Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

vegetaciones

Adenoides o vegetaciones

Las adenoides o vegetaciones son ganglios linfáticos ubicados en la parte posterior de la garganta, detrás de la nariz. Los ganglios linfáticos forman parte del sistema linfático, que ayuda al sistema inmunológico a combatir las infecciones. Otros ganglios linfáticos se encuentran en muchos lugares, como el cuello, las axilas, el tórax, el abdomen y la ingle. Junto con las amígdalas, forman parte de la 'primera línea de defensa', que protege al cuerpo de las infecciones. Los gérmenes transportados por el aire a través de la nariz son filtrados y atrapados por los pelos y las mucosas en la nariz y luego la mayoría son destruidos por los anticuerpos y las células blancas producidas por las adenoides.

En los adultos, tanto las amígdalas como las adenoides se encogen. Sin embargo, pueden hincharse de nuevo con infecciones.

Las adenoides inflamadas pueden bloquear la nariz

Dado que las vegetaciones están constantemente en el camino de los gérmenes (microorganismos), las infecciones son comunes. Las adenoides infectadas se hinchan, lo que puede reducir el flujo de aire a través de la nariz. Los síntomas de las adenoides infectadas incluyen:

  • Respirar por la boca.
  • Ronquidos cuando se duerme.
  • Hablar con un sonido de 'nariz tapada'.
  • La incapacidad de pronunciar ciertas consonantes, incluyendo 'm' y 'n'.
  • Sequedad y dolor de garganta debido a la respiración por la boca (esto suele ser un problema por la mañana después de dormir con la boca abierta).
  • Moco amarillo o verde procedente de la nariz.

Complicaciones de las adenoides infectadas

Las infecciones de las vegetaciones pueden causar una variedad de complicaciones, que incluyen:

Infecciones del oído medio: las adenoides están justo al final de los tubos, desde el oído medio hasta la garganta (las trompas de Eustaquio). Las infecciones pueden extenderse hasta los oídos a partir de las adenoides y causar infecciones en el oído medio, que pueden afectar la audición.

las adenoides inflamadas bloquean las trompas de Eustaquio y evitan que la mucosidad normal, que se produce cada día en el oído medio, se drene. Una acumulación de mucosidad pegajosa interfiere con los movimientos de los huesos pequeños en el oído medio, lo que afecta la audición.

  • Sinusitis: las cavidades llenas de aire del cráneo también pueden infectarse.
  • Infecciones de tórax: las bacterias o los virus pueden infectar otros sitios, como los bronquios (bronquitis) o los pulmones (neumonía).
  • Vómitos: el niño puede tragar una gran cantidad de pus, generalmente de noche mientras duerme, que puede vomitar por la mañana.

Tratamiento para las adenoides infectadas

Lo que se hace para tratar las adenoides infectadas depende de si el niño está enfermo o no, y qué otros efectos están causando las adenoides infectadas. Por ejemplo, si un niño tiene una infección del oído medio o sinusitis, y las adenoides están inflamadas, el tratamiento tendrá como objetivo reducir el dolor en los oídos. Los antibióticos serán utilizados a menudo. Si estos tratamientos mejoran la salud del oído o los senos paranasales, generalmente también ayudarán a eliminar la infección en las adenoides. Es raro que las 'adenoides infectadas' sean la razón principal del tratamiento.

Su médico puede recomendar que se las extraigan (adenoidectomía) si:

  • Su hijo tiene infecciones de oído recurrentes que interfieren con el desarrollo del lenguaje.
  • Su hijo a menudo se encuentra mal.
  • Su hijo, o una persona mayor, tiene adenoides grandes que interfieren con la respiración, especialmente durante la noche.

Adenoidectomía

La cirugía para extirpar las vegetaciones se realiza bajo anestesia general. A menudo, las amígdalas se extraen al mismo tiempo, ya que las infecciones recurrentes tienden a afectar tanto a unas como a las otras. Las complicaciones postoperatorias pueden incluir vómitos, dificultades para tragar, dolor y sangrado.

Cosas para recordar

Las adenoides son ganglios linfáticos ubicados en la garganta detrás de la nariz.

Las adenoides o vegetaciones infectadas pueden causar otros problemas de salud, como infecciones del oído medio, sinusitis y dificultad para respirar, especialmente durante la noche.

Las adenoides infectadas rara vez se tratan por sí mismas. El tratamiento está determinado por los otros problemas de salud causados ​​por las adenoides infectadas.