La infidelidad, el mantener una relación con un tercero fuera del matrimonio o de la relación formal, es uno de los episodios más dolorosos en la vida de dos personas y capaz de generar una crisis altamente destructiva. Recriminaciones mutuas, sensación de culpa en ambos cónyuges y una profunda sensación de desolación y fracaso caracterizan el momento en el que la infidelidad es revelada.

En Chile, una encuesta reveladora puso al país sobre aviso. El 48% por ciento de las mujeres había reconocido tener un amante durante su vida matrimonial y, en el caso de los hombres, la cifra aumenta al 67%. Las verdaderas tasas permanecen en secreto. Las infidelidades femeninas son mucho menos perdonadas y más sancionadas socialmente que las de los hombres. La fase de volver a confiar tiende a ser más extensa cuando son ellas las que enfrentan la infidelidad.

infidelidad

La antropóloga Laura Betzingen hizo un estudio sobre 160 poblaciones. El estudio sobre la infidelidad, sobre todo la cometida por la mujer reveló, que es la causa más definitiva y frecuente de ruptura del matrimonio. A pesar de que la fidelidad se considera un elemento indispensable de la vida en común, en el 72 por ciento de las 56 sociedades más importantes, los escarceos y deslices sexuales son frecuentes. Según un estudio realizado a principios de los noventa por el Instituto Kinsey de investigación sobre el sexo, el 37% de los hombres casados y el 29% de las mujeres de Estados Unidos habían tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, aventuras que se daban incluso en personas que aseguraban tener una relación estable y feliz. Sin embargo es muy difícil saber a ciencia cierta cuál es la incidencia de la infidelidad. Muy pocos son los que se atreven a confesar ese "pecado".

Dos elementos sin embargo son los más valorados para encontrar una razón a la infidelidad. El interés por la novedad es uno de ellos. Existen personas que valoran especialmente la conquista, para los que el terreno conquistado deja de tener valor y sienten la necesidad imperiosa de un nuevo objetivo. En ellas prevalece la búsqueda de aventura y la excitación de la conquista sobre la estabilidad que aporta un proyecto en común; de ahí que cuando cae la pasión que acompaña a las primeras fases del enamoramiento, la relación ya no les interese. Hay personas que buscan la novedad de forma compulsiva, en ocasiones esta conducta esconde un miedo a la intimidad.

Las relaciones íntimas son un ingrediente muy importante para muchas personas y cuando en su vida en pareja disminuye el interés, el efecto puede ser devastador. En ocasiones estas personas mantienen relaciones extra pareja y según ellas estas relaciones les ayudan a mantener su vida en pareja al compensar su interés sexual.

Infidelidad en Internet

Internet da pistas sobre cómo ser infiel o evitarlo, pero también ofrece los medios para no ser descubierto. La Red se ha convertido en un aliado de los infieles, de aquellos hombres y mujeres que quieren traicionar a sus esposas y maridos y prefieren tener un fin de semana ardiente con un amante sin levantar la más mínima sospecha.

Private Affairs (líos privados) es un servicio dirigido a casados que desean tener un "discreto rollo" con una persona distinta a su cónyuge. Los aspirantes deben rellenar un formulario anónimo que se incluirá en una base de datos de infieles encubiertos. Infidlity.com ofrece un servicio para que los engañados desahoguen sus penas, busquen asistencia, comprensión y ayuda de personas que han sufrido con anterioridad la infidelidad.

Ace-alibi, crea la coartada perfecta incluyendo invitaciones falsas y telefonistas que siempre están para contestar a las preguntas para que el desliz no sea descubierto. Ace-alibi ofrece un servicio internacional para europeos y norteamericanos que deseen ser unos infieles silenciosos. Por algo más de 24 € este portal idea e inventa una historia perfecta para que el marido o la esposa no sospechen nada. Carta de invitación al señor X a un Congreso en la Academia o una llamada de un socio de la sucursal de otra ciudad convocando a la señora Y a una reunión son algunas de las estratagemas que esta dirección proporciona para conseguir una coartada más verosímil.

Comparte este artículo!