Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Recomendaciones y consejos que debes tener en cuenta si estás pensando hacerte un tatuaje o piercing

Tatuaje y piercing

TATUAJE: consiste en el grabado de dibujos en la piel humana, mediante la introducción de materias colorantes bajo la epidermis.

PIERCING O ANILLADO: perforación de cualquier parte del cuerpo, con la finalidad de prender objetos metálicos o de otros materiales.

La realización de un tatuaje o de un piercing puede modificar la piel de por vida y no está exenta de riesgos para la salud.

Aunque existen nuevas técnicas para eliminar los tatuajes permanentes, no siempre dan el resultado deseado.

Si tomas alguna medicación o si padeces alguna enfermedad o trastorno, debes consultar a tu médico.

Según la zona del cuerpo que elijas, existen diferentes riesgos y complicaciones.

Debes firmar un consentimiento informado. Léelo detenidamente porque contiene información importante para ti.

El local tiene que disponer de licencia municipal para esta actividad y estar inscrito en el registro existente para estos establecimientos.

Existe legislación que regula estos centros y a los profesionales que trabajan en ellos, estableciendo los medios y condiciones higiénico-sanitarias que han de cumplir.

Riesgos al hacerse Tatuaje y piercing

De contraer una enfermedad transmisible (hepatitis, sida) si las técnicas de tatuaje y/o anillado, se realizan sin las debidas condiciones higiénicosanitarias.

De infección, si cualquiera de las técnicas citadas no se realiza de forma segura e higiénica o si no cuidas la herida adecuadamente hasta su cicatrización.

De sufrir desgarros o lesiones en vasos sanguíneos y nervios, con la consiguiente hemorragia o pérdida de sensibilidad.

De  padecer alergia a las tintas, a los desinfectantes usados y a los metales de las joyas (incluso una vez cicatrizada la perforación).

De rotura dental.

De cicatrices antiestéticas.

Si ya has decidido hacerte un Tatuaje o piercing comprueba que...

Antes de hacerte la técnica te hayan informado (de manera comprensible y por escrito) de los pormenores, sus eventuales  riesgos, complicaciones que puedan surgir, cuidados posteriores y condiciones de reversibilidad.

El personal vista ropa y calzado de uso exclusivo para el trabajo y esté limpia.

El profesional utilice guantes de tipo quirúrgico, estériles y de un sólo uso.

La sala donde se realiza la práctica sólo se utilice para este fin.

Los utensilios y materiales que atraviesen o penetren la piel, mucosas u otros tejidos, estén estériles, sean de un sólo uso y estén empaquetados individualmente.

Los sillones y camillas donde realicen las prácticas estén en adecuadas condiciones higiénicas y cubiertas por protectores de uso individual (cuando la técnica requiera contacto directo del cuerpo con el mobiliario)

El material del piercing sea de acero quirúrgico o de oro de al menos 14 quilates o de titanio. Esté empaquetado individualmente y esterilizado. Exige que lo desempaqueten en tu presencia.

La tinta usada en el tatuaje esté autorizada por Sanidad, que la abran para ti, la coloquen en pocillos empaquetados individualmente y esterilizados. 

Te den una factura; te será útil en el caso de una reclamación.

RECUERDA:

MEDITA la decisión. No te dejes llevar por modas o impulsos.

EVITA zonas del cuerpo de mayor riesgo o que pueden interferir en un futuro en técnicas médicas.

ELIGE un establecimiento con garantía y profesionales cualificados.

CUIDA correctamente la herida hasta su cicatrización. Sigue los consejos que te den en el centro.

ACUDE al médico ante cualquier complicación o síntoma que te surja (fiebre, hinchazón, enrojecimiento, etc.).

Fuente: MadridSalud