Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Úlceras de la boca

Una úlcera de la boca es una lesión de la capa externa o mucosa que descubre el tejido que hay debajo. Las úlceras más comunes son las aftas, cuya causa es desconocida, y las úlceras traumáticas, que suelen derivarse de una herida en la mucosa bucal causada por prótesis dentales, cepillos dentales, por la ingestión de bebidas o alimentos excesivamente calientes, o por mordeduras en la pared de la boca o en la lengua.

Se suelen percibir las úlceras al introducir en la boca elementos ácidos o muy picantes, ya que las mucosas se irritan. Habitualmente, las úlceras de la boca se suelen curar por sí solas, a no ser que se produzcan debido a alguna enfermedad de la boca (caries, dentadura áspera, etc.); entonces se debe consultar al especialista y será él quien nos dé el diagnostico.
Existen en el mercado farmacéutico tratamientos que alivian el dolor y adelantan la curación de las llagas, del mismo modo que aplicar agua ligeramente salada y tibia alivia el dolor.

Úlceras pépticas ó úlceras gastroduodenales

Estas úlceras no se sabe con exactitud cuáles son las causas que las originan, aunque está demostrado que suelen aparecer cuando hay síntomas de estrés, también hereditarios y a veces con la ingestión de ciertos fármacos.

La úlcera péptica es la que afecta la membrana mucosa del estómago o del duodeno. Hoy en día estas úlceras se tratan con antibióticos; y, haciendo un poco de reposo después de cada comida; no fumando, puesto que, como ya es sabido, el tabaco hace que se produzcan muchos más ácidos gástricos; además tendremos que cuidar nuestra alimentación y no comer ni muy condimentado, ni muy picante y también deberemos evitar el consumo de bebidas alcohólicas.

El síntoma más habitual es el dolor de estómago, normalmente inmediatamente después de lascomidas, aunque también puede aparecer después de varias horas. Otro síntoma es la pérdida del apetito con la consiguiente pérdida de peso. Las úlceras gástricas pueden producir una hemorragia de estómago con lo cual, si no se tratan a tiempo, pueden resultar peligrosas hasta el punto de derivar en un cáncer de estómago.

La mayoría de estas úlceras, con un tratamiento adecuado, suelen remitir, aunque otras necesitan de una operación de estómago donde se extirpa la parte afectada.

Úlceras duodenales

Son, como la palabra indica, las que afectan al duodeno, que es la parte del intestino que comunica el estómago con el resto del aparato digestivo.

El cuadro que presentan estas úlceras cursa con bastante dolor, aunque, sin embargo, son menos peligrosas que las úlceras de estómago. Suele aparecer el dolor varias horas después de haber ingerido una comida y, normalmente, con unas pastillas antiácidas suele desaparecer. Sin embargo, para estas úlceras de duodeno rara vez son necesarias las intervenciones quirúrgicas, simplemente con dejar algunos hábitos como puede ser el fumar y el ingerir alcohol, suelen desaparecer.

Úlceras de decúbito

Estas úlceras de decúbito, también llamadas de presión o llagas en la piel, como las conocemos de forma habitual, se producen por la presión prolongada en una misma zona. Por lo tanto, es una patología habitual en los enfermos que no pueden moverse y se presenta en las zonas de presión, como pueden ser talones, pantorrillas, codos, o en la zona sacra. Estas llagas comienzan con un enrojecimiento de la zona de presión y terminan formándose ampollas que, si van a más, pueden supurar una sustancia sanguinolenta, además de provocar pérdidas de piel.

Las úlceras de presión solamente se las puede aliviar con paciencia y perseverancia, pues se trata de mover, muy a menudo, al enfermo de posición, tener la cama limpia y seca, las sabanas sin arrugas, y mantener la piel del enfermo muy, muy seca. Además, si el paciente sigue una dieta rica en proteínas, vitaminas y minerales puede facilitar el alivio y la mejora de estas úlceras.