Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

cepillarse los dientes, Higiene bucodental

Entre los 2 y 5 años han salido los 20 dientes temporales. Aunque sean provisionales, debe llevarse a cabo su limpieza e inculcar al niño o niña un hábito de salud que deberá mantener el resto de la vida.

Recomendaciones

Mantener una alimentación sana y evitar los hábitos nocivos. Las ensaladas, frutas, verduras, leche, alimentos ricos en calcio, vitaminas y otros minerales deben ser componentes habituales en la dieta diaria. Reducir el consumo de azúcar, no abusar de los caramelos, golosinas, chocolates, bollos y refrescos, ya que favorecen la aparición de caries.

Se debe procurar que deje el chupete si aún no lo ha hecho. Y no endulzarlos con azúcar, leche condensada o miel.

A partir de los 3 años, el niño o niña debe aprender a cepillarse sólo, haciéndolo 3 veces al día, preferentemente tras las comidas principales y antes de acostarse.

Utilizar cepillo infantil (cabezal de 1,5 cm.) con las cerdas de nylon y los bordes redondeados. Cambiar el cepillo cada tres meses.
Al principio debe cepillarse sin pasta. A partir de los 3 años podrá usar cremas infantiles del sabor que más le guste, evitando las que tengan efecto antisarro. El uso de colutorios con flúor se aplica a partir de los 6 años.

El niño o niña debe aprender la técnica correcta de cepillado de dientes y encías: cepillar todas las superficies de los dientes en sentido vertical, desde la encía hacia los dientes, con movimientos cortos (verticales en los dientes planos y rotatorios horizontales en los molares) y con suave presión para eliminar los restos de los alimentos, sin lesionar la encía. Cepillar también la lengua, el paladar, las paredes de la boca y la superficie dental inferior.

Si se detectan pieza con caries, hay que acudir al dentista. Las caries en la dentición transitoria producen dolor y pueden afectar a los dientes definitivos.