plancha, cocida, sin salsas y poco condimentadas.
  • Evita los fritos.
  • Lava muy bien las frutas y verduras.
  • Usa sal yodada, pero con moderación.
  • Come con frecuencia y evita pasar muchas horas sin comer.
  • Evita las comidas abundantes.
  • Si sigues una alimentación adecuada, no necesitas tomar suplementos de vitaminas, a excepción del ácido fólico que no te puede faltar.
  • El hierro y el yodo te lo recetarán si lo aconsejan los análisis, o el tipo de dieta que sigas.
  • La vitamina A puede ser teratógena (sustancia que puede provocar malformaciones en el embrión) y debes evitarla. Por esta razón, evita también el consumo de hígado y patés.
  • Evita comer alimentos crudos o poco hechos, (huevos, carnes, pescados, patés frescos y embutidos, así como leche y quesos no pasteurizados) para prevenir la toxoplasmosis y otras infecciones o parásitos. Para evitar problemas, cocina suficientemente estos alimentos, o congélalos más de 24 horas a -20 ºC.

El ácido fólico es una vitamina (B9) que puedes encontrar en los vegetales de hoja verde (espinaca, brécol, acelgas…) , Si lo tomas en una cantidad adecuada ayudarás a prevenir defectos en la formación del sistema nervioso del bebé. Aunque sigas una dieta equilibrada será necesario que tomes un suplemento para completar la cantidad necesaria.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cambios Físicos, Psíquicos y Emocionales Embarazo

La mayoría de los cambios que se producen son normales y necesarios para que el bebé se pueda desarrollar, aunque serán muchas las ocasiones en las que sufras molestias e incomodidades. Si no la sientes tampoco pasa nada, hay mujeres que no tienen ninguna molestia en todo el embarazo.

Vive tu embarazo con una actitud positiva y acepta los cambios con naturalidad, recuerda que tu cuerpo está preparado para ello.

Puedes sentir algunos de estos síntomas o molestias:

Náuseas, vómitos y problemas digestivos: Los vómitos y náuseas son síntomas habituales en el primer trimestre. La digestión se vuelve más lenta, y por eso es normal que notes pesadez, gases y estreñimiento. Cuando el útero crece empuja el estómago hacia arriba causando acidez con frecuencia.

Consejos:

  • Usa ropa holgada que no apriete tu cintura,
  • Realiza comidas frecuentes y poco abundantes.
  • Mastica bien y come despacio.
  • Después de comer reposa incorporada sin tumbarte del todo.
  • Procura comer los alimentos a temperatura ambiente.
  • Toma líquidos (agua y zumos naturales) entre horas y a sorbos.
  • Opta por la comida poco condimentada.
  • Si sufres náuseas matutinas prueba a tomar tostadas, galletas o cereales antes de levantarte de la cama.
  • En caso de estreñimiento consume alimentos que contengan fibra natural (pan integral, kiwis, cereales integrales, frutas y verduras) y bebe líquidos.
  • Realiza ejercicio moderado. Procura tener horarios regulares para ir al baño.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ejercicio posparto

Ejercicios para ponerse en forma después del parto

Para fortalecer los músculos y recuperar la forma es muy importante hacer ejercicio.

Siempre y cuando el médico no te diga lo contrario puedes comenzar con estos ejercicios un par de semanas después del parto.

Para fortalecer el abdomen: Ponte de espaldas y con las rodillas dobladas. Inspira poco a poco, ensanchando pecho y abdomen. Mete el vientre hacia adentro y ensancha las costillas. Exhala. Vuelve a meter el vientre y haz presión con las caderas sobre la cama o el suelo. Mantén la postura unos segundos, expulsa el aire y relájate. Repite diez veces el ejercicio completo.

Para la espalda y el vientre: Colócate de rodillas y con las manos apoyadas en el suelo. Levanta la cabeza y mira al techo, creando un hueco en la espalda y relajando los músculos de la caderas para acabar relajando la cabeza sobre los antebrazos. Repite tres veces.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ejercicios respiratorios embarazo y parto

Ejercicios respiratorios para hacer durante el embarazo y prepararse para el parto

Los ejercicios respiratorios suelen aprenderse en las clases de preparación al parto ya que respirar adecuadamente hace más llevadero el parto.

Puedes aprender cuatro formas de respirar que corresponden a las distintas fases del parto. Lo ideal es que practiques con tu pareja o persona de apoyo y que comiences al menos unas 8 semanas antes de la fecha prevista de parto.

Posturas adecuadas para practicar los ejercicios:

  1. Colócate tumbada de espaldas, con un almohadón o dos debajo de la cabeza y otro bajo las rodillas.
  2. Túmbate boca abajo, con la cabeza más baja que el abdomen. Debes poner almohadones bajo la cabeza, el vientre y las piernas.
  3. Siéntate en una silla, con las piernas relajadas y las rodillas dobladas.

Ejercicios respiratorios:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

controles tercer trimestre 

Controles en el tercer trimestre de embarazo:

Cuatro a cinco semanas antes de la fecha probable de parto, se puede realizar la toma de una muestra vaginal y/o rectal para determinar si eres portadora del estreptococo beta hemolítico, una bacteria que no te causará ningún problema pero hay que evitar que contamine al bebé en el momento del parto. Si la prueba da positivo te darán antibióticos para evitar esa infección.

También te harán análisis de sangre y orina para descartar anemia y presencia de infecciones urinarias.

Sobre la 28 semanas te repetirán las pruebas de grupo sanguíneo ABO, Rh y otros antígenos de la sangre de la madre, para prevenir la enfermedad hemolítica del recién nacido. Si resultas Rh D negativa también se deben ofrecer estas pruebas al padre biológico. Según los resultados, se estudiará tu compatibilidad sanguínea con la del feto y, en su caso, puede proponerse la administración de un suero con carácter preventivo a las 28 semanas, si eres Rh D negativa, salvo que el padre también sea RH D negativo.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 controles segundo trimestre

Controles en el segundo trimestre de embarazo:

Test de O’Sullivan: Es necesario hacer una prueba para detectar diabetes gestacional en este trimestre, especialmente en el caso de que tengas antecedentes familiares o factores de riesgo para padecer diabetes.  Se realiza entre las semanas 24 y 28.

Cultivo de orina: Para detectar infecciones asintomáticas, ya que en ocasiones estas infecciones son responsables de alteraciones en la madre y el feto. Suele hacerse en las semanas 15 a 16.

Análisis de sangre. Uno por trimestre

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Fases del Parto. Dilatación, Expulsión y Alumbramiento

El parto tiene diferentes fases que van indicando su avance:

Periodo de dilatación: Las contracciones tienen como misión ir ablandando el cuello del útero para que su longitud se vaya reduciendo o acortando. A esto se le llama borramiento. A continuación, se irá dilatando/abriendo hasta que alcance los 10 cm. de diámetro, llegando así a la dilatación completa.

Periodo expulsivo: Cuando estés completamente dilatada, empezará esta nueva fase en la que terminarás conociendo a tu bebé. Aquí la frecuencia e intensidad de las contracciones aumentará y te darán ganas de empujar. Una vez nazca el bebé, si no hay ningún problema, lo pondrán en contacto directo contigo, sobre el pecho y si es posible piel con piel, para favorecer el vínculo afectivo y su adaptación a la nueva vida. Disfruta de este increíble momento.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Factores que intervienen en el Parto, Signos y Síntomas parto

El parto es un proceso natural y dinámico que suele ocurrir entre las semanas 37 y 42, cuando el bebé ya está preparado para vivir fuera del útero.

Para que el parto pueda llevarse a cabo con normalidad es necesario que el bebé se coloque en una posición correcta y que las contracciones sean adecuadas en frecuencia, duración e intensidad permitiendo al bebé ir avanzando por el canal del parto.

Lo primero que suele ocurrir es la expulsión del tapón mucoso, sustancia espesa de color marrón o rosado que veces va manchado de sangre y otras es transparente. Su expulsión no siempre indica que el parto comienza, ya que muchas veces se desprende días antes.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo proteger y fortalecer el suelo pélvico en el embarazo

Cómo proteger y fortalecer el suelo pélvico en el embarazo

El suelo pélvico está formado por un grupo de músculos (perineo) situados en la parte inferior de la pelvis, limitados por los muslos y las nalgas formando su base. Le proporciona sostén a la zona baja del abdomen (útero, vejiga e intestino). Esta zona se puede contraer de forma voluntaria. Y si está flácido, acaba cediendo y desestabilizando la posición de los órganos que sostiene.

En el embarazo, la debilidad de estos músculos favorece la incontinencia urinaria de esfuerzo. Se producen escapes de orina al toser, al coger peso, etc.

Cuando estas embarazada y durante el parto, el suelo pélvico soporta una presión muy grande que puede lesionar y afectar su integridad. Por eso es muy importante que lo fortalezcas con ejercicios y que lo protejas, contrayendo la musculatura del periné cuando estornudes, cojas peso, etc.

Ejercicios de Kegel para fortalecer y tonificar la musculatura perineal.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Posturas correctas para evitar dolores y molestias en el embarazo

Posturas correctas para evitar dolores y molestias en el embarazo

El tener un buen tono muscular facilitará los movimientos y evitará o disminuirá muchas de las molestias causadas por el volumen y aumento de peso según vaya avanzando el embarazo.

Debes de tomar conciencia de tu propia postura siempre, cuando estés sentada, acostada, de pie o en movimiento. La posición ideal es la que tu decidas, siempre y cuando mantengas la columna estirada y los hombros relajados.

Recuerda que para mantener la columna erguida lo ideal es que uses zapatos que no sean ni de tacón alto ni totalmente plano.

Realiza ejercicio, y si no solías hacerlo, el embarazo es un buen momento para empezar.  Caminar, nadar, pilates, yoga... son los ejercicios más recomendables. Evita los que conlleven riesgo de lesión o que te cansen excesivamente.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

respiracion relajacion

Respiración y relajación en el embarazo

Respirar adecuadamente es fundamental para vivir, muchas veces respiramos mal o bloqueamos la respiración y eso interfiere en nuestra salud.

Durante el embarazo y el parto la respiración es muy importante, aquí te indicamos cómo adquirir una postura adecuada para respirar y relajarte:

La respiración puede ser:

  • Torácica: es superficial y sólo se mueve el pecho.
  • Abdominal: el aire entra de forma más profunda y solo se mueve el abdomen.
  • Completa: como si estuvieras inflando un globo, se va llenando poco a poco el interior de aire y luego se expulsa lentamente.

Es recomendable que dediques algunos ratos al día para practicar estos ejercicios respiratorios. Recuerda centrarte en la respiración, te ayudará a relajarte. Para adquirir una amplia respiración debes estirar la columna, asegúrate de hacerlo siempre.

Ejercicio práctico:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Cómo y qué comer durante el embarazo

La alimentación es uno de los primeros cuidados que le puedes aportar a tu hijo desde el comienzo de la gestación.

La alimentación que debes seguir tiene que ser variada y equilibrada para que cubra todas las necesidades nutricionales.

Qué debes comer y qué debes evitar durante el embarazo - Recomendaciones:

  • Mastica bien los alimentos. Come despacio.
  • Come con frecuencia, 5 veces al día. De esta forma previenes digestiones pesadas e hipoglucemias.
  • Reduce las cantidades. Evita los fritos, condimentos y picantes, grasas, dulces y bollería industrial y embutidos.
  • Cocina los alimentos al vapor, al horno o a la plancha.
  • Evita las bebidas alcohólicas y limita el consumo  de bebidas estimulantes: té, café, colas, cacaos.
  • Bebe al menos un litro y medio de agua al día.
  • Opta por zumos de frutas y verduras naturales.
  • En tu dieta diaria no debe faltar verdura, fruta, legumbres y cereales integrales (pan, pasta, arroz).
  • Utiliza sal yodada. (con moderación)

En el embarazo las necesidades de calcio, hierro y ácido fólico aumentan. Los alimentos donde puedes obtenerlos son:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

cuidados cambios recomendaciones

El cuerpo de la mujer embarazada va sufriendo cambios anatómicos y funcionales como adaptación al nuevo estado.

A pesar de todos los cambios que se producen durante el embarazo es muy importante conservar una actitud positiva y adoptar hábitos saludables para disfrutar del embarazo, del parto y de la posterior crianza del bebé.

Aquí enumeramos algunos cambios que se presentan con frecuencia durante la gestación y te damos algunas recomendaciones para cada caso:

Peso: Durante el embarazo el peso se irá incrementando, especialmente a partir del quinto mes. Lo normal es aumentar entre 9 y 12 kilos.

Es recomendable que sigas una dieta sana, variada y equilibrada, rica en frutas, verduras, legumbres y pescado. Reduce el consumo de grasas saturadas y evita los dulces.  Practica ejercicio de forma regular.

Piel: En el embarazo la pigmentación de algunas zonas aumenta y pueden aparecer manchas en la piel (areolas, pezones, cara, línea alba). También es muy frecuente que aparezcan estrías en el abdomen y las mamas por su rápido crecimiento.

Es necesario usar cremas con protección solar siempre que exista exposición al sol. Hidrata muy bien la piel dos veces al día (mañana y noche).

Evita ganar peso de forma brusca para evitar que la piel se someta a tensiones y dilataciones, que acaban en estrías.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

semanas meses trimestres

¿Quieres saber de cuánto tiempo estás embarazada? ¿Te haces un lío con las semanas y meses del embarazo?

Te contamos las equivalencias de los meses y semanas del embarazo y lo que entra en cada trimestre.

Si quieres saber lo que ocurre en cada mes, has clic en el que desees ver.

Primer trimestre (meses 1, 2 y 3 de embarazo) Desde la fecundación hasta las 13 semanas

El primer mes de embarazo abarca:

  • Semana 1
  • Semana 2
  • Semana 3
  • Semana 4

El segundo mes de embarazo abarca:

  • Semana 5
  • Semana 6
  • Semana 7
  • Semana 8

El tercer mes de embarazo abarca:

  • Semana 9
  • Semana 10
  • Semana 11
  • Semana 12
  • Semana 13

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

medición del pliegue nucal

En muchas ocasiones hemos comentado lo importante que es acudir al médico desde que la mujer se entere que está embarazada o sospeche que puede estarlo. Y si se está planificando un embarazo lo ideal es acudir al médico para comprobar que está todo bien o tomar las medidas necesarias para estarlo.

El embarazo necesita unos controles para asegurarse de que todo va bien y que no hay riesgos para la madre y el bebé. Así que desde que sepas o creas que puedes estar embarazada acude a tu centro de salud.

El médico y la matrona pedirán analítica y ecografía, te darán recomendaciones y programarán el seguimiento del embarazo.

El personal que atenderá el embarazo suele estar formado por médico de cabecera, ginecólogo/a, matrona, enfermeros/as. Depende del área sanitaria de cada lugar.

En la primera visita suele entregarse la Cartilla de la embarazada, en donde se recogen los datos más importantes del embarazo, parto y puerperio y de esta forma facilitar el seguimiento de la gestación para las visitas médicas a las que acudas. Por lo tanto, es recomendable que lleves la cartilla contigo en esos casos y cuando salgas de viaje.

Controles en el primer trimestre:

Análisis de sangre y orina:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

duracion embarazo

La duración de un embarazo normal es de aproximadamente 40 semanas contando desde el primer día de la última regla.

Desde el momento en que se unen el óvulo y el espermatozoide en la trompa de Falopio comienza el embarazo.

Una vez fecundado el huevo se va dividiendo y unos días después anida en el útero donde el embrión se desarrolla.

Fases del desarrollo del bebé:

  • Fase germinal, pre–embrionaria o de zigoto: desde que se produce la fecundación del huevo hasta que se implanta en la pared del útero y dura dos semanas.
  • Fase embrionaria: en esta etapa se forman los órganos y sistemas básicos. Esta fase dura hasta las 8 semanas cuando comienzan a formarse las primeras células óseas. El embrión mide unos 2 o 3 cms.
  • Fase fetal: desde la semana 9 hasta el parto y en esta fase el bebé crece, se desarrolla y madura. Cuando llegue la hora del parto el bebé medirá entre 48 y 52 cms y pesará entre 2,4 y 3,2 kgs. (medidas aproximadas)

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

desarrollo crecimiento fetal

Cada mes uno de los ovarios de la mujer liberan un óvulo hacia la trompa de falopio, si este no es fecundado unos días más tarde aparecerá la menstruación.

Después de la eyaculación los espermatozoides atraviesan la vagina y el útero y se dirigen hacia las trompas. Si la mujer está ovulando uno de estos espermatozoides podría entrar en el óvulo y fertilizarlo. De esta unión se formará el cigoto que irá creciendo y desarrollándose hasta convertirse en embrión y posteriormente en el feto. El desarrollo durará unas 40 semanas, en las que el bebé será alimentado y oxigenado en la placenta a través del cordón umbilical.

El sexo del bebé dependerá del cromosoma que contenga el espermatozoide fecundante. Si es X será niña y si es Y será niño.

El bebé estará listo para nacer a partir de las 37 semanas.

En este vídeo el bebé te cuenta cómo se va desarrollando y creciendo, hasta llegar al parto.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

consumo pescado embarazo

Recomendaciones para el consumo de pescado en embarazadas, y madres que amamantan en relación con la presencia de mercurio.

El pescado no puede faltar en la dieta de las mujeres embarazadas, ni en el periodo de lactancia. Los ácidos grasos omega-3 son muy importantes para el desarrollo del sistema nervioso central, el crecimiento del cerebro y el desarrollo de la vista del bebé, antes y después del nacimiento. Los pescados grasos como el salmón, la trucha, el arenque, los bocartes y las sardinas son una buena fuente de Omega-3.

Pero algunos pescados, especialmente los de gran tamaño, pueden contener cantidades muy altas de mercurio, que pueden afectar al desarrollo neuronal del feto.

¿Qué pescados se pueden comer en el embarazo? ¿Qué pescados no se deben comer en el embarazo?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), recomiendan:

Grupo 1 - consumir varias raciones a la semana

150 gramos por ración.